jueves , 2 abril 2020 Impresion Pyme
  • En qué consiste la famosa certificación B Corp y qué empresas españolas la tienen

    Aunque pueda resultar desconocida para buena parte de la población, la certificación B Corp existe en el mundo empresarial y tiene una gran importancia.

    Jay Coen Gilbert, Bart Houlahan y Andrew Kassoy, tres jóvenes americanos, fundaron B lab (el organismo que otorga el Certificado B Corp) tras ver como And 1, la empresa fundada por ellos y posteriormente vendida, perdía el compromiso social y los valores con los que sus fundadores habían dotado a la empresa en favor de los intereses de los recientes accionistas.

    Así pues, decidieron poner en marcha el sello B Corp, una forma de reconocimiento hacia las empresas con valores y compromiso social y ambiental y así dotarlas de la posibilidad de establecer lazos con otras compañías afines

    Esta certificación lidera un movimiento global de más de 3.000 compañías en 70 países y 150 sectores con un único fin: que un día todas las compañías compitan por ser las mejores para el mundo, y, como resultado, la sociedad camine hacia estadios de bienestar compartido y durable superiores.

    Las empresas con la certificación B Corp van más allá del objetivo de generar ganancias económicas e innovan para maximizar su impacto positivo en los empleados, en las comunidades que sirven y en el medio ambiente. Alcanzan los más altos estándares de desempeño social y ambiental general, transparencia y responsabilidad y aspiran a utilizar el poder de los negocios para resolver problemas sociales y ambientales.

    El movimiento B Corp representa a una comunidad empresarial en rápido crecimiento, tanto a nivel mundial como en España. Junto con todos nuestros socios europeos y globales, estamos dinamizando esta comunidad con el fin de construir una mejor sociedad, en la que las empresas se conviertan en una fuerza regeneradora para la sociedad y para el planeta.

    Hablamos, por lo tanto, de  empresas que no se centran en el beneficio económico al uso, sino en el beneficio medioambiental y social. 

    El criterio economicista de toda empresa va  dejando paso a un criterio social que junto, claro está, con el ánimo de lucro persigue el éxito del proyecto con un objetivo mixto: el ánimo de lucro junto con la protección medioambiental y social, tal y como asegura Confilegal.

    Téngase en cuenta que muchos estudios comparativos ponen de manifiesto que existe una correlación entre la riqueza de un país, medida por su renta per cápita, y sus inversiones en Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i), hasta el punto de que se ha llegado a afirmar que los países más desarrollados no invierten en I+D+i porque son ricos sino que son ricos porque invierten o han invertido en ese campo, de modo que el modelo de empresa termina basado en la generación de conocimiento y a través del mismo -máxime ahora con la revolución tecnológica. A continuación, vamos a destacar diferentes empresas españolas que han obtenido este distintivo.

    Ecoalf

    Ecoalf nació en 2012 con el objetivo de ser una firma de moda sostenible, un concepto que surgió de su frustración por el uso excesivo de los recursos naturales del mundo y la cantidad de residuos producidos por los países industrializados.

    Se encargan, entre otros, de recuperar el residuo del fondo marino y reciclar las botellas de plástico para convertirlas en hilo de alta calidad. A lo largo de la década pasada, han reciclado más de 200 millones de botellas de plásticos. Una de sus últimas campañas a favor del medio ambiente tuvo lugar con motivo del Black Friday.

    Con el lema ‘Ecoalf Fights For A Planet Beyond Next Season’ presentaron un vídeo sobre el impacto medioambiental causado por la sobre-producción y sobre-consumo que se ha normalizado en nuestra sociedad. Una vez más, decidieron no formar parte de esta efeméride.

    Farmidable

    Farmidable es una plataforma  de productos frescos, ecológicos y directos del productor que obtuvo a finales de 2018 la certificación B Corp por haber cumplido los rigurosos estándares sociales y ambientales que representan su compromiso con los objetivos fuera del beneficio de los accionistas.

    Uno de los objetivos de Farmidable es consolidar un nuevo modelo de distribución alimentaria, promoviendo el consumo de producto de proximidad, fresco, ecológico y recién cosechado directo del productor, eliminando intermediarios y creando impacto positivo económico, medioambiental y social, en cualquier ciudad del mundo, según informa Diario Responsable.

    Hemper

    Hemper es una empresa muy particular. Se trata de la primera ecommerce que permite el regateo online. El cliente incluye los productos en su carrito de la compra y a través de un chatbot tiene la posibilidad de regatear dos cifras diferentes antes de cerrar el precio definitivo.

    La firma importa productos desde Nepal y apuesta abiertamente por la sostenibilidad. Todo el proceso de fabricación se realiza utilizando las técnicas textiles tradicionales y los materiales del país asiático. El objetivo es capturar la esencia del país en nuestro producto y contribuir al desarrollo de comunidades desfavorecidas.

    En Nepal se encuentra la tradición del cáñamo desde hace siglos. En diferentes pueblos, familias rurales lo cultivan y lo recolectan. Después se hierve para obtener las fibras de la parte interna que más tarde se unen para obtener el hilo. El hilo se lleva a Katmandú, concretamente a una comunidad en el barrio de Budhanilkantha. En esta comunidad se encuentran personas de bajos recursos.

    Las mujeres de estas familias lavan el hilo y lo preparan para la confección. Cuando está listo son ellas mismas las que, en un telar tradicional, mezclan estos hilos para crear las telas. Más adelante en la misma comunidad de Budhanilkantha, sastres hacen la confección final de las mochilas.

    Todo este proceso ha provocado que consiguieran el reconocimiento del Certificado B Corp.

    HolaLuz

    HolaLuz es una empresa que ofrece una energía 100% verde. En 2018 se convirtió en la primera eléctrica europea en obtener el certificado B Corp. La firma compra la electricidad en subasta y se la ofrece a clientes a mejores precios que las compañías. Su producto es energía renovable y genera un ahorro de costes importante a sus clientes. Los particulares pagan 100 euros menos en su factura de la luz al año, el equivalente a una factura mensual.

    «Esta certificación es una muestra de que el impacto positivo de nuestro proyecto tecnológico de transformación del sector energético es una realidad”, aseguraba Carlota Pi, cofundadora de Holaluz, ya que esta certificación avala el doble impacto positivo que genera Holaluz en trabajadores, proveedores y la comunidad.

    Este distintivo supuso un impulso para que la empresa pueda liderar la transformación del sector energético español, con una clara apuesta por el autoconsumo, la movilidad eléctrica y colocando siempre al cliente en el centro de sus decisiones para construir una relación de largo plazo basada en la confianza.

     

    También te gustará

    Juan Antonio Costa, Wefox: «La digitalización de los seguros abre un abanico de oportunidades durante el confinamiento»

    Wefox es una empresa de seguros digital que se está adaptando perfectamente a la situación …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.