martes , 19 noviembre 2019 Impresion Pyme
  • Nueve tendencias empresariales que prometen cambiar nuestro mundo en 2019

    Resulta habitual que en esta época del año las principales consultoras del mundo se planteen qué nuevos fenómenos y tendencias serán los que tengan más «pegada» en el próximo año que está a punto de empezar. Y así, en parte haciendo uso de su «olfato empresarial», en parte utilizando datos de mercado (encuestas, estudios de opinión, etc.) y por qué no decirlo, lanzando un par de monedas al aire, se tiran a la piscina de intentar prever el futuro.

    El resultado, casi siempre interesante, normalmente es dispar. Esa tendencia que se predijo en 2008, acaba emergiendo finalmente en 2016, o cuando se dijo que esa tecnología sería la estrella del año, el consumidor descubre que finalmente fue la contraria la que se llevó el gato al agua.

    Con todo algunos informes menos arriesgados, lentos pero seguros, son capaces si no de ser visionarios, al menos sí reflejar esos fenómenos que casi con toda probabilidad vamos a ver durante el próximo año (o el siguiente). Uno de los más interesante en este campo son las Fjord Trends, resultado de la reflexión colectiva de más de 1.000 diseñadores y desarrolladores de Fjord presentes en 28 estudios de todo el mundo.

    Esto es lo que nos prometen para 2019:

    Un mundo más silencioso

    Notificaciones, correos electrónicos innecesarios, telemarketing, SMS… muchos usuarios han dicho basta. Quieren vivir en un mundo más tranquilo, en el que no tengan que sentirse agobiados por los mensajes que, a todas horas, les hacen llegar todo tipo de empresas.

    La nueva regla de oro es «comunicar sí», pero sólo cuando realmente sea necesario, cuando ofrezca al consumidor un valor real. Las marcas deben centrarse en crear un significado a largo plazo para no convertirse en una notificación más.

    Manda el medio ambiente

    Tras portadas como «Un mar de plástico» de National Geographic, o la cobertura cada vez más mediática de los efectos adversos del cambio climático, las empresas que más se preocupen por su impacto medio ambiental, serán las que cuenten con una mayor aprobación de los consumidores.

    Empresas y modelos de negocio deberán adaptarse a principios de «economía circular» en los que animar a los consumidores a traer sus propias bolsas o eliminar las pajitas de plástico representan solo un primer paso.

    Mis datos son míos

    Escándalos como el de Cambridge Analytica o la masiva fuga de datos de Google+ han colmado la paciencia de los usuarios.

    Los consumidores cada vez van a ser más reacios a ceder «alegremente sus datos» a compañías en las que no confíen plenamente, e incluso así…las empresas van a tener que ser muy claras a la hora de explicar por qué quieren los datos de sus clientes y qué uso les van a dar.

    El uso de esos datos se va a tener que vincular con una ventaja clara para el usuario, que va a tender poco a poco a reducir su exposición en la Red.

    Una nueva movilidad

    2018 ha supuesto la consolidación de nuevos modelos de movilidad (carsharing) y la irrupción de modelos nuevo (motosharing, bikesharing, patinetes eléctricos).

    Para el año que viene los consumidores van a exigir una nueva forma de pensar la ciudad en términos de movilidad. Que los servicios que se han consolidados se integren por ejemplo en un sistema de movilidad único con por ejemplo abonos y tarjetas que den acceso a muchos de ellos. Nadie quiere tener decenas de Apps instaladas para pedir un coche, una moto, un taxi o viajar en patinete.

    Como explica el informe de Fjord, cada vez más se reclama un equilibrio entre los sistemas existentes y las nuevas iniciativas.

    La IA y los servicios personalizados

    La inteligencia artificial ha entrado este año en muchos hogares españoles a través de altavoces conectados como Amazon Echo o Google Home. Para las empresas sin embargo la IA va a representar en 2019 una oportunidad para conocer mejor a sus clientes y ofrecerles servicios realmente personalizados.

    Muchos servicios, pero cada vez más productos, van a dejar de ofrecerse o producirse para un público masivo y en cambio, van a adoptar las preferencias de cada cliente en particular, dándole lo que necesita.

    Aún habrá que esperar varios años para la llegada de esos productos hiper-personalizados que muchos tenemos en mente, pero ya se están dando los primeros pasos del cambio.

    On-line y Off-line se mimetizan aún más

    Términos como showrooming (ver en tienda física para comprar en Internet) o RoPo (ver en Internet para comprar en tienda física) apuntan a una tendencia que se va a acentuar en 2019: la interconexión entre el mundo físico y el virtual.

    En este sentido, asistiremos a un escenario en el que las compañías usarán los datos sobre el comportamiento on-line de los clientes para redefinir las experiencias off-line. Y viceversa. Será necesario explorar nuevas formas de colaboración entre los canales físicos y los digitales.

    Nuevas realidades sintéticas

    Las realidades sintéticas serán cada vez más normales en 2019, lo que obligará a las empresas a superar sus miedos y definir nuevas estrategias que les permitan aprovechar su potencial creativo.

    Tanto la realidad virtual como la realidad aumentada encontrarán su hueco en áreas como el marketing, la formación empresarial o el sector educativo. A medida que los dispositivos sean más accesibles para los usuarios, crecerá el interés de las empresas por crear con ellos nuevas experiencias.

    También te gustará

    El Programa Minerva decide ampliar su plazo de inscripción hasta el próximo 25 de noviembre a las 12 del mediodía

    El Programa Minerva, iniciativa de impulso al emprendimiento tecnológico de la Consejería de Economía, Conocimiento, …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.