Connect with us

Hola, ¿qué estás buscando?

Domingo, 2 Octubre 2022

Digitalización

La Ley Crea y Crece obliga a las pymes a usar la factura electrónica

dinero

La cuenta atrás de la obligatoriedad de la facturación electrónica ha comenzado. La Ley Crea y Crece podría aprobarse, previsiblemente, en septiembre en el Senado y entrará en vigor en dos fases, según el tipo de compañía. Por un lado, las empresas y autónomos con una facturación anual superior a 8 millones de euros tendrán la obligación de aplicar esta medida en el plazo máximo de un año desde la publicación de la Ley en el Boletín Oficial del Estado. Por otro lado, el resto de empresas tendrán que aplicar esta medida en un plazo de tres años.

Una regulación destinada a favorecer la creación de empresas y que dedica un apartado a la obligación general de implantar la facturación electrónica entre empresas, profesionales y autónomos sin excepción, con el objetivo de digitalizar las relaciones empresariales y reducir la morosidad.

La Ley establece también la obligación de que los servicios de facturación electrónica sean capaces siempre de operar entre ellos y lo hagan de forma gratuita para el usuario, por lo que las plataformas de facturación electrónica deberán ser lo suficientemente versátiles y robustas para recibir facturas electrónicas y no hacer incurrir en problemas a sus usuarios. Las empresas que incumplan esta obligación podrían acarrerar sanciones de hasta 10.000 euros.

La facturación electrónica permite un ahorro del 60%

Gracias a la digitalización de la facturación, las compañías españolas ahorrarán hasta un 60% de costes derivados de emisión de facturas, según datos internos de Generix Group.

Advertencia, desplázate para continuar leyendo

Según los cálculos de la compañía, el coste medio de procesamiento de una factura de proveedor en papel en una empresa se sitúa en 13,8 euros, mientras que el importe medio de una factura electrónica es de tan solo 4 euros, por lo que hay un ahorro significativo de 9,8 euros. En el caso de una compañía cuyo volumen de facturas se sitúe en 50.000 al año el ahorro se traduce en 480.000 euros o 4,8 millones de euros si la empresa genera 500.000 facturas al año.

Las pequeñas y grandes empresas deben transitar cuanto antes del papel a la facturación en formato electrónico. Gracias a la digitalización se reducen costes en el almacenamiento en papel y se mejora la visibilidad de las facturas en tiempo real, lo que posibilita aumentar la productividad, agilizar la gestion de pagos y mejorar la satisfaccion del cliente”, comenta Diana Salazar, B2B Integration Sales Manager de Generix Group. “Además, la gestión automatizada de la facturación permite a los departamentos de administración liberarse de tareas laboriosas, reduciendo errores, agilizando el propio funcionamiento de la facturación y abriendo la posibilidad de dedicar tiempo a tareas de mayor valor añadido”.

Advertencia
Advertencia

Te recomendamos

Recursos

La empresa especializada en digitalización y automatización de todo el ciclo de documentos de negocio, Docuten, nos cuenta qué tipo de empresas están obligadas...

Noticias

Según Intrum, solo el 45% de las compañías españolas considera una prioridad, en periodo de bonanza, mejorar el tiempo de pago a sus proveedores....

Noticias

Ayer asistimos a un evento sobre el proyecto de Ley Crea y Crece, organizado por la Fundación Alianza Digital 2030 y en colaboración con...

Noticias

El sector TIC continúa tirando del carro en la economía española y muestra incrementos que no tenían lugar en los últimos quince años. En...

Copyright © Total Publishing Network S.A. 2022 | Todos los derechos reservados