viernes , 3 julio 2020 Impresion Pyme
  • La inversión en neobancos alcanzó los 2.400 millones de euros en 2019, marcando un nuevo récord

    Parece que 2019 fue el año de la inversión en los neobancos. Está por ver qué ocurrirá en un 2020 que ha empezado convulso, en plena crisis del coronavirus y con el Brexit.

    No obstante, la banca tradicional no logra entrar en el fintech, según un estudio. Una quinta parte de la inversión europea en startups va a parar a proyectos financieros.

    El capital y la financiación proporcionados por los inversores de venture capital al sector fintech europeo alcanzó nuevos récords el año pasado. Así lo asegura informe The state of european fintech (El estado del fintech europeo), elaborado por la firma de inversión tecnológica Finch Capital en colaboración con Dealroom, compañía especializada en la gestión de información sobre el sector de las startups, en una información recogida por Expansión.

    Según el estudio, el sector de las nuevas compañías de base tecnológica europeas que compiten en segmentos de negocios financieros alcanzó en el primer semestre de 2019 5.100 millones de dólares (4.620 millones de euros) en inversión. De esta manera, Europa superó por primera vez en toda la serie histórica a Asia como el segundo continente de mayor atracción inversora en este apartado, situándose así solo por detrás de Estados Unidos (que supera los 7.500 millones de dólares).

    El fintech es un sector pujante y atractivo en Europa, según los autores del informe. Las cifras que muestra el estudio sitúan en un 20% el porcentaje de inversión movilizada por los fondos de venture capital que son capaces de aglutinar los nuevos proyectos financieros de base tecnológica. Se sitúa así como la principal prioridad de esta tipología de inversores, por delante de las compañías desarrolladoras de software (17%), las especializadas en salud (13%) y las de transportes (8%).

    El sector fintech, lejos de agrupar a una sola categoría de compañías, está formado por una multiplicidad de subsectores. De éstos, los más dinámicos y aquellos que atraen más inversión son los neobancos y las plataformas que ofrecen soluciones de pago. En ambos casos, el informe prevé que 2019 finalice con una cifra récord de inversión por encima de los 2.400 millones de euros cada uno. Le siguen, a distancia, las nuevas firmas tecnológicas que compiten en los segmentos de los préstamos (1.400 millones captados) y las de gestión de patrimonios (800 millones).

    Otro de los segmentos del negocio bancario que crecerá más, según las previsiones de los autores del estudio, es el open banking (banca abierta). Las compañías desarrolladoras de herramientas que permiten proporcionar servicios bancarios a terceros están experimentando un crecimiento exponencial, tal y como muestran las cifras de Finch Capital y Dealroom, que anticipan que finalizarán 2019 con más de 480 millones de euros en inversión captada.

    Valoraciones milmillonarias

    El informe destaca que en Europa han emergido varios competidores con potencial que lucen valoraciones importantes. En el caso de los neobancos, compañías como N26 (3.200 millones de euros), Monzo (2.200 millones) y Revolut (1.500 millones) superan ampliamente los 1.000 millones de euros de valoración, mientras que gigantes de los pagos como Adyen, Klarna o TransferWise, o de la gestión de patrimonios como e-Toro, hacen lo propio en sus respectivos segmentos.

    El estudio no hace referencia a ninguna joven compañía surgida en España. Proyectos de neobancos como Bnext, MyInvestor o Fundsfy quedan por debajo del radar del informe, que sí hace mención a BBVA y Santander como dos de los principales grupos del Viejo Continente que están apostando por el fintech, ya sea vía alianzas o vía adquisiciones de participaciones directas.

    Finch Capital y Dealroom son críticos con la posición adoptada por los bancos europeos tradicionales respecto a sus nuevos competidores de base tecnológica. «No están siendo capaces de tomar un camino en el fintech», señala el informe, que reconoce las dificultades que atraviesa el sector debido a sus bajas valoraciones en Bolsa y el escaso atractivo de este tipo de inversiones desde un punto de vista de generación de sinergias y ahorros de costes.

    La pasividad de la banca tradicional a la hora de protagonizar operaciones de compra (apenas 4.000 millones de dólares acumulados desde 2013) no ha dejado al sector desierto de potenciales transacciones en Europa. El informe muestra que entre 2013 y 2019 las compañías fintech han levantado más de 40.000 millones de dólares a través de salidas a Bolsa o ampliaciones de capital. Por su parte, las ventas a otras compañías tecnológicas han acumulado un volumen de 34.000 millones de dólares en los últimos cinco años, mientras que las compras por parte del capital riesgo movilizaron 18.000 millones de dólares.

    También te gustará

    Galaxy Tab S7

    Samsung prepara una Galaxy Tab S7: nueva tablet profesional con teclado y lápiz óptico

    El gigante surcoreano está trabajando en la Galaxy Tab S7, una tablet profesional que será …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.