viernes , 15 noviembre 2019 Impresion Pyme
  • El Basque Culinary Center crea Culinary Action, su nueva aceleradora digital para identificar y potenciar startups

    El sector gastronómico y el de la alimentación no están reñidos para nada con la tecnología. El Basque Culinary Center lleva años apoyando y fomentando el emprendimiento y la potenciación de startups de estos sectores y, ahora, da un paso más al implicarse en la vertiente digital de esta industria.

    Culinary Action, programa impulsado por Basque Culinary Center (BCC), cuenta entre sus objetivos con una aceleradora de proyectos. “Llevamos desde 2014 trabajando para provocar un cambio real en el sector de la gastronomía y un impacto social y económico mediante el apoyo y catálisis de startups y proyectos sostenibles que están retando el actual sistema alimentario”, señalan desde BCC, en declaraciones que recoge Gastroeconomy.

    Así, en 2019, Culinary Action ha desarrollado dos programas de aceleración diferenciados. Por un lado, Culinary Action General, desarrollado de mayo a junio; y, por otro, Culinary Action Digital, que se lanzó en octubre y se extenderá hasta noviembre. En ambos casos, rige un objetivo común: “identificar y atraer el talento de las startups más disruptivas que están cambiando las reglas de juego de la industria agroalimentaria y acompañarlas en su proceso de crecimiento y escalación, mediante la puesta en contacto con mentores, ‘corporates’ e inversores de la red de Basque Culinary Center”.

    Esta misma filosofía extendida al ámbito digital de la industria gastronómica se aplica a Culinary Action Aceleradora Digital, un programa de acompañamiento para entre cinco y ocho startups con alto componente tecnológico que trabajen en el sector ‘food’. 

    Definido como “un sistema de capacitación y empoderamiento”, este proceso de aceleración suma cuatro módulos formativos en dos semanas intensivas repartidas entre octubre y noviembre:

    A. Future: Se exponen y comparten tendencias sobre el futuro del sector gastronómico. Foresight y nuevos mercados en foodtech y restech como oportunidad para pivotar y escalar nuestra idea.

    B. Go Deeper.

    C. Speed up.

    D. Raise Money.

    Bootcamps y Demo Day

    Del 21 al 25 octubre se desarrollaron los módulos a y b y, del 4 al 8 noviembre tienen lugar los c y d. En los bootcamps de aceleración, es decir, las dos semanas intensivas de trabajo, celebradas en LABe, el nuevo Digital Gastronomy Lab puesto en marcha por BCC el pasado mes de junio, se enfocan conceptos e ideas en forma de capacitación impartida por la red de expertos.

    Asimismo, se han facilitado encuentros con mentores, corporates e inversores internacionales. Más adelante, tendrá lugar el ‘demo day’, el 2 de diciembre, un foro privado donde las startups presentarán su proyecto ante expertos del sector, corporates e inversores, de los que recibirán feedback directo. Entre los dos bootcamps y el ‘demo day’ hay dos semanas para asimilar e implementar mejoras y aprendizajes desarrollados en las mentorías y formaciones.

    Después del demo day, se acordarán e implementarán una serie de accionables con cada startup según las principales necesidades detectadas por mentores y expertos, con la idea de desarrollarlos en los tres meses posteriores, de enero a marzo de 2020, apoyados en los chefs investigadores y doctores de BCCInnovation, área de innovación de BCC.

    Participación gratuita

    La participación en el programa es gratuita. Hay que tener en cuenta que el programa de aceleración está valorado en 15.000 euros para cada participante, pero el coste no se repercute directamente a los proyectos seleccionados.

    Sin embargo, entre la startup seleccionada y BCCF se firma un contrato por el que se repercutirá el coste del programa a aquellas startups que consigan financiación, contratos o capital gracias a la participación en la aceleradora mediante su red de contactos a modo de un success fee en los 24 meses siguientes a la finalización del programa.

    Este ‘success fee’ será acorde a la cuantía conseguida por la startup y consensuada por ambas partes en cada caso. «En determinadas ocasiones, Basque Culinary Center se reserva la posibilidad de participar en capital de aquellas ‘startups’ que se alineen con los objetivos del centro, siendo esta participación inferior al 2,5% en todos lo casos”, señalan desde BCC.

    También te gustará

    La tecnología de reconocimiento facial ya se aplica en pagos que se realizan en tiendas de alimentación

    La tecnología de reconocimiento facial ha dado un paso más. CaixaBank, Nestlé Market y el …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.