miércoles , 20 enero 2021 Impresion Pyme
  • Obligaciones fiscales de los autónomos que han recibido ayudas debido al covid

    impuestos

    DECLARANDO, la plataforma online de asesoramiento fiscal a los autónomos, con el fin de orientar a los autónomos sobre el modo de proceder fiscalmente con las ayudas recibidas durante la crisis del Covid-19, ha elaborado una pequeña guía con la que intenta clarificar algunas dudas surgidas sobre su tratamiento.

    A partir de marzo de 2020, con la crisis derivada de la pandemia por el Covid-19, el Gobierno aprobó una serie de medidas para tratar de paliar o mitigar los efectos económicos en empresas y autónomos.

    Hasta la fecha, se calcula que más del 7% de autónomos, alrededor de 210.000, han solicitado estos instrumentos, bien en forma de ayudas o de subvenciones. Asimismo, la mitad de los autónomos con trabajadores a su cargo ha solicitado acogerse a ERTEs. Sin embargo, estos profesionales deben saber también que estos ingresos tendrán impacto en sus declaraciones trimestrales y en la declaración anual de la renta de 2020, que será la que liquidemos el próximo año.

    Crédito ICO

    El autónomo tiene que devolver este préstamo, si bien el interés que haya soportado es deducible fiscalmente, así como el seguro de vida que es necesario para constituirlo.

    Aplazamiento del IVA

    El Real Decreto-ley 7/2020 de 12 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes para responder al impacto económico del COVID-19, permitió aplazar el pago del modelo 303 (IVA) del primer trimestre de 2020 hasta seis meses, sin devengo de intereses durante los primeros tres meses.

    Por tanto, si no solicitó la carta de pago antes del 21 de julio, se habrán devengado los intereses correspondientes y Hacienda cargará el impuesto en la cuenta domiciliada automáticamente. El pago se realizó el 20 de octubre, y si por alguna circunstancia el autónomo no tuviese dinero para afrontar esta deuda fiscal, le llegará una liquidación de apremio con el recargo correspondiente por no hacerlo en plazo.

    Ayudas

    Actualmente las ayudas no se declaran ni en el modelo 130 ni en el 303. Cuando llegue el momento, si se tienen que declarar, se hará en la declaración de la renta anual. Sin embargo, no hay una fecha prevista y el autónomo debe tener en cuenta que podría no saberse si es una renta exenta o no incluso hasta un mes antes de la presentación de la renta.

    Devolución de ayudas

    Cuando el autónomo pide la ayuda por cese de actividad y se la conceden y luego a la hora de justificar los requisitos no los cumple, la devolución no es un gasto deducible y no se debe de declarar en ningún sitio.

    Prestación especial por cese de actividad

    Esta medida tiene implicaciones en el IRPF, las mismas que tendría si se cobra el paro como autónomo en cualquier momento. La prestación tributa como un rendimiento del trabajo más.

    Ingreso mínimo vital

    El texto legal que aprueba la medida no entra a especificar su fiscalidad, por lo que se sumaría a las rentas del trabajo para tributar en la base imponible del IRPF como otras ayudas públicas.

    También te gustará

    Más de la mitad de los españoles cree que el teletrabajo les hace más productivo

    La preocupación por la mejora del bienestar y de la salud mental de los empleados …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.