Sábado , 10 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • ¿Puede Apple Pay revolucionar la industria de los pagos móviles?

    Apple-Pay

    La industria del pago móvil cuenta desde hoy con un nuevo jugador y uno que no es precisamente pequeño. Entre las novedades que Apple presentó en su su Keynote de ayer, tal vez la que más interese a las pequeñas empresas es la llegada de Apple Pay, la solución que en Cupertino han puesto en marcha para que los usuarios de iPhone puedan pagar con su móvil. Pero ¿qué es Apple Pay y cómo puede impulsar la industria de los pagos móviles? ¿Puede suponer la llegada de Apple a este sector, el empujón que necesita para convertirse en una opción realmente popular?

    La tecnología de Apple Pay

    Para su sistema de pagos móviles Apple apuesta como muchos otros fabricantes por la tecnología NFC. Además añade una capa de seguridad gracias a Touch ID, el lector de huellas dactilares que incorporan sus smartphones iPhone 5S/6/6+. Desde el punto de vista de operadores logístico la empresa ha firmado acuerdos con las principales entidades de tarjetas de crédito: Visa, Mastercard y American Express, prometiendo un despliegue inicial en más de 220.000 puntos de venta en Estados Unidos.

    Para animar a los usuarios a apostar por su sistema de pagos, Apple ha simplificado al máximo todo el proceso. En este sentido, al situar el smartphone cerca del TPV, situando el dedo sobre Touch ID, nuestro iPhone entenderá que queremos realizar el pago que se nos solicita desde el TPV y nos mostrará en pantalla la tarjeta de crédito que hemos incluido como predefinida. Pulsando una segunda vez sobre Touch ID aprobaremos el pago. En caso de que queremos escoger otra tarjeta, podremos hacer scroll sobre la pantalla para escoger cualquiera de las otras tarjetas que hayamos introducido. Para facilitar más las cosas, toda la operación podremos realizarla desde la pantalla de bloqueo del terminal, sin necesidad de abrir ninguna App.

    Durante la presentación de su sistema de pagos, uno de los elementos en los que más se ha querido insistir es en el respeto por la privacidad del usuario. En este sentido Apple ha explicado que su trabajo en Apple Pay consiste únicamente en proporcionar la tecnología que permite realizar el pago y que en ningún caso recopilará datos de sus usuarios. Es decir si nos fiamos de sus declaraciones, Apple no sabrá en ningún momento cuánto estamos pagando, qué estamos comprando y dónde lo estamos haciendo.

    Otro elemento que llama la atención desde el punto de vista de la seguridad, es que ni siquiera los comercios tendrán acceso al número de tarjeta de crédito que está siendo utilizada. Todo lo que accederán será al ID del dispositivo, que será el que realizará la transacción desde el elemento seguro, que es donde se almacenan los datos de nuestras tarjetas, contraseñas, huella dactilar, etc.

    Y mucho más: iBeacon, Passbook y APIs para desarrolladores

    Apple Pay no sirve únicamente para pagar en un terminal de venta TPV. La mayor integración de Touch ID en iOS 8 va a permitir que hagamos todo tipo de pagos en nuestro terminal utilizando únicamente nuestra huella dactilar.

    ¿Cuál es la principal ventaja? El usuario no tendrá que introducir una y otra vez los datos de su tarjeta de crédito en las Apps que se lo soliciten. Si el desarrollador habilita la característica Apple Pay, todo lo que tendrá que hacer para pagar es situar su dedo en el botón home durante unos segundos. Como muestra, la conocida y “polémica” Uber, mostró en la keynote de ayer cómo los usuarios de su servicio podían solicitar un coche con conductor y pagarlo utilizando Apple Pay.

    Es más que previsible que de esa misma tecnología se beneficien los retailers que apuesten por iBeacon,  sistema de posicionamiento en interiores (tiendas, centros comerciales, aeropuertos, etc.) basado en transmisores de bajo consumo que pueden enviar notificaciones a dispositivos iOS en función a su proximidad.

    En la práctica supone que si estamos en una tienda de ropa, podemos recibir ofertas de ultima hora en nuestro smartphone, sin que tengamos que hacer nada. Su integración con Apple Pay supondría además poder comprar directamente desde nuestro terminal sin tener que pasar por caja. Empresas como Macy’s ya lo están empezando a implementar.

    Por último no podemos olvidarnos de Passbook. Lo que se presentó en iOS 6 como una forma de gestionar tarjetas de fidelización, tarjetas de embarque, etc. podría beneficiarse también de la nueva tecnología de pagos, facilitando poder por ejemplo adquirir cafés, hamburguesas, películas, etc. directamente desde la aplicación y antes de llegar a la tienda.

    De momento no sabemos cuándo llegará Apple Pay a España o incluso si en algún momento acabará llegando, pero sí que parece evidente que si bien Apple Pay no es una auténtica revolución, sí que puede representar un gran paso adelante en la industria del pago móvil.

    También te gustará

    tjue-sede2

    La economía colaborativa se la juega en 2017

    2016 ha visto en España la consolidación de las principales startups englobadas en la conocida …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.