Connect with us

Hola, ¿qué estás buscando?

Viernes, 30 Julio 2021

Digitalización

A vueltas con la fuente de alimentación: ¿Qué necesita un PC de oficina?

La fuente de alimentación es uno de los componentes más importantes de cualquier PC, aunque no siempre sabemos darle la importancia que merece. Este componente se ocupa de suministrar, de forma estable, la alimentación que necesitan los distintos elementos que forman un ordenador, lo que significa que si esta falla, el equipo deja directamente de funcionar.

Esa sencilla explicación nos ayuda a entender por qué decimos que la fuente de alimentación es tan importante, pero no debemos olvidar que esta determina, además, qué tipo de componentes podremos utilizar y qué componentes no, y también puede acabar afectando a la vida útil de nuestro equipo. Siguiendo el ejemplo anterior, si la fuente de alimentación falla puede que, en el proceso, se acabe llevando con ella algún componente. No es nada extraño, de hecho yo mismo sufrí un problema de este tipo hace ya unos cuantos años.

Normalmente, un PC de oficina no necesita de una fuente de alimentación especialmente potente, ya que este tipo de equipos montan componentes de gama baja, o de gama baja-media, que tienen consumos muy reducidos. Por ejemplo, un PC configurado con un Intel Core i3-10100, que tiene cuatro núcleos y ocho hilos, 16 GB de RAM, un SSD de 1 TB de tipo SATA III y  que utiliza la GPU integrada del procesador, funcionará sin problemas con una fuente de alimentación de 150 vatios, ya que tendrá un consumo medio en carga de 110 vatios. No obstante, sería recomendable invertir en una buena fuente de alimentación de 200 vatios.

La cosa cambiaría radicalmente si ese mismo equipo utilizase una tarjeta gráfica dedicada para tareas como edición de vídeo o de fotografía, diseño y renderizado o creación de contenidos. Algo tan simple como añadir, por ejemplo, una tarjeta gráfica GeForce RTX 2060, que se integra a la perfección en numerosas aplicaciones profesionales y tiene una compatibilidad total con los drivers NVIDIA Studio, haría que el consumo subiera hasta los 275 vatios, lo que significa que sería recomendable contar con una buena fuente de 350 vatios.

Advertencia, desplázate para continuar leyendo

Tened en cuenta que las fuentes de alimentación no solo deben contar con un poco más de la potencia que necesita nuestro PC, esto nos dará margen suficiente para futuras ampliaciones, y hará que la fuente no esté siempre al 100%, o cerca de su valor máximo de carga, sino que además deben tener todos los conectores que vayamos a necesitar, y una calidad de construcción mínima. Las fuentes baratas, y de baja calidad, son propensas a fallar, y una fuente muerta puede, como dije, llevarse consigo otros componentes, y hacernos perder tiempo y dinero.

Advertencia
Advertencia

Te recomendamos

Digitalización

Si no tienes claro cuánta memoria RAM tiene tu PC, y tampoco sabes a qué velocidad funciona ni qué configuración utiliza no te preocupes,...

Digitalización

Uno de los requisitos más importantes que deberemos cumplir para poder actualizar a Windows 11 será contar con un chip TPM 2.0, una solución...

Digitalización

Hannspree nos ha enviado una guía sencilla con cinco recomendaciones que debemos tener en cuenta a la hora de elegir un monitor, y la...

Digitalización

Epson ha lazando una nueva serie de escáneres con seguridad mejorada que están dirigidos, principalmente, a aquellos entornos profesionales en los que la gestión...

Copyright © Total Publishing Network S.A. 2021 | Todos los derechos reservados