sábado , 14 diciembre 2019 Impresion Pyme
  • ¿Estás preparado para invertir en el MAB?

    El MAB quiere convertirse en una de las grandes alternativas de financiación para las pequeñas empresas. Como os contamos hace unos días, la constitución de su propia patronal (AEMAB), tiene precisamente entre sus objetivos tanto el atraer a nuevas empresas que quieran cotizar en el Mercado Alternativo Bursátil, como inversores que quieran obtener una alta rentabilidad  y que estén dispuestos a asumir riesgos.

    Para explicar que supone invertir en el MAB, cuál es su rentabilidad y cuáles los principales riesgos, AEMAB ha elaborado un decálogo desde el que se quiere impulsar el conocimiento de este mercado entre potenciales inversores y colaborar con los organismos supervisores. Los principales puntos a tener en cuenta, son los siguientes:

    1. Invertir en el MAB significa participar en pymes españolas de gran potencial de crecimiento, dado que muchas de ellas desarrollan tecnología disruptiva y soluciones muy innovadoras. Además, las pymes son grandes generadoras de riqueza y ocupan al 70% de los trabajadores españoles.

    2. Ser accionista de pymes en expansión puede entrañar beneficios, pero también pérdidas. Hay que estar preparado para no recuperar la inversión inicial a corto plazo.

    3. Al financiar proyectos con riesgo, hay que asumir la posible pérdida de todo lo invertido en alguno de ellos. El capital invertido no debe ser dinero que el accionista necesite con disponibilidad inmediata.

    4. Dado su potencial, las empresas del MAB ofrecen una elevada rentabilidad, pudiendo llegar a multiplicar varias veces la inversión realizada, como ya han demostrado muchas de la cotizadas de este mercado.

    5. Las empresas del MAB deben presentar sus cuentas anuales auditadas. Se debe consultar toda la información financiera que exista para evitar sorpresas. Si el propio inversor no tiene conocimientos o capacidad para hacerlo, puede informarse a través de las entidades financieras que existen en España o contactar con AEMAB

    6. Los planes de negocio de las empresas no son una verdad absoluta. Pueden cumplirse o no, ya que nadie puede asegurar qué ocurrirá en el futuro y se debe asumir el riesgo (ganancia o pérdida) particular de invertir en una determinada compañía.

    7. No es recomendable invertir a corto plazo, aunque en ocasiones puede resultar atractivo hacer un mix de inversiones a corto, medio y largo plazo.

    8. Hay que tener en cuenta la alta volatilidad y la baja liquidez de este tipo de compañías en expansión. Son inversiones que, por norma general, están pensadas para el medio y largo plazo, no para especular a corto.

    9. Es necesario invertir con todos los sentidos y considerar la fiscalidad de cada operación, así como el instrumento fiscal que mejor se adapta a cada inversor.

    10. Como colofón, antes de dar el paso definitivo e invertir, es aconsejable buscar una opinión entre asesores financieros o la propia entidad financiera. Todo consejo es poco antes de poner a trabajar nuestros ahorros.

    También te gustará

    Noviembre ofreció más de 218.000 vacantes para poder trabajar, según Infojobs

    Pese a que las previsiones de crecimiento económico no son buenas a medio plazo parece …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.