jueves , 9 julio 2020 Impresion Pyme
  • El oscuro horizonte que tiene el mercado automovilístico en España

    concesionario

    Si bien algunos concesionarios han empezado a abrir de manera paulatina en algunas zonas de España, el sector automovilístico continúa siendo uno de los más afectados por la crisis de la COVID-19. En concreto, los últimos datos apuntan a un desplome de las ventas de turismos y todoterrenos de casi el 73% durante el mes de mayo. Y aunque supone un leve repunte respecto del mes anterior, las cifras no son nada halagüeñas. El comparador de seguros de coche Acierto.com analiza la situación.

    Qué dicen las cifras

    Así, durante el mes pasado se vendieron un 72,7% menos de turismos y todoterrenos, un 58% menos de vehículos comerciales ligeros, y se matricularon un 61% menos de vehículos industriales –autobuses, autocares y microbuses– respecto al año anterior. Los modelos menos afectados han sido, por este orden, el Dacia Sandero, el Renault Clio, el Audi A1, el Fiat 500 y el SEAT León, los más vendidos en este período.

    Según los datos a los que ha tenido acceso Acierto, la bajada de las matriculaciones, es decir, de la demanda, también se ha plasmado en una caída de la fabricación. Solo en abril, esta se desplomó en un 97,8% y la exportación de coches se llevó otro batacazo: cayó un 98%. Como consecuencia, algunas empresas han tenido que echar el cierre. Uno de los casos más sonados ha sido el de la planta de Nissan en Barcelona, que ha supuesto la pérdida de 3.000 empleos directos. No obstante, otras como Renault se han mantenido al pie del cañón.

    El próximo martes, además, se prevé que el gobierno active un nuevo Plan MOVES de 65 millones de euros para ayudar a la venta de vehículos eléctricos. Pero no podemos perder de vista que la venta de eléctricos supone menos del 1% del mercado español. El sector, además, demanda un plan Renove de 400 millones para relanzar la industria.

    La reacción de los concesionarios

    Para remontar esta caída y tal y como ha analizado Acierto, son muchos los concesionarios que han lanzado suculentos descuentos (de hasta 8.000 euros en algunos modelos). Además han surgido todo tipo de iniciativas: algunas entidades llevan el coche a casa de sus clientes para que lo prueben, regalan el mantenimiento del vehículo durante los dos primeros años, retrasan el pago de las cuotas hasta después del ERTE (para aquellos que estén afectados), bajan los intereses del pago fraccionado, etcétera.

    Vender coches por Wallapop o Instagram también ha sido tendencia. De hecho, las redes sociales se han convertido en un gran escaparate para los concesionarios y marcas. No obstante y a pesar de la situación, la venta online o era digital en el sector del automóvil todavía tiene un largo camino por recorrer.

    Tampoco podemos olvidar la inversión que se ha hecho en máquinas de ozono, equipos de protección individual –se calcula un gasto de 11 millones de euros en EPIs–, productos desinfectantes, etcétera. En cualquier caso, no todo es negativo: los concesionarios apuntan a la llegada de un nuevo cliente que acude realmente interesado en la compra del vehículo.

    ¿Momento de comprar un coche?

    A pesar de las consecuencias económicas, la situación puede suponer una oportunidad para algunos consumidores tras el coronavirus. Sobre todo si tenemos en cuenta las particularidades del transporte colectivo y las reticencias que este suscita. Según las cifras que maneja Acierto.com, hasta el 20% de quienes se desplazaban en transporte público, usarán el vehículo privado cuando todo acabe. El principal motivo es evitar contagios.

    Estos consumidores se encontrarán ante un stock acumulado –las marcas necesitan dar salida a estos vehículos–, un próximo plan MOVES –para la adquisición de vehículos eléctricos– y grandes ofertas que pueden hacer de este un buen momento para adquirir un vehículo. Además de todas las iniciativas comentadas en el punto anterior.

    Las aseguradoras también lanzan descuentos

    Además algunas aseguradoras han lanzado también descuentos en sus seguros de coche, de manera que los usuarios que adquieran uno nuevo podrían beneficiarse de primas más bajas. Las hay que incluso han aplicado estas promociones  y «premios» a sus clientes actuales. Aquí cabe recordar que el seguro sigue siendo obligatorio, aunque tengamos el coche parado.

    El comparador de seguros de coche Acierto.com recomienda revisar siempre el condicionado de lo que contratamos para asegurarnos de que se adapta a nuestras necesidades. Algo que cobra todavía más importancia en tiempos de crisis y que nos permitirá ahorrar hasta un 50% en las primas.

    En cualquier caso deberemos esperar para saber cómo evolucionan nuestros hábitos y cómo esto se plasma en la compraventa de vehículos, sobre todo si finalmente acaba instaurándose el teletrabajo (y esto nos evita desplazamientos). De hecho, hay quienes auguran una mayor caída en junio.

    ¿El motivo? La incertidumbre económica será mayor y las familias apostarán por el ahorro; y las empresas de renting tampoco (previsiblemente) renovarán su flota para la temporada de verano –las matriculaciones de los coches de renting se desplomaron un 97% el mes pasado–. No obstante y en contrapartida, la apuesta por los desplazamientos nacionales este verano podrían mejorar la situación.

    También te gustará

    Microsoft añade nuevas funcionalidades a Teams, su herramienta de colaboración

    La herramienta de colaboración de Microsoft, Teams, evoluciona para ofrecer interacciones visuales más naturales, participativas …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.