miércoles , 28 octubre 2020 Impresion Pyme
  • Orbit Fusion Wireless Trackball, un ratón para profesionales que apuesta por la ergonomía

    Los ratones de bola mantienen una importante legión de adeptos. Kensington ha sabido ver esa realidad, y por ello ha presentado el Orbit Fusion Wireless Trackball, un ratón que adopta un diseño que recuerda, en parte, al de los modelos más clásicos, pero que integra en la parte superior una bola que utilizaremos para desplazar el cursor por la pantalla.

    Como sabrán muchos de nuestros lectores, un ratón de bola no desplaza el cursor mediante el movimiento del cuerpo del mismo, sino a través de la bola integrada en la parte superior. Para algunos, este sistema resulta mucho más cómodo que el método tradicional, pero lo cierto es que a día de hoy sigue siendo una tendencia minoritaria.

    A pesar de ello, Kensington entiende que hay mercado suficiente para lanzar el Orbit Fusion Wireless Trackball, un ratón dirigido a profesionales que utiliza un sistema de bola junto a un diseño ergonómico muy cuidado que reduce, en teoría, los movimientos necesarios para realizar las tareas habituales de cualquier puesto de trabajo que gire alrededor de un ordenador.

    Para facilitar las interacciones y la realización de acciones concretas, este ratón cuenta con un anillo de desplazamiento integrado que facilita los desplazamientos de subida y de bajada en páginas de gran tamaño. Su sensor de seguimiento es de tipo láser, y dispone de tres configuraciones de DPI para ajustar la sensibilidad sobre la marcha en función de las acciones que estemos realizando.

    La bola tiene un tamaño de 40 mm, lo que significa que puede ajustar sin problema a casi cualquier tipo de usuario, y no necesita ningún tipo de configuración completa, es decir, es de tipo «plug and play», conectar y utilizar. Con todo, la firma ofrece el software KensingtonWorks para configurar el puntero y las opciones de desplazamiento. Este software nos permite también personalizar cinco botones programables.

    El Orbit Fusion Wireless Trackball es totalmente inalámbrico, pero por desgracia no cuenta con una batería recargable, sino que utiliza una pila AA. En teoría, dicha pila debe ser suficiente para ofrecer una autonomía de hasta 14 meses, pero hablamos de un valor máximo teórico que, obviamente, puede reducirse de forma notable en función del uso que hagamos del ratón.

    La interfaz inalámbrica funciona a través de un adaptador compatible con Windows y con Mac que trabaja en la banda de 2,4 GHz, y cuenta con un adaptador USB Type-A a USB Type-C para conseguir una compatibilidad total. Según Kensington, el Orbit Fusion Wireless Trackball ofrece una alta resistencia al polvo y al agua, y tiene un chasis resistente al uso intensivo, a las sacudidas y a los golpes.

    Este tipo de ratones pueden ser una buena opción para espacios de trabajo muy limitados, pero requieren de un periodo de adaptación importante, así que tenedlo en cuenta.

    También te gustará

    Así puedes (y debes) retener el talento de tu negocio

    En una situación como la actual, conservar a los buenos trabajadores es imprescindible. Un empleado …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.