sábado , 14 diciembre 2019 Impresion Pyme
  • El huracán Pokémon GO llega a tu barrio

    Pokémon GO se ha convertido en un auténtico fenómeno de masas. No sólo ha conseguido en unos días resucitar las acciones de una Nintendo en franco declive, sino que está cambiando la forma en la que muchas personas se relacionan con el mundo que les rodea y como consecuencia, también impactando en todo tipo de establecimientos. El fenómeno está siendo especialmente intenso en el mundo de la restauración que ha visto en el auge de este juego una nueva herramienta de promoción.

    ¿Qué tiene Pokémon GO que en menos de una semana desde su lanzamiento ha conseguido superar en número de usuarios activos a Twitter o Snapchat? ¿Cuál es su secreto para que las búsquedas relacionadas con el juego hayan conseguido desplazar a un segundo plano al omnipresente porno?

    Básicamente conseguir que por primera vez, un juego de realidad aumentada consiga su propósito: que los jugadores utilicen su smartphone para relacionarse con el mundo real. La mecánica es simple: la misión de los jugadores de Pokémon GO es la de «capturar» con su smartphone los distintos Pokémons que hay repartidos por todo el mundo (real) para después entrenarlos y luchar contra otros jugadores. Los Pokémons pueden encontrarse en cualquier parte y es habitual encontrarlos en parques, cafeterías, bibliotecas, monumentos …etc. y también en sitios más curiosos como comisarías de policía, cementerios o incluso en mitad de un río.

    ¿Y qué tiene que ver esto con el pequeño comercio? Que desde su lanzamiento internacional (se espera que unos días el juego también debute en España) algunos establecimientos han empezado a experimentar un aumento del tráfico de visitantes debido a que el algoritmo de Nintendo ha situado uno de esos codiciados seres virtuales dentro de su local.

    Cuando los dueños de estos establecimientos han descubierto qué motivava el aumento del número de visitantes las reacciones no se han hecho esperar. Algunos han hecho uso de las redes sociales para anunciar al mundo que junto al capuccino los jugadores de Pokémon GO pueden hacerse sin problemas con una nueva mascota para su colección.

    Otros en cambio, cansados del flujo de visitantes que entran, capturan y salen sin gastar un céntimo en el local, han empezado poner carteles «disuasorios» en la entrada de sus establecimientos indicando a los fans del juego que si quieren su ansiado Pokémon deberán realizar al menos una consumición mínima.

    Finalmente algunos jugadores han empezado a determinar sus opciones de comida/cena en un barrio determinado en función de si existe la posibilidad de encontrar un nuevo Pokémon con el que engrosar su «ejército virtual». En definitiva todo un fenómeno de masas que muestra con éxito por primera vez algunas de las grandes posibilidades que ya ofrece la realidad aumentada.

    También te gustará

    Tres formas de darte de alta en HP Instant Ink, tú eliges la que mejor se adapte a ti

    HP Instant Ink es un servicio de reposición de tinta a domicilio totalmente automatizado que …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.