Connect with us

Hola, ¿qué estás buscando?

Domingo, 23 Enero 2022

Recursos

Cinco claves para optimizar la gestión financiera en la pyme

Los aspectos financieros son, a menudo, una de las cuestiones más complicadas de gestionar para las pymes. Potenciar la participación del entorno financiero en la estrategia empresarial es fundamental para su éxito a través de cinco claves a tener muy en cuenta.

Una correcta gestión financiera en las pymes es hoy en día una cuestión clave para tomar decisiones de negocio acertadas disponiendo de la información económica adecuada y entenderla.

Desmitificar la información financiera es una asignatura pendiente en muchas pequeñas y medianas empresas que, en un entorno socioeconómico como el actual, deben hacer frente a una serie de preocupaciones.

Según Datisa, la reducción de beneficios y el creciente número de facturas pendientes de cobro, así como el aumento de los niveles de stocks ante un ritmo de ventas más lento serían dos de las principales inquietudes de las pymes.

Advertencia, desplázate para continuar leyendo

A ellas también se le sumaría la creciente competencia y caída de los precios, la necesidad de identificar áreas de mejora en el desempeño comercial, y la falta de monitorización, mediciones y seguimiento.

Así lo apunta el director comercial de Datisa, Pablo Couso, para quien la presencia del financiero está ganando peso en el diseño de las estrategias empresariales para hacer un uso más inteligente de la información económica. «Las pymes han evolucionado en su visión financiera del negocio. Ahora, sus responsables son más conscientes del impacto que tienen los datos económicos, del entendimiento y la apliación de la información que proporcionan esos datos para el desarrollo a corto, medio y largo plazo».

La prioridad financiera en las pymes

Ante estas preocupaciones, Datisa identifica cinco preguntas clave que se hacen las pymes y cómo abordarlas para avanzar con éxito en sus negocios.

¿Por qué no se dispone de más tesorería si el negocio es rentable? Sin duda, esta es una de las grandes preguntas que abordar ante la necesidad de diferenciar entre rentabilidad y flujo de caja.

Para ello es necesario realizar planificaciones y simulaciones que permitan ver con claridad los números y localizar dónde está el problema y diferenciar entre ganancias y efectivo.

Si suben las ventas pero hay menos tesorería, puede que el efectivo esté inmovilizado en inventarios, o en cuentas pendientes de cobrar.

Saber porqué nuestros competidores son más rentables es otra de las grandes cuestiones que preocupan a las pymes. Sin embargo, es importante comprender una serie de índices financieros subyacentes a la hora de comparar negocios, como los márgenes brutos y netos, los costes variables y fijos, y su impacto en la rentabilidad comercial, entre otros.

Este conocimiento permitirá buscar el equilibro entre todas las operaciones comerciales.

El acceso a financiación es otro de los grandes desafíos actuales para las pymes. En un momento de desaceleración económica, la concesión de créditos no es fácil, por lo que es importante planificar y hacer simulaciones de flujo de caja partiendo de diferentes escenarios, desde el más optimista al más crítico.

Hay que tener muy en cuenta que las pymes que cuentan con una planificación y proyección creíbles, información consistente y un plan de negocios convincente, tienen más facilidad de acceder a la financiación bancaria.

En caso contrario, apostar por fuentes de financiación interna, como de proveedores, puede ser una buena alternativa.

El pago de impuestos es otro de los quebraderos de cabeza más habituales en las pymes. Minimizar su impacto es un objetivo clave y las empresas deben estar al día de los cambios normativos que pueden afectar a su negocio, así como revisar que sus herramientas para realizar estas declaraciones están actualizadas.

En todas estas cuestiones, el uso de la tecnología de forma eficiente puede desempeñar un papel crucial. Para ello, especialmente si se carece de conocimientos o habilidades tecnológicas, es fundamental contar con soluciones fáciles de usar, intuitivas y que ayuden a automatizar la gestión financiera.

Pero aquí también es importante que estas soluciones también incorporen servicios como formación permanente y soporte de calidad.

No obstante, si bien la tecnología es importante, contar con un equipo de profesionales detrás que ofrezcan respaldo frente a cualquier incidencia será clave para que las pymes puedan abordar estos aspectos financieros desde el conocimiento y la mejor eficiencia para sus negocios.

 

 

Advertencia
Advertencia

Te recomendamos

Recursos

Una parte fundamental del plan de negocio de una pyme es el plan financiero. No obstante, algunas de estas organizaciones no otorgan la importancia...

Noticias

Hoy comienza en Mérida el roadshow de Red.es para informar a pymes y autónomos en qué consiste el programa Kit Digital de ayudas europeas....

Digitalización

Los pequeños negocios tienen muchas prioridades en la cabeza, pero en todas ellos aparece de una forma u otra la tecnología. En este sentido,...

Digitalización

El proceso de digitalización no requiere el mismo esfuerzo para todas las empresas. Una startup, por ejemplo, se crea partiendo de una base tecnológica. Desde el...

Copyright © Total Publishing Network S.A. 2022 | Todos los derechos reservados