sábado , 5 diciembre 2020 Impresion Pyme
  • Estas son las cantidades que podrás recuperar si el TJUE condena mañana el IRPH: hasta 25.000 euros de media

    Mañana, 3 de marzo, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) dará a conocer el contenido de una de las sentencias más esperadas por la banca y los consumidores españoles: la que juzga la posible abusividad del índice hipotecario IRPH.

    En caso de fallo favorable a los clientes, los hipotecados a los que se les ligó su interés a esta referencia sin darles las explicaciones pertinentes podrían recuperar hasta 25.000 euros de media, según los cálculos realizados por el comparador financiero HelpMyCash.com, que ha creado un simulador con el que los afectados pueden saber cuánto dinero se les podría devolver.

    En caso de sentencia favorable, los afectados podrían reclamar

    Lo que decidirá el TJUE, en concreto, es si el IRPH, un índice al que están ligadas cerca de un millón de hipotecas vigentes en España, debe ser sometido al control de transparencia. En caso de que los magistrados europeos sentencien que sí debe superarlo, los jueces españoles podrían declarar abusiva su aplicación en aquellos contratos hipotecarios en los que los bancos lo incluyeron sin explicar al cliente en qué consistía esta referencia y cuál era su método de cálculo.

    Por lo tanto, los afectados podrían recuperar todo lo pagado de más por esta tasa. Desde el comparador bancario HelpMyCash.com han elaborado una calculadora gratuita de IRPH con la que se puede saber cuánto se podría recuperar en caso de que este índice fuera declarado abusivo por falta de transparencia. Ahora bien, esta compañía advierte de que la cantidad por reclamar sería mayor o menor dependiendo de cómo se recalcularan las cuotas ya abonadas: con un interés del 0%, con un tipo equivalente al diferencial o con el euríbor en vez de con el IRPH.

    Imaginemos, por ejemplo, que un afectado hubiera firmado una hipoteca media de 150.000 euros a 25 años hace una década, con un interés de IRPH más 0,25%. Si el interés del préstamo pasara a ser del 0% tras la sentencia, la suma que podría recuperar sería de casi 25.000 euros. Si el tipo aplicado fuera el diferencial (0,25%), esa cantidad sería de unos 22.000 euros, mientras que si se sustituyera el IRPH por el euríbor y se mantuviera el diferencial, ese cliente podría reclamar casi 18.000 euros a su banco.

    En la propia sentencia del TJUE podría indicarse cuál sería el escenario válido, aunque si no lo hiciera, esa decisión recaería en el sistema judicial español. En cualquier caso, un fallo favorable a los consumidores costaría mucho dinero a la banca: según Goldman Sachs, las entidades tendrían que devolver a los afectados por el IRPH un total de entre 7.000 y 44.000 millones de euros.

    Eso, junto a los 1.600 millones de euros que podrían tener que reembolsar, según Barclays, si el Supremo declara abusivas las tarjetas de crédito revolving (el otro gran frente que tiene abierto actualmente la banca), provocaría un agujero importante en las cuentas de las entidades, que podrían tratar de recuperar esas sumas mediante el encarecimiento de sus productos financieros (hipotecas, préstamos al consumo, cuentas…).

    Si el TJUE falla a favor de la banca, aún se puede eliminar el IRPH

    El Tribunal de Justicia de la Unión Europea, sin embargo, también podría sentenciar que el IRPH no debe estar sujeto al control de transparencia, dado que se trata de una referencia considerada oficial publicada periódicamente en el Boletín Oficial del Estado e inscrita dentro de las condiciones generales del contrato hipotecario. Esa es, de hecho, la postura del Tribunal Supremo español, que se dio a conocer en un fallo de diciembre de 2017.

    Con una sentencia así, este índice ya no podría considerarse abusivo, por lo que los hipotecados que lo tuvieran en su hipoteca no podrían reclamar judicialmente su eliminación ni la devolución del dinero pagado de más. De todos modos, desde HelpMyCash.com afirman que existen otras maneras de deshacerse del IRPH sin necesidad de pasar por los tribunales, aunque no de recuperar lo abonado en intereses por su aplicación.

    La primera consistiría en pactar con el banco para sustituir el IRPH por otra referencia (como el euríbor) o para pasarse a un tipo fijo, lo que se conoce como novación. Si la entidad no lo aceptara, se podría trasladar el préstamo a otra que sí lo hiciera mediante una subrogación de acreedor. Y si ambas opciones fallaran, la alternativa sería contratar una nueva hipoteca fija o ligada al euríbor para cancelar la existente.

    Todas estas operaciones costarían dinero, pero ese precio se amortizaría pronto con el ahorro obtenido tras la supresión de este polémico índice. En ese sentido, desde el comparador calculan que con una hipoteca media de 150.000 euros a euríbor se pagan unos 1.000 euros menos al año que con una ligada al IRPH.

    También te gustará

    Eve V de segunda generación: más potente y más grande

    La Eve V de segunda generación es una importante puesta al día de un dispositivo …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.