jueves , 20 febrero 2020 Impresion Pyme
  • Brooklyn Fitboxing apuesta por el capitalismo inclusivo para fomentar la igualdad y la protección del medio ambiente

    El capitalismo inclusivo es una conciencia social y empresarial al alza que está tomando fuerza entre las compañías más jóvenes. Se trata de devolver parte de lo que se cosecha o logra, para fomentar la igualdad, la diversidad y la protección del medio ambiente. Esto es por ejemplo lo que defiende la organización Pledge 1% (devolver el 1% de los beneficios o dedicar el 1% de nuestro tiempo en voluntariado).

    Siguiendo este concepto, desde el pasado uno de octubre, Brooklyn Fitboxing dona el 1% de su facturación a proyectos solidarios según la energía que generan miles de personas con sus golpes al saco de boxeo.

    Contribuir a la disminución de la desnutrición infantil, construcción de escuelas dignas en Sierra Leona y ayudar en la protección de los océanos y el Amazonas, son algunas de las causas por las que cada día miles de personas entrenan fitboxing. Tienen la oportunidad de transformar sus ganas de hacer deporte en ayuda a proyectos solidarios gracias a la iniciativa Hit4Change, un nuevo concepto que parte de la idea de que todos debemos devolver parte de lo recibido, también las empresas, es una nueva manera de entender el capitalismo.

    En los centros Brooklyn Fitboxing se practica boxeo sin contacto, y se hace un seguimiento de la evolución de cada cliente gracias a los sensores presentes en los sacos de sus clases. Ahora, esa información sobre la fuerza con la que se golpea y si se ha hecho al ritmo de la música, otorga a cada una de las personas que entrenan puntos de karma. Esta iniciativa está presente en 130 centros en 10 paises, llegando a un total de 30.000 personas que entrenan y donan su energía.

    Hit4Change una iniciativa que se aleja de las campañas puntuales de colaboración con ONG y que incluye la solidaridad en el propio ADN de la compañía. “Actualmente no basta con hablar de problemas como la lucha contra el cambio climático o las desigualdades en fechas concretas, nos tenemos que involucrar de una manera más directa. Siempre vivimos en la misma realidad, no podemos darle la espalda hasta que llegan fechas como la Navidad”, explica Juan Pablo Nebrera, socio-fundador y CEO de Brooklyn Fitboxing.

    Para conseguir esta transformación (que un entrenamiento en Brooklyn Fitboxing equivalga a financiación a proyectos solidarios), la compañía española colabora con cuatro ONG. Se han elegido distintos proyectos o áreas en las que se va a trabajar. Médicos Sin Fronteras, Save The Children, Mission Blue y Cool Earth son las cuatro organizaciones que recibirán ayuda obtenida de estos golpes solidarios.

    Brooklyn Fitboxing donará el uno por ciento de su facturación a distintos proyectos presentados por estas ONG. Actualmente están activos cuatro: tratamiento de la malaria con Médicos Sin Fronteras, terminar con el matrimonio infantil en Sierra Leona con Save The Children, protección del coral en Papúe Nueva Guinea con Mission Blue y la protección de las selvas tropicales en África de la mano de Cool Earth.

    Al final de cada clase las personas que hayan entrenado podrán donar su karma a uno de estos proyectos y Brooklyn Fitboxing repartirá el uno por ciento de su facturación entre las cuatro ONG, donando un mínimo de 120.000 euros anuales.

    Esta idea parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas con los que la compañía se ha alineado, basados en la idea de que el progreso económico ya no se puede evaluar sin tener en cuenta la inclusión social y la sostenibilidad ambiental.

    También te gustará

    Diez requisitos que debe cumplir todo programador, según las pymes

    Ser programador representa un desafío importante. Es una profesión que requiere de un alto grado …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.