Connect with us

Hola, ¿qué estás buscando?

Domingo, 19 Mayo 2024

Digitalización

La cartera europea de identidad digital, ¿en qué consiste y cómo nos afectará?

cartera europea de identidad digital

Hace unos días, el Consejo de la Unión Europea aprobaba el Reglamento eIDAS2, que obliga a los estados miembro a implantar la cartera europea de identidad digital en un periodo de dos años. Por tanto, a finales de 2026 o principios de 2027, como tarde, será una realidad en España.

Este nuevo hito se produce en el marco de la participación activa de compañías expertas en identificación digital en la regulación de esta tecnología, como Grupo Logalty.

¿Podría implementarse antes?

Algunas compañías españolas, junto a entidades públicas como la Secretaría General de Administración Digital, que lidera la iniciativa en España, y la Fábrica de Moneda y Timbre-Real Casa de la Moneda, están directamente implicadas en el desarrollo de los trabajos técnicos, tecnológicos y jurídicos que acompañan el desarrollo del Reglamento eIDAS2, y por lo tanto, en la configuración de la nueva cartera digital europea.

De hecho, el Gobierno de España quiere adelantarse e implantar una primera versión de una cartera digital este mismo año, sobre todo aplicado a la verificación de la edad de menores en Internet, orientada a protegerles ante contenidos inapropiados como la pornografía o contenidos violentos. Para ello, se ha impulsado ya desde el Ministerio de Transformación Digital y Función Pública un grupo de trabajo interministerial, en el que también participa la Agencia Española de Protección de Datos.

Además, España pretende utilizar el enfoque de la cartera para otros desarrollos como el DNI 4.0, app en la que trabaja la Policía Nacional para que los ciudadanos lleven su documento de identidad en un código QR en el móvil, y que en el futuro deberá converger

Advertencia, desplázate para continuar leyendo

¿Qué países estarán involucrados?

Tras la entrada en vigor del Reglamento, los Estados miembro de la Unión Europea tendrán que desarrollar los sistemas y documentos digitales para estar preparados para emitir este nuevo medio de identidad digital; es decir, que los ciudadanos sepan cómo registrarse y que las empresas estén en condiciones de aceptarlo en toda la UE. Los ciudadanos de los Estados miembros que la tengan implementada podrán usarla en territorio nacional y en relación con el resto de Estados de la Unión Europea.

Por otro lado, la Comisión Europea ha defendido que la cartera será de uso estrictamente voluntario para los ciudadanos, sin perjuicio de que, en caso de funcionar adecuadamente, la usen en la mayor parte de sus relaciones con terceros. Ello no implica que sea obligatoria legalmente en ningún caso, como tampoco lo es la banca electrónica, pero ciertamente los beneficios derivados de su uso pueden hacer devenga imprescindible para la ciudadanía, según fuentes oficiales. En este sentido, la Unión Europea tiene como objetivo que en 2030 el 80% de la población cuente con la cartera digital.

¿Y las empresas?

Los organismos públicos estarán obligados a aceptarla, mientras que, en el sector privado, deberán admitirla las empresas de sectores estratégicos obligadas a realizar autenticación reforzada de clientes, incluyendo el sector financiero y de medios de pago. Asimismo, las grandes plataformas reguladas por la Ley de Servicios Digitales, como Amazon, Google, Meta (Instagram, Facebook) y otras, deberán admitirla, a solicitud estricta del ciudadano.

6.- ¿Por qué surge esta necesidad?

15 años atrás, la Unión Europea se propuso el desarrollo de una infraestructura segura que permitiera realizar operaciones en el entorno digital, que ha dado lugar a la actual federación de identidad digital, que permite a los ciudadanos españoles acceder, con su DNI electrónico, a las administraciones públicas de los restantes Estados miembro. Como mejora sobre este sistema, e inspirándose en la practicidad que ofrecen las aplicaciones de wallet digital en los teléfonos móviles, ahora se ha planteado un enfoque similar para documentos de identidad y trámites.

De este modo, los trámites burocráticos y oficiales podrían ser gestionados con la misma facilidad que se realiza una compra de una entrada para un concierto o se reserva un billete de tren, con tan solo unos pocos clics desde la comodidad de un dispositivo conectado a internet.

