jueves , 4 junio 2020 Impresion Pyme
  • Cómo optimizar una unidad de almacenamiento con Windows 10

    El rendimiento general de cualquier portátil o PC depende, en gran medida, de la unidad de almacenamiento, un tema que Windows 10 ha mejorado de forma notable gracias a un uso más eficiente de la misma y al conjunto de herramientas integradas que ofrece para gestionar y liberar espacio, y también para desfragmentar y optimizar la unidad.

    Con el paso del tiempo y el uso del equipo el rendimiento de la unidad de almacenamiento puede verse reducido. En el caso de los discos duros tradicionales se produce un proceso de fragmentación que puede alargar los tiempos de acceso y reducir de forma notable la fluidez general del sistema, sobre todo si tenemos Windows 10 instalado en dicha unidad.

    En el caso de los SSDs no podemos hablar de una fragmentación la uso, ya que no tienen es problema, pero los ciclos continuados de escritura y de borrado pueden ocasionar una pequeña pérdida de rendimiento que, por suerte, podemos resolver utilizando la herramienta «optimizar» que integra Windows 10.

    Windows 10 también dispone de una herramienta que nos permite comprobar si hay errores en la unidad. Para utilizarla solo tenemos que hacer clic derecho con el ratón encima de la unidad que queremos comprobar, irnos a «propiedades», entrar en la pestaña «herramientas» y elegir la opción «comprobar errores». Así de fácil.

    ¿Y cómo puedo optimizar mis unidades de almacenamiento? Pues es muy sencillo, solo tenemos que seguir estos pasos:

    • Pulsamos la tecla Windows y escribimos «Desfragmentar y Optimizar Unidades».
    • Entramos en el primer resultado, elegimos la unidad que queremos optimizar y ya está.
    • Podemos fijar programas de optimización de forma automática en periodos personalizados en «Cambiar Configuración».

    Os recuerdo que el proceso de optimización de unidades que integra Windows 10 es distinto al clásico proceso de desfragmentación que podíamos encontrar en sistemas operativos anteriores, y que está perfectamente adaptado para conseguir resultados óptimos tanto con unidades HDD como con unidades SSD. Es totalmente seguro, no reduce la vida útil de los SSDs.

    Optimizar las unidades de almacenamiento que utilizamos en Windows 10 puede ayudarnos a mejorar el rendimiento y también la experiencia de uso en general del propio sistema operativo, así que es importante utilizar esta herramienta con cierta frecuencia.

    También te gustará

    coche

    El negocio del renting pulveriza sus cifras ante el miedo del contagio público

    El coche particular emerge como la alternativa escogida por la ciudadanía en respuesta a la …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.