viernes , 3 julio 2020 Impresion Pyme
  • Microsoft tomará medidas para resolver incompatibilidades en Windows 10

    El salto de Windows 10 al modelo de servicio ha tenido ventajas importantes, pero también ha dado algunos problemas. Antes de la llegada de dicho sistema operativo la estrategia de Microsoft era muy simple, cada cierto tiempo hacían una puesta a punto del sistema operativo vigente, pero este acababa siendo al final desplazado por una nueva versión.

    Por ejemplo, Windows XP fue sucedido por Windows Vista, y este por Windows 7. Dicho sistema operativo fue desplazado por Windows 8.1, y este último se vio en la misma situación tras la llegada de Windows 10. Esta estrategia encaja con el modelo de sistema operativo como producto.

    Con el cambio al modelo de servicio Windows 10 se mantiene como el sistema operativo «definitivo» de Microsoft. No tendrá un sucesor, pero seguirá recibiendo actualizaciones que añadirán nuevas funciones, nuevas características y mejoras que lo mantendrán al día. Esas actualizaciones son, hasta nuevo aviso, totalmente gratuitas, así que su valor para el usuario está claro.

    Sin embargo no todo es perfecto. El modelo de sistema operativo como servicio y la llegada de actualizaciones ha dado muchos problemas, tanto por los errores que Microsoft no detecta a tiempo y que acaban llegando al usuario final como por tema de incompatibilidades a nivel de drivers, un tema que, por suerte, están intentando resolver.

    Es un tema más serio de lo que parece. Imagina que instalas una actualización de Windows 10 en el PC que utilizas para trabajar porque esta te aparece como totalmente compatible, pero cuando se completa la instalación te encuentras con un error grave a nivel de drivers que te obliga a forzar el regreso a la versión anterior o a buscar un controlador que funcione correctamente. Cualquiera de las dos opciones representa una importante pérdida de tiempo, y puede tener consecuencias graves si se produce un error que nos acabe obligando a restaurar el sistema, sobre todo si no tenemos una copia de seguridad hecha.

    Pues bien, ese es el escenario que Microsoft quiere evitar, y para ello dará la opción a sus socios de comunicar problemas de incompatibilidad a nivel de drivers y actuará en consecuencia. Si recibe notificaciones de este tipo bloqueará la llegada de los controladores incompatibles a Windows Update, impidiendo con ello que estos puedan ser descargados por los usuarios.

    Ofrecer un sistema de actualizaciones perfecto y libre de errores es, literalmente, imposible. A día de hoy existen una cantidad enorme de equipos con configuraciones muy distintas que utilizan Windows 10, y Microsoft no puede garantizar una compatibilidad plena con todas ellas, aunque sí que puede trabajar para impedir que lleguen actualizaciones problemáticas bloqueándolas si no está totalmente segura de su compatibilidad, y ese es el camino que van a seguir.

    También te gustará

    ICEX y Joor llegan a un acuerdo para impulsar las marcas de moda española a nivel internacional

    ICEX España Exportación e Inversiones y Joor han alcanzado un acuerdo de colaboración con el …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.