jueves , 20 septiembre 2018 Impresion Pyme
  • Tecnología minimalista: cuando menos es más…productivo

    ¿Sabías que apostar por el minimalismo y creerse de verdad eso de que “menos es más” realmente puede ayudarte a ser más productivo y mejorar en tu trabajo? Porque frente a lo que algunas personas piensan, el minimalismo no trata de obligarte a llevar una vida espartana, renunciar a todas tus posesiones o convertirte en vegano (si no quieres).

    Más bien al contrario, te ayuda a centrarte en cada momento en lo que de verdad importa. Propone que tengas cosas sí, pero solo lo que de verdad necesitas, evitando todo tipo de distracciones innecesarias. Por este motivo, los defensores de este método aseguran el minimalismo les ha liberado de todas esas cosas que parecían vitales, pero que en realidad no lo son. Tanto éxito ha tenido este planteamiento vital, que es fácil descubrir cómo sus postulados se han aplicado a todo tipo de disciplinas: arte, arquitectura, moda, diseño, gastronomía, tecnología, etc.

    En el campo de la productividad empresarial, frente a las suites más completas (y complejas) se posicionan desde hace tiempo aplicaciones sencillas, libres de distracciones, que proponen al usuario una forma de trabajar casi zen. En MuyPymes repasamos algunas de las más interesantes.

     

     

    Editores de texto

    Escribir y nada más. Los editores de texto minimalistas apuestan por una descarada ausencia de menús y decenas de opciones. Permiten dar cierto formato al texto, pero invitan al usuario a aprender las claves de markdown, un lenguaje de marcado que permite aplicar formato como negritas, cursivas, listas ordenadas, etc. aplicando códigos que facilitan que el usuario no despegue las manos del teclado.

    Muchos de estos editores ofrecen además el conocido como “focus mode”, una opción que permite poner el foco de atención sobre el párrafo que se está escribiendo en cada momento, posicionando el resto del documento en segundo plano. Algunos de los editores de texto más populares en esta categoría son “iA Writer“, “Ommwriter” o el más completo “Ulysses“.

    Navegadores de Internet

    Frente a navegadores tan completos como Vivaldi, Google Chrome o Mozilla Firefox, en los últimos años han surgido un nuevo tipo de navegadores minimalistas, que recorren el camino inverso. A diferencia de los anteriores estos navegadores no ofrecen ningún grado de personalización (nada de instalar temas) y de la misma forma, no permiten instalar ningún tipo de extensión.

    Los más atrevidos, como en el caso de Colibri Browser, ni siquiera tiene soporte para pestañas, de modo que obliga al usuario a centrar su atención en el contenido que se le muestra en cada momento. Esto por supuesto puede representar un pequeño handicap en el terreno de la productividad, por lo que muchos suelen optar por opciones como Midori o Min que sin renunciar al minimalismo, sí que dan ese pasito que les permite mantenerse relevantes a la hora de trabajar.

    Gestión de tareas y proyectos

    El pasado mes de agosto publicábamos un reportaje especial sobre gestores de tareas y proyectos. Casi todas las aplicaciones que recogíamos entonces eran programas completos, pensados para ser lo más productivos posibles en distintos aspectos de nuestra vida profesional y personal.

    En ese momento dejábamos “fuera de la lista” los gestores de tareas minimalistas, porque en realidad tienen una orientación muy diferente. Más que ayudarnos a planificar proyectos complejos, estas aplicaciones tienen como objetivo ayudarnos a despejar la mente en situaciones muy concretas. Su uso está pensado para periodos breves de tiempo (unos minutos, unas horas, un día como máximo) y la mayoría no pasan de ser poco más de una página en blanco en la que apuntar lo que queremos hacer.

    Algunas de las opciones más populares son Gone, Nanolist  o Minimalist.

    Correo electrónico

    Por su propia naturaleza, es complicado que un programa de correo electrónico no ofrezca a sus usuarios cierto grado de complejidad… aunque sea para alcanzar ese inbox cero por el que muchos suspiran.

    Pese a todo, hay aplicaciones que no lo hacen del todo mal. Geary, Proton Mail o Airmail son aproximaciones interesantes. Sin embargo más que clientes electrónicos minimalistas, en este apartado resulta mucho más interesante hablar de un uso minimalista del correo electrónico, aprendiendo para ello a gestionar la bandeja de entrada.

    Gestión de notas

    Como en el caso de los editores de texto, los gestores de notas minimalistas suelen contar con soporte para markdown y…poco más. Los más interesantes como es el caso de Simplenote ofrecen sincronización en la nube y aplicaciones propias para iOS y Android.

    En estos programas no vamos a contar por lo tanto con posibilidades como añadir imágenes, incluir archivos adjuntos o contar con todo tipo de carpetas y funciones de búsqueda avanzadas. Más bien al contrario, deberemos ser especialmente concienzudos a la hora de aprender a trabajar con etiquetas y olvidarnos del resto.

    Además de Simplenote otras opciones que resultan interesantes en este campo son Bear, Apple Notes o Boosnote.

    Investigar y leer más tarde

    Hace unos cuantos años que muchos de los principales navegadores web del mercado ofrecen tanto un modo de lectura sin distracciones (mostrando sólo el texto de una página web y eliminando el resto), como la posibilidad de guardar contenidos para leerlos más tarde.

    Por defecto encontramos esta posibilidad tanto en Mozilla Firefox como en Microsoft Edge o Apple Safari. En Google Chrome si bien es cierto que no se ha implementado de forma nativa, no es complicado encontrar una extensión que ofrezca un resultado similar. Al margen de los navegadores web, en esta categoría podemos mencionar aplicaciones como Pocket e Instapaper, cuya única función es precisamente esa: ayudarnos a leer sin distracciones los artículos y otros contenidos web que nos interesan.

    Bonus Track: Elementary OS

    Si como hemos visto, trabajar con aplicaciones minimalistas puede ayudarnos a ser más productivos…¡qué no conseguiremos con un sistema operativo completo! Este es el punto de partida de elementary OS, una distribución Linux basada en Ubuntu que destaca por su diseño minimalista y su cuidada selección de aplicaciones.

    En elementary OS encontramos algunas de las aplicaciones que hemos visto en este artículo, instaladas por defecto como son el navegador web Midori, o el cliente de correo electrónico Geary. Pero además incluye otras aplicaciones propias diseñadas desde cero con un enfoque minimalista en las principales áreas productivas.

    Uno de los aspectos que caracterizan al desarrollo de elementary OS es la tranquilidad. Con una filosofía de “estará listo cuando esté listo” no son amigos de grandes revoluciones sino de una evolución segura.

    También te gustará

    Digitaliza la administración de tu negocio con KPMG Impulsa

    Una media de 120 días y 50.000 euros al año. Esto es lo que gastan las …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.