lunes , 21 septiembre 2020 Impresion Pyme
  • El sector agroalimentario, ¿un filón aún sin explotar para las startups?

    El sector agroalimentario es fundamental en la industria de un país. En Italia, mismamente, con empresas de prestigio mundial en Emilia-Romagna, Lombardía o Piamonte, pero también en España, donde tenemos firmas fundamentales para nuestra economía que se han expandido fuera de nuestras fronteras en el sector lácteo, en el aceite, en las cárnicas o entre las grandes firmas de supermercados. Pero cuando hablamos de startups en vez de grandes compañías quizás la industria alimentaria no está tan desarrollada, si bien se están registrando grandes avances.

    Hay que tener en cuenta que la industria alimentaria o sector agroalimentario hace referencia a la parte de la industria que se encarga de todos los procesos relacionados con la cadena alimentaria. Se incluyen dentro del concepto las fases de transporte, recepción, almacenamiento, procesamiento, conservación, y servicio de alimentos de consumo humano y animal. Las materias primas de esta industria consisten principalmente de productos de origen vegetal (agricultura), animal (ganadería) y fúngico (perteneciente o relativo a los hongos). Gracias a la ciencia y la tecnología de alimentos el progreso de esta industria se ha visto incrementado y nos ha afectado actualmente en la alimentación cotidiana, aumentando el número de posibles alimentos disponibles en la dieta.

    Además, el sector agroalimentario se divide a su vez en otra serie de sectores: la industria cárnica, la pesquera, la láctea, el aceite, el sector agropecuario, el azúcar, el cacao, los vinos, la cerveza, las bebidas alcohólicas, el agua…

    Pero, ¿cómo está el sector agroalimentario en lo que a las startups respecta? Aunque aún está por explotar, podemos decir que existen iniciativas muy interesantes al respecto que hacen que se haya avanzado bastante. En el artículo de hoy vamos a hablar de dos eventos que tienen lugar en España y que han supuesto un impulso grande a la industria alimentaria.

    Startup Europe Smart Agrifood Summit

    Uno de los principales eventos que se celebra en nuestro país, que es a su vez uno de los más relevantes a nivel internacional, respecto a la industria alimentaria tiene lugar en Málaga. Entre el 20 y el 21 de junio se organizó allí la segunda edición del Startup Europe Smart Agrifood Summit. Este certamen está centrado en la innovación de los procesos que llevan a los alimentos del campo a la mesa. Hay que tener en cuenta que los nuevos hábitos de consumo, la aparición de agentes disruptivos como las startups, la tecnología aplicada a los cultivos y la irrupción de la inteligencia artificial son solo algunos de los factores que están influyendo en nuestra forma de alimentarnos.

    La tecnología juega un papel muy importante y tal y como asegura El País, ya que las startups están haciendo posible que aparezcan en la industria agroalimentaria los chefs virtuales, las apps que controlan el cultivo de alimentos personalizados en el hogar, los robots humanoides despachando comida rápida, el riego inteligente, el blockchain para vigilar la procedencia de los alimentos. Para que esto se haga posible, es imprescindible potenciar el emprendimiento y la innovación digital en la industria del cultivo, la comercialización y el consumo de alimentos. Todos ellos son objetivos principales en este evento que tiene lugar en Málaga en el que se premia a la mejor  startup europea del sector agroalimentario, al proyecto más innovador, a la mejor solución práctica para el sector agroalimentario, al proyecto con la mayor inclusión de perspectiva de género, y también tiene lugar un reconocimiento a la sostenibilidad.

    La inversión en las startups agroalimentarias es una tendencia que sigue yendo al alza. Ellas son la principales impulsoras de la innovación y las empresas de este sector comienzan a tener su mirada en ellas para invertir en sus proyectos. De hecho, un 35% de las grandes empresas invierten ya en adquirir startups o una parte de ellas para absorber su tecnología digital. En concreto, la inversión en las startups agroalimentarias ha crecido un 29% en relación al año anterior. Si echamos un vistazo internacional, Reino Unido es el país que más invierte en startups en general y también en el sector agrifood en particular, seguido de Francia, Alemania, Israel, Suiza y España, que ocupa el sexto lugar en Europa.

    Food Start Tech

    Food Start Tech es una iniciativa promovida por el Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria (CNTA) y el Ministerio de Agricultura, Pesca y alimentación que, en su segunda edición, celebrada en julio, pretendía, de nuevo, unir las necesidades de la industria alimentaria con las capacidades tecnológicas de CNTA y las nuevas propuestas, oportunidades y soluciones que ofrecen las startups.

    Cada día surgen oportunidades de colaboración que necesitan un ecosistema, una especie de marco bajo el que poder hacer realidad esas alianzas. Desde CNTA pretendemos facilitar esas sinergias y formar parte activa de las mismas para lograr mejorar la competitividad del sector agroalimentario y aportar una innovación de valor en el mercado”,  comentaba a Interempresas el director general del centro, Héctor Barbarín: “Food Start Tech supone una oportunidad para facilitar y fortalecer la colaboración entre grandes empresas, startups y CNTA para generar conocimiento compartido”.

    Food Start Tech es una plataforma para que los representantes de la industria alimentaria que forman parte del proyecto, startups y CNTA colaboren entre sí de una forma distinta a la habitual, para innovar, abordar los retos de la industria, crear nuevas oportunidades de crecimiento en el mercado y potenciar una innovación de mayor valor que llegue al consumidor.

    La puesta en marcha de actividades como una sesión de venturing co-creación sobre etiquetado inteligente cuyo objetivo es diseñar, entre todos, un prototipo de etiquetas que cuentan historias, y la creación de un equipo de empresas para la cocreación colaborativa y el desarrollo de un nuevo producto alimentario son algunos ejemplos de proyectos colaborativos que están actualmente en marcha dentro del marco de Food Start Tech. No se trata solo de idear, si no de avanzar en colaboración hacia un mismo objetivo: dar respuesta a lo que los consumidores están demandando.

    También te gustará

    Cómo repensar el sector textil mediterráneo después de la irrupción de la pandemia del COVID-19

    El sector textil mediterráneo ha sufrido pérdidas millonarias y cierres de empresas debido a la …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.