viernes , 20 septiembre 2019 Impresion Pyme
  • Qué es un falso autónomo y ejemplos recientes

    Falsos autónomos

    Entendemos por falso autónomo a la figura desarrollada por algunas empresas para ahorrar costes. A través de la misma, los trabajadores están inscritos en el Régimen Especial para los Trabajadores Autónomos (RETA) pero trabajan para la empresa como si fueran empleados por cuenta ajena.

    Tienen esta denominación porque están en una situación falsa, ya que no son propiamente autónomos puesto que no gozan de autonomía en su trabajo sino que dependen directamente de las directrices del empresario o del jefe correspondiente.

    Los falsos autónomos aumentaron considerablemente a partir de la crisis ya que, por desgracia, ha sido una técnica bastante habitual por parte de algunas empresas para reducir los costes de la plantilla. Naturalmente, está considerada una práctica ilegal ya que se pretende evadir a la Seguridad Social no abonando las cotizaciones de los trabajadores.

    Se calcula que casi 300.000 profesionales que trabajan por cuenta propia en España son falsos autónomos. La inspección de trabajo ya ha realizado 12.000 controles para detectar este fraude laboral y ponerle remedio.

    Desventajas

    Las desventajas para el falso autónomo son más que evidentes puesto que tiene que darse de alta en la Seguridad Social, y costeárselo él mismo, con la obligación de costearse el IVA y en muchas ocasiones, si no posee los conocimientos suficientes debe contratar también a un asesor para que le ayude a llevar las cuentas.

    Además, al trabajador no se le aplicará el Estatuto de los Trabajadores, es decir, no tiene derecho a vacaciones pagadas, ni a un salario mínimo, ni a permisos retribuidos, ni la posibilidad de reducciones de jornada por conciliación familiar y otras situaciones reguladas por convenio colectivo.

    Tiene mucho más complicado conseguir prestaciones por desempleo, así como el acceso a la jubilación. Además, las prestaciones sobre incapacidad temporal o incapacidad permanente también serán en función de su cotización y por lo tanto inferiores a las de sus compañeros que están en plantilla en un régimen habitual.

    Tampoco podrá solicitar indemnizaciones o plazos de preaviso, salvo pacto expreso. Lo mismo ocurre cuando pueda enfermar o cuando necesite tomarse algún día u horas libres por cualquier motivo. Por supuesto, también sale perjudicado en casos de maternidad o paternidad y en otro tipo de situaciones en las que necesite ejercitar buena parte de sus derechos laborales.

    Habitualmente, la persona que trabaja como falso autónomo se ve obligado a desarrollar su profesión en estas condiciones y, en ocasiones, dependiendo de la situación del mercado laboral, su situación puede alargarse bastante en el tiempo.

    Posibles denuncias

    Si un trabajador se encuentra en una situación de falso autónomo y quiere denunciarlo tiene varias opciones. La primera es hacerlo ante una Inspección de Trabajo siempre y cuando siga prestando sus servicios para dicha empresa.

    Por otro lado, el empleado en este caso por cuenta propia, tiene la opción de acudir a los Juzgados de lo Social para solicitar que un juez o magistrado le reconozca la laboralidad de la relación. En caso de haberse procedido a la rescisión del contrato por parte de la empresa no está todo perdido ya que el trabajador puede ejercitar una reclamación sobre la existencia del despido y exija reconocer la existencia previa de una relación laboral.

    Glovo

    Casos recientes

    Debido a que la existencia de falsos autónomos está bastante extendida hoy en día, han salido a la palestra bastantes casos recientes de denuncias debido a que en diferentes empresas había muchos trabajadores en estas condiciones.

    En febrero, el Juzgado de lo Social número 33 de Madrid declaró que un repartidor de Glovo es un falso autónomo. Era la primera vez que un juzgado reconocía la relación laboral entre la empresa de reparto y sus trabajadores. Todo se destapó a raíz de una demanda de un repartidor por haber participado en una huelga espontánea en septiembre de 2018 por parte de los trabajadores de Glovo para reivindicar mejoras en sus condiciones de trabajo.

    El texto de la sentencia recoge las circunstancias y condiciones en las que se presta el servicio de reparto en Glovo, analiza la nueva realidad de la actividad productiva a través de las nuevas tecnologías y plataformas digitales.

    Además, Inspección de Trabajo considera que los repartidores de Glovo en Madrid son falsos autónomos y los está dando de alta de oficio como trabajadores por cuenta ajena en la Seguridad Social.

    Recientemente, el Ministerio de Trabajo ha detectado un total de 18.851 falsos autónomos. Según los datos publicados en los Resultados del Plan Director por un Trabajo Digno, ya se ha procedido a su regulación por parte de la Seguridad Social.

    Desde que hubo cambio de gobierno, la Inspección de Trabajo tuvo que realizar un total de 9.842 actuaciones. El Ministerio de Trabajo ha recalcado el importante número de regularizaciones llevadas a cabo en el sector cárnico, donde se detectaron 11.978 falsos autónomos.

    Especialmente sonado en el sector cárnico, aunque quizás a nivel más regional que nacional, ha sido el caso de la compañía leonesa Embutidos Rodríguez, que se ha visto obligada a admitir como empleados por cuenta ajena entre abril y junio a más de sesenta trabajadores. Lo hace a través de la empresa Elaboradores de Productos Cárnicos León, creada cien por cien con capital de la compañía cárnica.

    Situación similar tuvo lugar en Valencia, donde los 250 falsos autónomos de Mercavalencia terminaron siendo asumidos por una nueva empresa cárnica, concretamente los empleados de la sala de despiece. Hay que tener en cuenta que Mercavalencia es una empresa semipública participada por el Ayuntamiento de Valencia (51%) y la mercantil privada Mercasa (49%). Esta última se hará cargo del personal del matadero.

    Lo cierto es que la situación de falsos autónomos se extiende por todos los sectores, incluso en el sanitario. En Sevilla, recientemente ha habido concentraciones de trabajadores del Hospital de Fátima para denunciar que en este centro privado hay casi 60 empleados  que llevan mucho tiempo en estas condiciones. La situación afecta especialmente a enfermería y a las matronas.

    También te gustará

    Windows Defender da problemas tras las últimas actualizaciones de Windows 10

    Microsoft ha confirmado que con la llegada de las últimas actualizaciones acumulativas a Windows 10 …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.