miércoles , 14 noviembre 2018 Impresion Pyme
  • Nutrición: qué debes comer (y dejar de comer) para rendir mejor en tu trabajo

    Nutrición

    La alimentación, aunque en ocasiones podamos pensar lo contrario, juega un papel fundamental en nuestro rendimiento laboral. Una correcta nutrición va a provocar que mejoren nuestras prestaciones, tanto a nivel físico como a nivel intelectual.

    En primer lugar, hay que aclarar que entendemos por nutrición como el proceso biológico en el que los organismos asimilan los alimentos y los líquidos necesarios para el funcionamiento, el crecimiento y el mantenimiento de sus funciones vitales. La nutrición también es el estudio de la relación que existe entre los alimentos, la salud y especialmente en la determinación de una dieta.

    Por ello, debemos ser cuidadosos en lo que comemos en todo momento, sobre todo antes y durante nuestra jornada laboral para evitar que cualquier imprevisto alimenticio estropee nuestro rendimiento.

    Alimentos que ayudan a rendir más

    Para rendir más en el trabajo es recomendable consumir una serie de alimentos que nos van a generar beneficios. Es el caso de la fruta. Aquí no hay límite de piezas que queramos o podamos comer al día. Los plátanos, las peras, las manzanas o los melocotones nos van a dar energía y fuerza para afrontar la jornada laboral. De hecho, nos aportan agua, vitaminas, minerales, fibra y diferentes compuestos beneficiosos para el organismo.

    Los cereales también son recomendables, especialmente en forma de barrita para aumentar la productividad, siempre y cuando controlemos la cantidad de azúcar que contienen.

    Los frutos secos también los podemos incluir en nuestra dieta ya que aportan cantidad de ácidos omega 3, omega 6 y vitaminas que contribuyen a mantener la mente ágil y fuerte. Especialmente, las nueces y las almendras, que son ricas en grasas, proteínas y oligoelementos.

    La verdura, al igual que la fruta, se puede consumir todo lo que uno quiera y también aporta de todo. La lechuga, por ejemplo, tiene propiedades laxantes y  una gran cantidad de vitaminas como la A, la C y la B2. El tomate, por su parte, es un alimento con propiedades antioxidantes y lleno de vitaminas (A y C) y minerales.

    Verdura y fruta

    Mientras tanto, el pescado tiene un valor nutritivo excelente, proporciona proteínas de gran calidad y una amplia variedad de vitaminas y minerales, como las vitaminas A y D, fósforo, magnesio, selenio, y yodo en el caso del pescado de mar.

    La carne tiene una vital importancia para el crecimiento y el desarrollo, así como para el correcto funcionamiento del organismo, especialmente las vitaminas B, sobre todo la B12, y minerales como el zinc, el yodo, el selenio y el fósforo. No obstante, es recomendabe comerla a la plancha para que tenga efectos más beneficiosos para nuestra salud.

    El chocolate, así como el cacao, es un estimulante para mejorar tanto el estado de ánimo como la concentración. No obstante, se recomienda consumir entre 25 y 30 gramos diarios.

    Una dieta equilibrada entre estos productos es fundamental para un correcto rendimiento. En este punto también es importante respetar los descansos y las rutinas.

    Es muy importante respetar los tiempos para cada cosa. Hay momentos para trabajar y otros para descansar y alimentarse. Una buena coordinación de los tiempos destinados a cada tarea facilitará que el trabajador pueda estar en el estado óptimo para rendir mejor“, asegura Óscar Galindo, médico especialista en Medicina del Trabajo y director de Salud Laboral en Unipresalud, en declaraciones a 20 Minutos.

    Galindo también señala los problemas que pueden surgir derivados de una mala alimentación: “Disminución de reflejos, falta de interés o irritabilidad son algunos de los síntomas que aparecen cuando el trabajador no mantiene una dieta variada y rica en vitaminas y proteínas“.

    Otros consejos para rendir mejor en el trabajo

    Para rendir correctamente en el trabajo los nutricionistas recomiendan realizar cinco comidas y no picar entre horas. Las cinco comidas son desayuno, almuerzo a media mañana (si se ha desayunado pronto), comida, merienda y cena. Las raciones deben ser más pequeñas siendo la comida algo más generosa, y la cena reducida.

    Pero sobre todo, dan una importancia tremenda al desayuno, que es la comida más importante del día, pese a que muchos puedan pensar lo contrario. Debe ser variado y completo porque muchas veces se come tarde y hasta ese momento quedan muchas horas de esfuerzo. Se recomienda ingerir un desayuno rico en nutrientes con alguno de estos productos: tostas con pavo, cereales, leche con chocolate, fruta, frutos secos, yogurt, a zumos naturales. Lo mejor es una combinación de estos alimentos.

    La merienda, en contra de lo que se pueda pensar, no es una comida sólo para niños. Durante la jornada laboral se gasta energía tanto física como mental y ‘olvidarse’ de la merienda puede provocar que la productividad sea más baja.

    Por otro lado, la hidratación es fundamental en este aspecto. Hay que beber agua con regularidad, si bien también podemos hidratarnos con zumos naturales o tés. El café debe ser consumido en su justa medida, ya que un exceso de cafeína puede provocar que estemos acelerados y demasiado nerviosos a la hora de realizar nuestras tareas laborales, unos minutos después de haberla ingerido.

    Productos a evitar

    Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es recomendable reducir el consumo de las grasas animales. La razón, suelen er ricos en grasas saturadas que no aportan nada, pueden engordar y en el trabajo, comer este tipo de alimentos, aumenta el cansancio.

    También es recomendable evitar comidas copiosas y abundantes, que nos pueden provocar sueño. Si tenemos que trabajar después de la hora de la comida lo ideal es ingerir pasta, arroz, verdura o ensaladas.

    Por otro lado, hay que evitar en la medida de lo posible la ingesta de alimentos procesados, embutidos demasiado grasos, productos cuya base de cocinado sea rebozado o fritos, bollería industrial y alcohol en exceso.

    Quizás también te pueda interesar:

    También te gustará

    Business angels

    Cómo invertir en una startup con “ciertas” garantías de éxito

    A la hora de invertir en una startup hay que seguir una serie de pasos …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.