sábado , 19 enero 2019 Impresion Pyme
  • ¿Qué es el balance de situación?

    Balance de situación

    El balance de situación, también conocido como balance general, consiste en un informe financiero contable que refleja la situación económica y financiera de una empresa en un momento determinado. Es decir, es la fotografía de la empresa en un momento determinado. Este documento debe presentarse una vez al año al Registro Mercantil junto al resto de documentos que forman las cuentas anuales.

    Hay que tener en cuenta que el estado de situación financiera se analiza en torno a tres conceptos, que son el activo, el pasivo y el patrimonio neto. Todos ellos se desarrollan en diferentes grupos de cuentas.

    El activo abarca todas las cuentas que aglutinan los valores que tiene la entidad. Todos los elementos del activo son susceptibles de traer dinero a la empresa en el futuro, mediante tres diferentes opciones: su uso, su venta o su cambio. Los activos se dividen en inmovilizados (inversiones a largo plazo), existencias, realizables y disponibles.

    Por el contrario, el pasivo muestra todas las obligaciones ciertas del ente y las contingencias que deben registrarse. Estas obligaciones son siempre económicas: préstamos, compras con pago diferido, entre otros.

    El patrimonio neto puede calcularse como el activo menos el pasivo y representa los aportes de los propietarios o accionistas más los resultados no distribuidos. Del mismo modo, cuando se producen resultados negativos (pérdidas), harán disminuir el patrimonio neto. El patrimonio neto o capital contable muestra también la capacidad que tiene la empresa de autofinanciarse. Son todos aquellos elementos que constituyen la financiación propia de la empresa, como por ejemplo el dinero aportado por los socios el dinero acumulado de los beneficios obtenidos en años anteriores y las reservas de la empresa.

    La ecuación básica de la contabilidad relaciona estos tres conceptos: Patrimonio neto = Activo – Pasivo.

    Balance de situación

    Modelo de balance de situación

    Según asegura la web Quipu, es obligatorio que todas las empresas presenten un balance de situación, pero el tipo de balance que debe ser presentado varía en función del tipo de empresa.

    Una empresa puede presentar el modelo normal del balance de situación o el modelo abreviado del balance de situación.

    El balance de situación abreviado lo podrán hacer aquellas empresas que cumplan dos de las tres circunstancias siguientes:

    • El total de las partidas de activo no superen los 4.000.000 de euros
    • El importe neto de su cifra anual de negocios no supere los 8.000.000 de euros
    • El número medio de trabajadores empleados no supere los 50.

    Cómo hacer un balance de situación

    Para poder hacer un balance de situación debemos tener en cuenta tres aspectos de la empresa, ya mencionados anteriormente, que nos ayudarán a tener una radiografía de la empresa:

    • Activo, que puede ser circulante (corriente) o no circulante (también llamado fijo, que es el no corriente)
    • Pasivo, que puede ser circulante (corriente) o no circulante (también llamado fijo, que es el no corriente)
    • Patrimonio neto

    Dicho esto, vamos a ver la estructura que tienen el activo, el pasivo y el patrimonio neto dentro del balance de situación para saber cómo se hace un balance de situación.

    Activo

    Para empezar a hacer un balance de situación, se debe registrar y considerar los activos circulantes. Es decir, todos aquellos bienes con los que cuenta la empresa que tienen una duración permanente y pueden variar a corto plazo.

    A continuación, se debe registrar el activo fijo o inmovilizado, es decir, el activo no corriente. El activo fijo está formado por aquellos bienes de la empresa que tienen una duración permanente y que no están pensados para la venta, por lo que no varían a largo plazo, como por ejemplo, maquinaria y vehículos de transporte, equipos…

    Una vez lo tengamos registrado, debemos sumar el activo circulante y el activo fijo, que dará como resultado el total de activo con el que cuenta la empresa.

    Pasivo

    De la misma forma que hemos hecho con el activo, y para poder hacer el balance de situación, vamos a registrar el pasivo de la empresa, tanto el pasivo circulante y el pasivo fijo.

    En el pasivo circulante se incluirán todas las deudas que la empresa debe asumir así como el conjunto de obligaciones a las que debe hacer frente a corto plazo, como los recibos y facturas por pagar.

    De otro lado, en el pasivo fijo lo forman aquellas deudas y obligaciones de la empresa a largo plazo, como son los préstamos que ha pedido la empresa.

    Una vez tengamos ambas partes registradas, se calcula la suma del total de pasivos, tanto circulantes como fijos.

    Patrimonio neto

    Por último, todos aquellos fondos propios con los que cuenta la empresa, como son las aportaciones de fundadores o socios, o los beneficios que la empresa haya generado.

    Calcular balance de situación

    Para poder calcular el balance de situación, habrá que tener en cuenta la estructura que distingue el activo, pasivo y patrimonio neto, según el modelo que nos presenta Quipu.

    Si la suma del total del activo coincide con la suma del total del pasivo y el patrimonio neto, el balance de situación estará bien hecho. Activo=Pasivo+Patrimonio neto.

    Análisis del balance de situación

    A partir del balance de situación, podemos analizar el estado de la empresa así como valorar la capacidad para poder afrontar las deudas o desarrollar su actividad.

    Por ejemplo, una buena situación para la empresa es aquella en la que se dispone de muchos pasivos fijos así como una gran cantidad de activos líquidos, lo cual significa que la empresa podrá afrontar las deudas a corto plazo.

    Además de poder hacer un análisis del estado financiero de tu negocio, el balance de situación te permite ver si la empresa tiene suficiente fondo de maniobra, conocido como working capital.

    Quizás también te pueda interesar:

    También te gustará

    Cinco personajes de ficción con los que apabullar en tu empresa

    No siempre son los más éticos. Ni necesariamente tienen los conocimientos empresariales más académicos. Pero …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.