Connect with us

Hola, ¿qué estás buscando?

Sábado, 22 Enero 2022

Recursos

La realidad sobre la oferta y la demanda de las profesiones digitales técnicas, en España

programador

La escuela de programadores, 4Geeks Academy, ha realizado un estudio sobre las perspectivas laborales del sector de la programación en nuestro país repasando los puestos más demandados, las perspectivas salariales, el tiempo medio de permanencia en empresa, la modalidad laboral, así como el perfil de profesional o estudiante que accede a la formación y puestos ofertados en empresas. Estas son sus conclusiones:

Perfiles y puestos de trabajo más demandados

En nuestro sector, la programación, los perfiles más demandados se siguen manteniendo. Hay cambios en posiciones, pero lo que se sigue buscando en gran medida es programadores (Frontend, Backend, Full-Stack) para apalancar los proyectos de digitalización y automatización de las empresas. También están, por supuesto, los puestos relacionados con procesamiento de datos: Data Analyst, Data Scientist, Data Engineering; y el área de interfaz y experiencia de usuario (UI/UX).

Entre las profesiones que están ganando auge están las relacionadas con ciberseguridad, impulsado por el riesgo creciente de fraudes y ataques electrónicos, dado el crecimiento de la digitalización y de la exposición de los sistemas de las
empresas a un mundo más interconectado.

Salario medio

Nuestros datos coinciden con los que se manejan en el mercado, ahora que grandes consultoras de contratación de perfiles profesionales, como Randstad, han publicado sus estadísticas de resumen del año laboral. El perfil de Desarrollador/a Full-Stack se mueve entre los 18.000 € y los 25.000 € en las ciudades con más demanda, siempre en función de los años de experiencia (en este caso Jr., 0-2 años) y de las aptitudes, habilidades y conocimientos con los que cuenta la persona. En otras ciudades, puede bajar la cota inferior a alrededor de los 15.000 €.

Advertencia, desplázate para continuar leyendo

Esto no significa que en Madrid no se encuentren salarios de entrada más altos o más bajos. Siempre va a depender del tipo de empresa que demanda el perfil. Con las startups, aquellas que están empezando y no tienen músculo económico, ofrecen alternativas de prácticas a quienes recién se gradúan de bootcamps u otros centros de formación en programación, para generar una relación ganar-ganar donde la persona gane experiencia y el proyecto pueda nutrirse de sus aportes.

Esta ha sido una salida para fortalecer los perfiles de quienes incursionan en la programación y apalancar a esos proyectos incipientes, pero prometedores, que aún no han recibido el apadrinamiento de algún ángel inversor o no han logrado aún
encontrar su punto de equilibrio económico por estar en una etapa temprana del negocio.

Tiempo medio de permanencia en empresa

El tiempo medio de permanencia en las empresas se encuentra, actualmente, en un punto de inflexión. Venimos de una tradición de “hacer carrera” en las empresas, muy característico de la generación boomer (los nacidos en la época conocida como el “baby boom”, antes de los 80 del siglo XX). Las nuevas generaciones, millennials, y especialmente, centennials, vienen reduciendo considerablemente su tiempo en las empresas.

Cada vez más se ven perfiles que cada dos años, o menos, saltan de un trabajo a otro. Esto tiene diversas razones, algunas de índole personal, actitudes y perspectivas de la persona, y otras profesionales, en cuanto a la percepción de oportunidades de crecimiento, aprendizaje o proyectos retadores. Este comportamiento también varía según los sectores. En el sector de las grandes firmas de consultoría hay más propensión a “hacer carrera”, que en pymes y otras empresas.

Modelo laboral: ¿autónomo o por cuenta ajena?

En el mundo de la programación siguen dominando los contratos fijos a tiempo indefinido como figura legal para la relación laboral. Sin embargo, especialmente entre personas que solo quieren trabajar en modalidad freelancers, su estado, por
supuesto, es de trabajadores por cuenta propia, autónomos.

Trabajo en remoto

Este es un punto de debate un poco álgido actualmente, especialmente en España. La cultura laboral en España sigue siendo muy tradicional o conservadora, y esto se ha visto en el proceso de vuelta a los puestos de trabajo presenciales a medida que la situación producida por la Covid-19 mejora. La caída del trabajo remoto en España es considerablemente mayor que en el resto de países del entorno.

Hemos pasado de un 16% de trabajo remoto, como consecuencia del confinamiento por la pandemia, a un 11% en marzo de 2021 y apenas un 8% para el último trimestre de este año, según arrojan los datos del Observatorio Nacional de Tecnología y
Sociedad (ONTSI). En contraste, el Instituto Nacional de Estadística (INE) ha indicado que un 35% de la población trabajadora podría desempeñar sus labores de forma remota.

A pesar de esto, el sector de la programación se mantiene como el principal representante y demandante del trabajo remoto. Hay empresas que se han visto obligadas a ofrecer, al menos, un formato híbrido (días presenciales con días en remoto) para poder, ya no atraer, sino mantener a quienes integran sus equipos de tecnología. Esto no significa que el sector de la programación haya puesto como punto de honor este aspecto, ya que es un mundo muy diverso y hay quienes
anteponen la participación en equipos presenciales como valor añadido para su
desempeño profesional.

Pero es cierto que es una de las labores qué menos ataduras físicas tiene para llevar a cabo sus labores, y la gente del sector lo tiene muy claro y presente. Poniéndonos en el contexto Europeo, según datos de Eurostat, Portugal e Italia, los más similares, están ligeramente por encima del 12% de trabajo remoto, y si dirigimos la mirada hacia Europa Central, la mayoría de países superan el 15%. Y a la cabeza encontramos a Finlandia, con 25% e Irlanda con 21%.

Formación

La formación en programación puede darse por cuatro vías: La universidad: Con más fundamentos teóricos, mucha formación de base, muchos conocimientos y mucho tiempo de formación, pero a veces con poca familiaridad con las tecnologías más demandadas del mercado.

  • La formación profesional: Más corta que la universitaria, un mayor balance entre la formación teórica y la formación práctica, pero aún quedándose un poco alejada de las tendencias del mercado.
  • Autodidacta: El otro extremo, a total preferencia de la persona, pero a veces sin orientación o estructura en los conocimientos a adquirir. A pesar de no tener límites y permitir aprender cualquier tecnología, y existir grandes referentes autodidactas, a veces la persona pierde de vista elementos fundamentales, como el seguir buenas prácticas, la correcta aplicación de ciertos conceptos o comprender conceptos más profundos, por no tener un acompañamiento profesional.
  • Los bootcamps: La vía que ofrece 4Geeks Academy. Son cursos cortos e intensivos. Su corta duración (8-10 semanas a tiempo completo, 16-20 semanas a tiempo parcial) no impide una formación completa en todos los conceptos básicos, habilidades, tecnologías y herramientas esenciales para incorporarse en el mercado laboral. Exige mucha disciplina y compromiso por la velocidad que requiere en el proceso de aprendizaje, pero garantiza una formación práctica con su fundamento teórico, ideal para adentrarse en el mundo laboral de la programación, en poco tiempo. En este formato la clave se encuentra en la disciplina, la constancia, el esfuerzo y el compromiso, ya que con esto el éxito está garantizado.

 

Advertencia
Advertencia

Te recomendamos

Copyright © Total Publishing Network S.A. 2022 | Todos los derechos reservados