Connect with us

Hola, ¿qué estás buscando?

Domingo, 26 Mayo 2024

Recursos

Las pymes creen que la tecnología deficiente están perjudicando su productividad

Según un estudio de Adobe, “El futuro del trabajo digital” en español, casi la mitad de los encuestados afirmaron que asocian «ser productivo» con hacer un trabajo que tenga más impacto (45%), en comparación con generar ingresos para la empresa o incluso hacer más trabajo, más rápido y con menos. No es de extrañar, por tanto, que más de la mitad de los trabajadores de pequeñas empresas (52%) se responsabilicen personalmente de su productividad en el trabajo, llegando incluso a esforzarse más por estar en la oficina el 100% de las veces (47%) en comparación con las grandes empresas (37%).

Está claro que a las pequeñas empresas les importa ser productivas. Aunque la carga de trabajo y la forma de realizarlo pueden interponerse en el camino, los factores de estrés económicos y sociales siguen acabando con la productividad. Estos factores de estrés siguen siendo una preocupación mayor para las grandes empresas (72%) pero, aun así, más del 60% de los encuestados afirman que su productividad se ve afectada por preocupaciones económicas externas como una posible recesión y la inflación. Las tres principales preocupaciones de los empleados de las pequeñas empresas son el alto coste de la vida, la posibilidad de inflación y la disparidad salarial, en ese orden.

La realidad para las pequeñas empresas es que los factores de estrés externos y la carga de trabajo siguen afectando a su productividad, y las marcas globales no están haciendo lo suficiente para apoyar la productividad de los trabajadores, incluso a medida que aumentan las presiones económicas. Casi la mayoría (85%) sabe que la tecnología juega un papel fundamental a la hora de ayudarles a trabajar de forma más rápida e inteligente para que puedan centrarse en un trabajo de mayor impacto. Más del 88% de las pymes afirma que las tecnologías deficientes están perjudicando la productividad de su empresa.

Por ejemplo, algo más de la mitad (55%) cree que al menos la mitad del trabajo de su empresa sigue siendo en papel. Esta forma anticuada de trabajar no hace más que aumentar la frustración de los trabajadores de las pequeñas empresas, ya que más de un tercio (34%) quiere dejar su trabajo por culpa de una tecnología deficiente. Esta frustración ha provocado que más de la mitad  (58%) pierdan entre dos y cuatro horas diarias de productividad.

El coste de una mala tecnología no es sólo en horas, sino también en motivación. Casi una cuarta parte (21%) de los empleados de pequeñas empresas se quejará a su jefe de las malas tecnologías de trabajo, y el mismo número de trabajadores (22%) considerará la posibilidad de renunciar en los próximos seis meses debido a la mala tecnología de trabajo.

Advertencia, desplázate para continuar leyendo

Para leer el artículo completo, haz clic aquí.

 

Advertencia
Advertencia

Te recomendamos

Noticias

La Sociedad de Garantía Recíproca (SGR) madrileña, Avalmadrid, firmó un cuerdo con el Ayuntamiento de Móstoles para reforzar su apoyo a las pymes y...

Recursos

La conversación en torno a la inteligencia artificial generativa ha generado tanto entusiasmo como escepticismo. El potencial de la IA resulta innegable, con aplicaciones...

Digitalización

La ciberseguridad continúa siendo una asignatura pendiente para la mayoría de las empresas españolas, sobre todo para las pymes. Según un informe de Hiscox,...

Noticias

Las empresas son los objetivos preferidos de los ciberdelincuentes, que cada día encuentran nuevas técnicas y métodos para lucrarse, a medida que avanza la...

Copyright © Total Publishing Network S.A. 2024 | Todos los derechos reservados