lunes , 18 marzo 2019 Impresion Pyme
  • 10 señales de que vas a ser despedido

    Nadie quiere ser despedido, pero, a veces, estas situaciones son inevitables. Bajo rendimiento, la implantación de medidas de reducción de personal, adquisiciones y otros factores económicos son los más habituales desencadenantes de este tipo de acciones. Sin embargo, según ha publicado en un artículo INC, hay 10 señales que podemos ver antes de que se produzca la comunicación de un despido, pudiendo prepararnos y anticiparnos a ese momento, y, quizá, buscar mientras un ‘Plan B’.

    1. No acudir a reuniones a las que solía ser invitado. La exclusión de las reuniones es una señal fácil de alerta. La exclusión de grandes proyectos o actualizaciones de la compañía puede ser una mala señal.

    2. No estar invitado a salidas sociales. La cultura de la empresa abarca acciones que se desarrollan tanto en el interior como en el exterior de la oficina, por tanto, si se observa que las invitaciones a este tipo de actividades -especialmente las que se desarrollan fuera de la empresa, por ser más visibles- es posible que le estén dejando al margen de la cultura de su compañía.

    3. No es seleccionado para representar a la empresa. Las personas en buen estado en una empresa, a menudo, se les pide que actúen en nombre de la empresa en conferencias, como ponentes, asistentes etc. Si no es elegido para estas funciones, puede estar en problemas.

    4. Se le pide poner las cosas por escrito. A veces los ejecutivos pueden querer obtener una serie de evidencias, que expliquen los motivos del despido, en especial cuando estos se encuentran ligado al bajo rendimiento.

    5. Permanecer en la empresa menos de un año. Para algunas empresas es más fácil actuar dentro del primer año de trabajo. Si usted siente que podría estar en peligro, y que aún conserva el estatus de novato, podría ser una señal de peligro.

    6. Su empresa está a punto de ser adquirida. Muchos compradores buscarán la eficiencia y si su función es redundante, puede estar en problemas.

    7. Su jefe le llama para reuniones diarias, que nunca estuvieron ahí como norma. Puede que el directivo o superior esté evaluando a los empleados y que dentro de esas posibles bajas que barja se encuentre la suya.

    8. Se recibe una mala evaluación de desempeño, ligado al bajo rendimiento, tiene que crear un plan de defensa que redirija el camino hacia el objetivo que busca el jefe. En cambio, si obtiene una mala crítica, pero cree que lo está haciendo muy bien, hay una discrepancia que puede ser decisiva para los acontecimientos que se vayan a dar después.

    9. Su trabajo pasa de difícil a imposible. Una de las estrategias usadas por algunos directivos es marcar límites que no son alcanzables para utilizarlos de excusa, cuando no se logren llevar a cabo, y así allanar el camino hacia el despido.

    10. Su último hombre / mujer que estaba en un departamento. Cuando se percibe que un área de la empresa, antes, ampliamente copada, empieza a menguar considerablemente hasta que usted es el único que queda, puede ser una señal de que no le queda mucho tiempo.

    También te gustará

    Blockchain como herramienta para elegir talento: seis claves

    La tecnología asociada al blockchain, cadena de bloques en una traducción directa, ha marcado una …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.