martes , 21 mayo 2019 Impresion Pyme
  • Cuál es la diferencia entre crédito a tasa de interés fija y uno a tasa variable

    Tasas de interés

    A nivel financiero podemos acceder a dos tipos de créditos diferentes, uno es a tasa de interés fija y el otro a tasa de interés variable. En primer lugar, hay que definir lo que es un crédito. Este consiste en una operación financiera en la que una persona o entidad bancaria en la mayoría de los casos, que viene a ser el acreedor, realiza un préstamo por una cantidad determinada de dinero a otra persona, considerada el deudor. Y en la que este último, se compromete a devolver la cantidad solicitada (además del pago de los intereses devengados, seguros y costos asociados si los hubiere) en el tiempo o plazo definido de acuerdo a las condiciones establecidas para dicho préstamo. Vamos a centrarnos en el caso de los préstamos hipotecarios, por lo tanto, en las diferencias existentes entre los créditos a tasa de interés fija y a tasa variable.

    Crédito a tasa de interés fija

    El crédito a tasa de interés fija o asegurada a nivel hipotecario significa que su tasa de interés no cambiará entre la oferta y el cierre, siempre que se formalice el cierre en el plazo estipulado y no se modifique su solicitud. Es decir, con este tipo de tasa de interés estamos evitando la variación del precio ya que dichas tasas son cambiantes, tanto a diario como prácticamente cada hora.

    Una tasa de interés fija es un tipo de interés sobre un pasivo o deuda, tal como una hipoteca o un préstamo, que permanece igual (fijo) durante todo o parte del plazo del endeudamiento.

    No obstante, una tasa de interés fijada podría variar solo en algunas causas excepcionales. Ocurre si decidimos cambiar el tipo de préstamo o el monto del pago inicial, si la tasación de la vivienda que deseamos comprar fue mayor o menor de lo esperado o si el prestamista no pudo documentar sus ingresos por horas extraordinarias trabajadas u otros conceptos.

    La tasa de interés fijo es la tasa acordada en el contrato que establece la rentabilidad de los ahorros o el costo de un crédito o hipoteca. Se expresa generalmente como un porcentaje. La aplicación de interés fijo supone que el interés se calcula aplicando un tipo único o estable (un mismo porcentaje sobre el capital) durante todo lo que dura el préstamo o el depósito. A diferencia del interés variable, la tasa de interés fijo no se modifica a lo largo del tiempo.

    Es decir, es un tipo de tasa que se mantiene constante durante todo el plazo del crédito hipotecario. Esta situación implica que el dividendo  será siempre el mismo.

    Por ejemplo, si decidimos que el dividendo final (incluyendo los seguros) de nuestro crédito será de 20, entonces cada mes pagaremos esos 20 durante todos los años del crédito.

    Crédito a tasa de interés variable

    En la aplicación de interés variable, ya sea en operaciones financieras, económicas o hipotecarias, el tipo de interés (el porcentaje sobre el capital aplicado) va cambiando a lo largo del tiempo. El tipo de interés variable que se aplica en cada periodo de tiempo consta de dos cifras o tipos y es el resultado de la suma de ambos: un índice o tipo de interés de referencia y un porcentaje o margen diferencial.

    Es decir, la tasa variable es aquella donde los pagos por la deuda o pasivo varían, al alza o a la baja, dependiendo de las condiciones del mercado financiero y por lo general, están representadas a través de una tasa de interés de referencia.

    Tal y como asegura Expansión, es un préstamo en el que el valor concreto del tipo de interés que le resulta de aplicación no permanece constante a lo largo del tiempo, sino que varía en función de la evolución de un índice o referencia conocido por las partes y que se revisa cada período de tiempo acordado por éstas.

    Tasa de interés variable

    El diario económico establece tres tipos diferentes de características en los préstamos a tipos de interés variable.

    a) El prestatario no conoce desde el momento de la firma o formalización del préstamo el importe total de intereses que deberá abonar, y la Entidad Financiera que lo concede tampoco conocerá la cuantía total que ingresará por intereses derivados del préstamo.

    Esta es la causa por la que cuando se formaliza un préstamo a tipo de interés variable el cuadro de pagos que se incluye en el contrato no refleja todas las cuotas a pagar, puesto que se desconoce el tipo de interés a aplicar a partir de determinada fecha, que será el que corresponda en función del índice de referencia pactado por las partes.

    b) El tipo de interés de estos préstamos no se establece en forma de un porcentaje o tasa fija (3%, 4%, 8%) sino que se conecta con un índice o referencia (por ejemplo, el Euribor a 1 año) al que, como se indicará más adelante, suele sumarse un margen.

    Es importante señalar que en ocasiones se fijan suelos o techos  fijos a la variación de la referencia:

    Suelo: tipo fijo que se tomará como valor de la referencia siempre que el valor real de la misma sea menor. Por ejemplo: Préstamo referenciado al Euribor a 1 año más un 0,75 y un suelo de un 3%. Ello quiere decir que aunque cuando corresponda revisar el tipo de interés de la operación, el Euribor a 1 año esté por debajo del 3%, siempre se aplicará el 3% más el margen correspondiente.

    Techo: la aplicación de un techo es menos frecuente y constituye el tipo que se aplicará como tope siempre que corresponda revisar el préstamo y el valor de la referencia sea superior. Por ejemplo: Préstamo referenciado al Euribor a 1 año más un 0,75 y un techo del 9%. Ello quiere decir que aunque cuando corresponda revisar el tipo de interés de la operación, el Euribor a 1 año esté por encima del 9%, siempre se aplicará al préstamo el 9% más el margen correspondiente.

    c) El valor concreto de ese índice o referencia se revisa cada período de tiempo pactado (por ejemplo, cada 6 meses) para poder calcular el importe exacto de los intereses a pagar durante ese período y hasta la siguiente revisión de la referencia.

     

    También te gustará

    Microsoft prepara sus dispositivos Surface para Windows 10 May 2019 Update

    El lanzamiento de Windows 10 May 2019 Update está a la vuelta de la esquina. …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.