miércoles , 20 marzo 2019 Impresion Pyme
  • Sr.robot, queda usted contratado

    En 20 años, el 47% del trabajo que actualmente desempeñamos los seres humanos, podrá ser llevado a cabo por robots. Campos como el telemarketing, administración y contabilidad, gestión de seguros, etc. se preparan para una automatización casi inminente de buena parte de los puestos de trabajo disponibles. Así lo asegura la Universidad de Oxford en su estudio “The Future of Employment, en el que asegura que en pocas décadas el trabajo, tal y como lo conocemos hoy en día, está llamado a convertirse en un bien escaso. 

    El matiz “tal y como lo conocemos hoy en día” es importante. A medida que se “robotiza” el panorama laboral actual, asistiremos al nacimiento de nuevas industrias auxiliares en las que los desarrolladores de software y los ingenieros informáticos tienen todas las de ganar.

    Expertos en Big Data, Data Scientists, analistas de marketing digital, ingenieros de software, etc. son ya y van a ser cada vez más, los puestos de trabajo más demandados y cotizados. A cambio, los puestos de trabajo menos tecnificados, como ocurrió con la agricultura a principios del siglo XX, están destinados a vivir una prolongada pero inexorable decadencia.

    Y no es una proyección o una previsión de futuro. Es algo que está ocurriendo ya. Amazon por ejemplo, no sólo está trabajando para que sean sus drones los que hagan el reparto de mercancías (sustituyendo a las empresas de mensajería), sino que ya ha empezado a trabajar con robots para convertirlos en sus nuevos “mozos de almacén“.

    En el campo médico, además de la introducción de instrumentos médicos cada vez más tecnológicos, empresas como Sedases trabajan para que en un futuro cercano, trabajos como el de anestesista pueda ser desempeñado por completo por un robot, que en su estado actual de desarrollo, no sólo monitoriza la constantes vitales del paciente sino que es capaz de determinar la cantidad y el tipo de anestesia que tiene que suministrar.

    En Japón y Corea del Sur, algunos robots ya están haciendo la función de recepcionistas en oficinas y hoteles y lo que es más, también se está trabajando en la posibilidad de introducirlos en las aulas escolares como profesores de apoyo. A fin de cuentas, ¿Quién puede tener todas las respuestas? ¿Cómo va a competir un profesor con una máquina que no sólo genera empatía, sino que además lo sabe todo?

    Esto por no hablar de industrias y cadenas de montaje que actualmente ya están altamente tecnificadas, pero que todo apunta a que a medio plazo, lo van a estar mucho más. ¿Qué nos espera? Tal vez en las próximas décadas un volver a plantearnos cómo queremos reorganizar la sociedad.

    Como apuntamos en “¿Tiene sentido trabajar 40 horas a la semana?”, el esquema de trabajo actual, heredado de la revolución industrial, más pronto que tarde va a entrar en una crisis profunda de identidad. Podría ser que la única forma de combatir un desempleo que promete ser endémico y persistente, pase por instaurar una jornada laboral de entre 15 y 20 horas por semana, a la vez que todos los planes educativos se desplazan hacia la formación en nuevas tecnologías.

    Y esto en el mejor de los casos. En el peor, se seguirá profundizando la brecha en la sociedad. Y no hablaremos sólo de la competencia entre el 1% más rico y el 99% más pobre, sino además entre los trabajadores que son capaces de entender y por lo tanto trabajar en nuevas tecnologías y los que no lo son. Pero claro, todo lo que hemos relatado hasta aquí es pura especulación. En realidad las cosas podrían ser muy diferentes. ¿O no?

    Imagen: Shutterstock

    También te gustará

    podcast

    Los podcast: etimología, usos y ejemplos interesantes

    La palabra podcast está formada por dos componentes. La primera parte de la palabra (pod) …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.