martes , 23 abril 2019 Impresion Pyme
  • Brother MFC-L3770CDW, una láser todoterreno

    Brother actualiza una de sus impresoras estrella con un nuevo sistema láser que destaca por el equilibrio entre características, rendimiento y precio. La Brother MFC-L3770CDW es una máquina ideal para pymes que buscan una solución completa, con un coste por copia contenido y la conectividad más completa.

    La firma japonesa no es muy dada a alardes estéticos y suele priorizar la practicidad sobre cualquier otro factor, pero es justo reconocer el esfuerzo realizado con la nueva MFC-L3770CDW. Realizada en plásticos de alta calidad y con refuerzos metálicos en zonas tan sensibles como las bandejas de papel, bisagras o el panel de conexiónes, la máquina puede presumir de una excelente calidad de construcción.

    Antes de continuar, echemos un vistazo a las características técnicas más importantes de esta propuesta:

    • Multifunción láser color, formato hasta A4
    • 410 (An) x 509 (F) x 414 (Al) mm / 24,5 kilos
    • Resolución máxima 2.400 x 600ppm
    • Velocidad hasta 24 ppm en color
    • Impresora, copiadora, escáner y fax
    • PCL6, BR-Script3
    • Doble cara automática en todas las funciones
    • Impresión y escaneado directos a través de USB
    • Bandeja multipropósito de 30 hojas
    • Ethernet, WiFi, Wi-Fi Direct y NFC. Conexión móvil y Cloud
    • Recomendada para ciclos de impresión de hasta 1.500 copias al mes.

    Una de las funciones clave de la MFC-L3770CDW es la doble cara automática en todas sus funciones. En empresas grandes flujo de trabajo, esta característica es clave para aumentar la productividad y reducir tiempos y costes.

    Con velocidades de impresión de hasta 24 páginas por minuto, Brother ha trabajado mucho en reducir el tiempo de primera impresión y dejarlo en solo 14 segundos. En la práctica, estamos ante una máquina rápida y versátil para el entorno al que va dirigida, donde puede lidiar sin problemas con unas 1500 impresiones al mes de media recomendada.

    Consciente de que las empresas quieren la máxima flexibilidad, Brother ha aumentado el gramaje admitido por la máquina hasta los 163 gr/m2, para poder afrontar trabajos sobre folletos o cartulinas sin problemas. En la misma línea va el cambio del sistema de alimentación manual por un multipropósito con capacidad para 30 hojas, que combinado con las bandejas tradicionales dota de más versatilidad al conjunto.

    La Brother MFC-L3770CDW incorpora una pantalla táctil de 9,3 centímetros, compacta pero muy útil para cumplir con su misión: independizar la máquina del PC. Gracias a un sistema operativo sencillo y rápido, cualquier usuario puede realizar tareas rápidas como fotocopias o escaneos a un correo sin complicaciones.

    Otra variable importante a la hora de “liberar” a la impresora es su conectividad móvil. La tecnología NFC permite imprimir con solo acercar un smartphone compatible y la app dedicada Brother iPrint&Scan es ya todo un ecosistema que permite no solo aprovechar la impresora, sino conectarla con servicios tan habituales como Dropbox, Evernote, Google Drive o OneDrive. De nuevo, el clásico Ethernet y el PC son, simplemente, una opción más.

    En entornos profesionales el coste por página es una variable clave que, en muchas ocasiones, resulta determinante a la hora de elegir una impresora u otra. Brother ha reducir la capacidad de sus tóners con el objetivo de acercar precios a la competencia, elevando ligeramente el coste por página. El objetivo es no despistar a los usuarios que se limitan a ver solo el coste del consumible, y no el precio por copia.

    No obstante, la compañía puede presumir de precios muy competitivos que se vuelven todavía más con las opciones XL y los pack de ahorro. Podemos imprimir hasta 3000 páginas por unos 90 euros (tóner negro) y 2.300 a todo colos por algo más de 105 euros (tóner de color). Para mantener el coste bajo control a lo largo de toda la vida útil de la máquina, Brother destaca que el nuevo tampoco soporta hasta 18.000 impresiones, 3.000 más que su predecesor.

    Conclusiones

    Brother vuelve a demostrar su experiencia con un producto muy enfocado, que apuesta por resolver los problemas reales a los que se enfrentan las empresas y aporta novedades, manteniendo costes bajo control.

    Por unos 470 euros la compañía japonesa ofrece una de las máquinas más completas de su categoría, que combina un rendimiento realmente bueno con una construcción hecha para durar, una conectividad sobresaliente y todos los detalles que ya conocemos de la marca: la apuesta por el silencio, un software sólido y una excelente política de precios en consumibles.

    En el lado positivo sus prestaciones, las mejoras en cuanto a manejo de papel, el esfuerzo por hacer una máquina silenciosa y la apuesta por la conectividad. Como es habitual, echamos de menos un punto de calidad más en impresión de gráficos y fotografías, si bien es evidente que no debe ser su función principal y no sería justo tenerlo en cuenta en la valoración final. Excelente máquina y muy recomendable.

    recomendado

    También te gustará

    Microsoft baja el precio del Surface Book 2

    El Surface Book 2 es un portátil que destaca por ofrecer un diseño único y una …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.