La creación de una cartera de identidad digital y la ampliación de los atributos de identidad abre un nuevo horizonte para los ciudadanos europeos.

¿Cómo se usará?

La cartera se manejará a través de una aplicación, disponible en cualquier dispositivo electrónico. En este contexto, el usuario, ya sea de forma online u offline, podrá demostrar sus datos a través de un código QR, o mediante otros protocolos de alta seguridad.

Además, se podrá podrán revisar los datos almacenados en su cartera y presentar reclamaciones a las autoridades de protección de datos si consideran que se les solicitan datos excesivos o sin base jurídica.

Con este dispositivo, los ciudadanos tendrán el control sobre su propia información, pudiendo mostrar únicamente los datos que se les solicitan. Por ejemplo, para demostrar la mayoría de edad, no será necesario mostrar los datos nominativos, como el nombre y apellido.

El sistema de verificación e intercambio de documentos digitales detrás de la cartera europea de identidad digital se destaca por su enfoque descentralizado, donde la información de cada usuario reside en su cartera en lugar de concentrarse en una única ubicación centralizada. Esta descentralización no solo fortalece la seguridad y la privacidad de los datos de los usuarios, sino que también asegura una mayor resistencia frente a posibles ataques o fallos técnicos.

La certificación de las carteras se llevará a cabo según las normas de seguridad más estrictas, según la UE. En una primera etapa, cada Estado miembro será responsable de salvaguardar las carteras dentro de su territorio, antes de que la responsabilidad sea transferida a la UE, una vez que el sistema esté plenamente operativo.

 ¿Qué se puede hacer con ella?

La cartera permitirá realizar todo tipo de gestiones en el plano online y offline, sector público y privado, y con carácter transfronterizo. Será de utilidad en múltiples ámbitos de la vida permitiéndonos prescindir de credenciales físicas y trámites burocráticos para estudiar, trabajar, viajar y vivir en cualquier parte de nuestro país y de los demás Estado miembro.

En el sector académico, esta cartera permitirá la solicitud de plaza en una universidad en cualquier comunidad autónoma española o en cualquier país de la UE y la convalidación de asignaturas en el programa Erasmus, entre otros. En el sector laboral, por su parte, será de utilidad para demostrar ágilmente nuestra experiencia previa y habilidades adquiridas.

En cuanto a la seguridad social, algunos ejemplos son recibir atención médica en centros sanitarios europeos, el acceso a una receta médica en otro país europeo y la comprobación de la tarjeta sanitaria europea.

Respecto a los registros comerciales, la cartera posibilitará demostrar ante una empresa privada ser beneficiario de una ayuda estatal, solicitar un préstamo o una hipoteca en cualquier entidad bancaria de la UE y alquilar un coche con un permiso de conducir digital, entre otras gestiones.

En el día a día, por ejemplo, tendrá utilidades como demostrar la edad para visualizar cierto contenido en Internet o acceder a una discoteca, así como evitar el fraude con las personas del gas y luz que se presentan en tu casa.

¿Quién la desarrolla?

El Reglamento eIDAS2 facilita las guías para que cada Estado miembro desarrolle su propia cartera y para que, en última instancia, todas sean interoperables entre ellas. En paralelo, la Comisión está trabajando en un prototipo de cartera digital única, que estará disponible para los países que la soliciten.

En este desarrollo se encuentran entidades españolas como el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital que, a través de la Secretaría General de Administración Digital, actúa como coordinador de proyectos como DC4EU y de EBSI-NE. El primero, orientado en la creación de una solución de identidad digital descentralizada en los ámbitos de la educación y la seguridad social y el segundo en la expansión a nivel europeo de la red detrás de la cartera.

Advertencia
Advertencia

Te recomendamos

Noticias

El Grupo Logalty desempeñará un papel clave en el funcionamiento de la futura cartera de identidad digital europea (EU Digital ID Wallet). Un sistema...

Digitalización

Llevamos meses oyendo hablar del cambio normativo y de gestión que supondrá eIDAS2, y será después del verano, durante el último trimestre del año, cuando...

Noticias

Según indican en w3volution, el Grupo Logalty, compañía especializada en Legaltech y Regtech en España, ha sido elegida por la Comisión Europea para adherirse a tres...

Copyright © Total Publishing Network S.A. 2024 | Todos los derechos reservados