lunes , 18 marzo 2019 Impresion Pyme
  • La banca despeja su camino en busca de pymes muy rentables

    presupuestos generales estado

    El dinero ha comenzado a fluir hacia las pequeñas y medianas empresas (pymes). Los bancos se han liberado de las ataduras que les han mantenido amordazados durante los últimos años, lo que hace prever un crecimiento de la financiación hacia el tejido productivo. Los grandes bancos han anunciado un incremento de sus beneficios del 21,2% en el primer semestre del año, hasta situar sus ganancias en los 7.697 millones de euros. Las pymes son las empresas más deseadas por las entidades financieras españolas.

    El director general del Banco Internacional de Pagos (BIS por sus siglas en inglés), el español Jaime Caruana, aseguraba en Madrid hace sólo unas semanas que la constante elevación de los requisitos de capital, una de las grandes pesadillas de las entidades financieras, había dejado de ser una prioridad para el organismo regulador de la banca mundial.

    Caruana emitió un pronunciamiento contundente. “No es tiempo de bajar la guardia , pero tampoco de subir las exigencias de capital”. Los bancos han tenido que elevar de forma progresiva durante años el nivel de capital en sus balances, hasta llegar a niveles situados por encima del 10% de sus recursos. Ahora disponen de unos fondos propios de 145.000 millones de euros, que es dinero ocioso que no tiene rendimiento.

    Vientos de cola

    Pero la suerte financiera de las pymes está cambiando, conforme la economía se ha situado en velocidad de crucero en su crecimiento. Los bancos ya no tienen que preocuparse por tener que poner más dinero en previsión de agujeros futuros. Ni tampoco para tapar los existentes. Todavía cuentan con 110.000 millones de préstamos fallidos e inmuebles procedentes de adjuicaciones por valor de 70.000 millones. Pero el crecimiento del empleo hace prever una bajada de la morosidad, mientras que el crecimiento de los precios y del interés en el sector inmobiliario hace prever que pueda acelerarse la velocidad con la que están vendiendo estos activos malos.

    Las pymes son el objetivo más ambicionado por los bancos. Constituyen un segmento de mercado de alto rendimiento, ahora que los márgenes de tomar y prestar dinero se encuentran muy deprimidos por la situación de los tipos en el 0%. Las pymes son una perita en dulce para los bancos. Una vez que se hacen con este cliente, le pueden vender una serie de productos que convierte a las pequeñas y medianas empresas en un auténtico filón. Les pueden vender seguros, préstamos, así como todo tipo de servicios por parte de sus filiales de leasing, factoring, apoyo en la internacionalización, gracias a las filiales que tienen en el extranjero… El abanico de productos y servicios es fabuloso.

    Golpe de timón

    Los últimos datos del Banco de España atestiguan esta buena evolución en la financiación a las pymes. En los cinco primeros meses del año, los bancos habían prestado a las pequeñas empresas un total de 51.486 millones de euros, lo que supone nada menos que 6.363 millones más que en el mismo periodo del año anterior, con un crecimiento del 12,35%. A las medianas empresas les habían financiado por importe de 14.701 millones de euros, lo que equivale a un aumento de 1.016 millones, que supone el 6,91% más que en igual periodo del año anterior.

    El Banco de España señalaba recientemente que “existe una mayor disposición de las entidades a conceder préstamos en condiciones de financiación más favorables”. Las propias pymes están registrando un importante crecimiento de sus beneficios.

    Velocidad de crucero

    Una situación favorecida por la buena marcha de estas empresas. Entre octubre y marzo, el número de empresas que declaró un alza en las ventas volvió a superar al de las que señalaron lo contrario. La diferencia relativa entre ambos grupos superó el  22%. No todo es positivo, porque el 45% de las empresas percibe que se va a producir un incremento de costes laborales y otro 57% considera que se elevarán los gastos de otra naturaleza. La principal preocupación de las pymes en el semestre analizado es la falta clientes, lo que fue señalado por el 29% de las empresas consultadas.

    También te gustará

    documentos

    Reglas para una mayor eficiencia en la gestión de documentos

    Las pymes se enfrentan a diario con multitud de obstáculos, a los que a veces …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.