viernes , 22 marzo 2019 Impresion Pyme
  • Las startups tienen que prepararse para un mundo post-unicornio

    Demasiados unicornios. Demasiados fondos de inversión riesgo invirtiendo demasiado dinero en startups que tal vez nunca puedan llegar a demostrar valer demasiado. Los conocidos como unicornios, startups que tienen una valoración superior a mil millones de dólares no sólo han empezado a multiplicarse con escaso control, sino que como consecuencia de esta locura inversora, ya se ha acuñado un nuevo término: “decacorn”, es decir, unicornios que han superado la barrera de los diez mil millones.

    Para el CEO de Dropbox, Drew Hudson, esto no sólo tiene que parar, sino que ya hay varias señales de que está a punto de hacerlo. Lo normal para este directivo de Silicon Valley, es que entremos en un nuevo momento post-unicornio en el se prime no tanto el crecimiento rápido, como la racionalidad. Y es que el dinero de los inversores no es infinito. En su intervención en la Bloomberg Technology Conference, el CEO de Dropbox fue bastante claro al respecto:

    “Los unicornios necesitarán centrarse en crear negocios mucho más sanos, en la medida que el capital riesgo y otras fuentes de financiación privada empiezan a secarse. En estos tiempos de ‘boom’ nos hemos desconectado de lo que es realmente básico, de los principios fundamentales. El ‘cash’  es oxígeno para el negocio, pero si lo único que hacemos es mantenernos conectados a la bombona de oxígeno de los inversores, puede que finalmente no podamos respirar”.

    Las palabras de Hudson repiten un mantra que ya hemos escuchado antes.Tras una alegría inicial desmesurada, vamos a entrar en un momento mucho más maduro para la mayoría de las startups, en el que los inversores van a ser mucho más escépticos a la hora de participar en rondas de financiación multimillonarias. Se seguirá invirtiendo, pero cada vez más en esas empresas que sí pueden demostrar tener un modelo de negocio consolidado y que produce beneficios.

    En la mismo evento, un inversor tan experimentado como Marc Andreesen no sólo coincidía en este extremo, sino que aseguraba que la reciente adquisición de LinkedIn por parte de Microsoft, sólo es el principio de una nueva época en la que veremos muchas más fusiones y adquisiciones.

    “Se está viviendo una situación un tanto dramática en el Valley. Vemos muchas compañías privadas que están empezando a perder el valor que alcanzaron hace unos años, a la vez que grandes empresas empiezan a ‘salir de compras’ en busca de esas startups que puedan completar las carencias de su portfolio”.

    Por lo tanto, concluyen ambos directivos, en una escena post-unicornio, muchas startups deberán rebajar sus expectativas si quieren seguir ‘vivas’, centrarse menos en conseguir inyecciones de capital y más en construir un negocio sostenible que crezca en torno un público concreto.

    También te gustará

    piñeiro

    José Piñera, de Reparatucoche.com: “Las marcas que más pasan por el taller son Ford, Seat, Citroën, Renault y Peugeot”

    En el año 2014, José Piñera lanzó una plataforma orientada a la contratación de reparaciones …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.