miércoles , 17 julio 2019 Impresion Pyme
  • Haz que tu pequeña empresa se convierta en mediana

    El emprendimiento está muy instaurado en España y prueba de ello son las cifras. En 2014 se crearon 94.152 empresas, la mayor cifra en 6 años, según datos de Instituto Nacional de Estadística (INE). Una vez que se funda la compañía y se pasa el periodo de emprendimiento y consolidación de la empresa llega el momento de decidir si queremos quedarnos como una pequeña empresa que funciona bien o queremos subir un peldaño y convertirnos en una empresa mediana.

    Se considera una empresa mediana aquella que tiene entre 50 y 250 trabajadores y factura entre 10 y 50 millones de euros anuales según la legislación de la Unión Europea. Tomás Santoro y Alfredo Nicolás, dos emprendedores españoles que ya han puesto en marcha varias empresas y actualmente empiezan nuevo proyecto con SumaCRM.com, defienden que la clave del éxito es «Vender, vender y vender», pero para conseguirlo y así dar el salto hay que tener en cuenta, según ellos, 5 cosas imprescindibles:

    1. Tener un director comercial con años y probada experiencia en equipos comerciales.

    “Para vender lo más importante es el área comercial de la empresa pero no por tener más comerciales vamos a crecer más, es muy importante que este equipo esté bien dirigido y debemos contar con un director comercial experimentado”, afirma Santoro que además cuenta en un blog para ayudar a otros emprendedores.

    2. Contar con un sistema de reclutamiento y formación de comerciales.

    Nicolás defiende que “una vez que contamos con un líder, necesitamos un equipo fuerte y formado que pueda llevar a cabo el trabajo y ceñirse a la estrategia comercial para conseguir los objetivos. La idea es empezar montando un equipo hasta que 4 personas estén haciendo objetivos y cuando los hagan, dividirlo en 2 equipos y meter a 4 comerciales, nuevos, 2 en cada equipo y así continuamente”.

    3. Hacerse con una herramienta de gestión y organización adecuada para los trabajadores.

    Cuanto más empleados y clientes más se complica la comunicación entre ellos, contar con una herramienta para que lleguen las tareas y no se pierda nada en el camino es causa directa del éxito. Una herramienta CRM como SumaCRM.com es una gran ayuda y de su experiencia en empresas anteriores aseguran ambos emprendedores que surgió la idea del nuevo proyecto que ahora les ocupa.

    4. Que el fundador no sea imprescindible en ningún área.

    Santoro asegura que “es bastante habitual que los fundadores y emprendedores acabemos haciendo cuello de botella. Queremos supervisar muchas partes de la empresa y eso cuando se crece a un determinado ritmo es imposible y solo sirve para retrasar el trabajo”.

    También te gustará

    blablabus

    Blablacar crece: primero el coche, luego el bus y, próximamente…. ¿el tren?

    La compañía francesa continúa su expansión en el sector del transporte, mordiendo cada vez más …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.