sábado , 4 julio 2020 Impresion Pyme
  • La Inteligencia Artificial genera un aumento del 25% en la mejora de la satisfacción del cliente en las ecommerce

    El comercio electrónico se ha transformado desde las primeras transacciones online en los años 90 hasta la actualidad. La tecnología ha sido la punta de lanza en la revolución en este sector y su papel cada vez es más determinante hasta el punto de que es fundamental a día de hoy en aspectos tan importantes como la satisfacción del cliente.

    En esta senda de transformación, las previsiones apuntan que la Inteligencia Artificial (IA) será la tecnología que más impactará al ecommerce, según Gartner. Se estima que en 2023 la mayoría de las organizaciones que usen Inteligencia Artificial para el comercio digital lograrán, al menos, un 25% de mejora en la satisfacción del cliente, en los ingresos o en la reducción de costes.

    Analizar los buyer persona, extraer un valor añadido de los datos de los clientes o crear una experiencia personalizada durante el customer journey son algunas de las tendencias que adoptan los comercios electrónicos para mejorar la cuenta de resultados. Por su parte, la implementación de Big Data y Business Intelligence aportan un mayor grado de optimización gracias al análisis pormenorizado de los datos y la capacidad de extraer un valor añadido de los mismos.

    La privacidad cobra más relevancia en un entorno donde aumenta la explotación masiva de datos y al análisis de los clientes”, comenta Paula Rodríguez, business development director de Webloyalty, compañía líder en generación de ingresos adicionales para ecommerce. “En el término medio está la virtud: las organizaciones deben mantener un equilibrio constante para obtener datos suficientes de los clientes sin traspasar la línea de la privacidad. La confianza es el sustento de las relaciones de negocios”.

    A continuación vamos a analizar los aspectos que tendrán una mayor influencia en el futuro inmediato del comercio electrónico.

    Cinco tendencias que marcarán el futuro del ecommerce

    Visual commerce. Una tecnología basada en Inteligencia Artificial que permite a los usuarios interactuar con los productos de manera visual e inmersiva. Esta tecnología abarca desde los vídeos de 360 grados hasta las búsquedas visuales, la realidad aumentada o la realidad virtual.

    Ecommerce por suscripción. Un sistema mediante el cual las organizaciones reciben ingresos recurrentes y predecibles y en el que los clientes disfrutan de la comodidad, el ahorro de costes y la personalización de productos. Una idea de suscripción que nació en el consumo digital de música o audiovisual, como Spotify, Netflix o HBO que ha alcanzado popularidad en otras áreas como la belleza con Guapabox y Birchbox, o en clubes de compras como privilegios en compras. Según la consultora Gartner, se estima que en 2023 el 75% de las organizaciones que venden directamente a los consumidores ofrecerán servicios de suscripción, pero sólo el 20% logrará aumentar la retención de clientes.

    Personalización. Las opciones para customizar el customer journey del cliente son numerosas. Desde la puesta a punto de la landing page, la búsqueda, la recomendación de productos afines al cliente, los banners, las ofertas o las ventas cruzadas. Y es que la personalización es capaz de convertir más compras, así como fortalecer el compromiso, lealtad y satisfacción del cliente con la organización.

    Inteligencia Artificial en ecommerce. La IA aplica análisis avanzados, técnicas basadas en la lógica y Machine Learning o aprendizaje automático que tienen como finalidad automatizar decisiones y simplificar procesos. En los ecommerce la puesta en marcha de la Inteligencia Artificial posibilita detectar fraudes, personalizar contenido, recomendar productos, categorizar imágenes, optimizar precios en base a la demanda o segmentar clientes por categorías.

    Estrategias de ingresos adicionales en los ecommerce. Las técnicas para conseguir ingresos adicionales que al mismo tiempo logren mejorar la experiencia de cliente, en los comercios electrónicos, pasan por la publicidad, marketing de afiliación, venta cruzada interna o programas de fidelización o recompensas implementadas a partir de terceros, que devuelven un mínimo del 10% de la compra realizada. El objetivo es aumentar la cuenta de resultados más allá de las ventas ofreciendo al cliente un valor añadido.

    También te gustará

    Beelink presenta el mini PC GT-R con APU Ryzen y lector de huellas dactilares

    La firma Beelink nos ha sorprendido con el GT-R, un mini PC que tiene un …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.