lunes , 14 octubre 2019 Impresion Pyme
  • La española Happy Box es la primera empresa delivery que utiliza inteligencia artificial y chatbots en sus envíos

    La startup española Happy Box es la primera empresa delivery del sector que apuesta de lleno por el uso de inteligencia artificial y la implantación de un chatbot en su sistema de entregas para mejorar la comunicación directa con el usuario final en la última milla.

    Uno de los principales problemas del sector al que se enfrentan las empresas que realizan envíos a clientes, detectados por la startup malagueña, es el momento de la entrega del producto: lo que en el sector se conoce como la última milla. Happy Box nace con la intención de resolver estos problemas con la aplicación de tecnología, concretamente el uso de inteligencia artificial aplicada al delivery.

    Happy Box detectó graves problemas en los modelos actuales de entrega de última milla que define como no sostenibles debido en especial a la falta de automatización, la complejidad logística, los elevados costes y las entregas fallidas.

    De hecho, según datos extraídos por la empresa española, el 34% de las incidencias en los envíos están relacionadas con las entregas en la última milla sin que el cliente final pueda hacer nada por solventarlo. El 90% de estas entregas fallidas es por la ausencia del cliente. Un problema que sin duda afecta a la experiencia del consumidor y genera grandes pérdidas a las empresas que realizan el envío.

    Por otro lado, el consumidor final cada vez es más exigente y pide no solo un servicio de entregas gratuitas sino un mayor control y flexibilidad de tiempo así como mejores sistemas de comunicación con la empresa de entrega.

    En este sentido Happy Box resuelve estos problemas implantando un sistema de inteligencia artificial que permita automatizar procesos y un chatbot que ofrece la mejor experiencia al usuario permitiendo cambiar en cualquier momento la hora o la fecha de la entrega. Todo en cualquier momento y desde el mismo smartphone.

    Gracias a la tecnología, Happy Box consigue automatizar los procesos de envíos a través de inteligencia artificial con seguimiento real. Además permite una comunicación accesible las 24 horas del día para que el cliente final pueda modificar cualquier aspecto de la entrega.

    Crecimiento exponencial

    Actualmente la compañía realiza entregas de todos los tamaños y cuenta con acceso a una amplia flota de vehículos que incluye desde bicicletas hasta furgonetas, pasando por patines eléctricos o motos.

    Happy Box se consolida en España y ya está presente en las ciudades más grandes: Madrid, Barcelona, Málaga, Sevilla, Valencia y Murcia. La compañía malagueña continua su crecimiento y pronto llegará a nuevas ciudades dentro y fuera de España.

    La startup española se encuentra en plena fase de crecimiento y en breve presentará otras novedades.

    También te gustará

    procés

    CEPYME muestra su respeto a la sentencia del procés dictada por el Supremo

    En relación con la sentencia del Tribunal Supremo sobre el juicio a los políticos catalanes …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.