sábado , 30 mayo 2020 Impresion Pyme
  • El control horario en las empresas sigue vigente pese al confinamiento: también hay que aplicarlo con el teletrabajo

    El control horario en las empresas ha sido una de las medidas que más ha cambiado el día a día de los trabajadores desde su implementación el pasado 12 de marzo de 2019. La obligatoriedad de las mismas de llevar el registro horario de sus empleados independientemente de la jornada que estos tengan y la preceptividad de guardar el registro de horario de los empleados durante cuatro años puede suscitar dudas con la situación actual.

    Pero lo cierto es que el confinamiento obligatorio debido a la crisis del coronavirus no altera la normativa. El control horario debe realizarse pese a que la mayoría de los empleados esté teletrabajando. La realidad es que, a pesar de la situación, se mantiene en vigor el Real Decreto-Ley 8/2019 que obliga a las empresas a llevar un registro exhaustivo de la jornada laboral.

    Y es que el trabajo a distancia ha sido la alternativa elegida mayoritariamente por las empresas que no se han visto obligadas a hacer un ERTE a sus trabajadores para continuar con la actividad.

    La justicia se pronuncia al respecto

    La justicia ha dejado claro que la falta de medios o la supuesta imposibilidad técnica de saber dónde está el trabajador en cada momento no sirven de excusa. Ya en 2016, tres años antes de la implantación del registro horario, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJ) descartó los argumentos de un empresario que no controló la jornada de sus teletrabajadores para “no invadir su intimidad”. La sala dictaminó que este derecho fundamental pertenece en realidad a los empleados y no podrá ser invocado por la empresa en beneficio propio, a fin de eludir sus obligaciones.

    El abogado laboralista Salvador Beltrán subraya, en declaraciones que recoge Cinco Días, que esta sentencia viene a confirmar que la empresa es la única encargada de organizar y registrar los turnos de trabajo y “no es posible trasladar esta función al empleado o alegar que, si ha sobrepasado la jornada, ha sido porque él ha querido”. En este sentido, explica, los trabajadores a distancia tienen los mismos derechos que los presenciales. Es decir, que no se les podrá imponer un horario indeterminado y, mucho menos, estarán obligados a realizar horas extraordinarias, salvo casos concretos y tasados.

    Fichar en remoto

    Los sistemas para poder fichar desde casa son muy variados. Desde aplicaciones para teléfonos móviles hasta programas informáticos que detectan el movimiento del ratón y el teclado del ordenador. El único requisito es que el método elegido sea objetivo y permita reflejar fielmente la jornada laboral, sin distorsiones.

    El problema, en determinadas ocasiones, es que el registro es inflexible o simplemente no se corresponde con la realidad. Una situación que puede llegar a ser especialmente grave cuando el empleado se ve forzado a realizar horas extras que acaban en saco roto sistemáticamente.

    En estos supuestos, Beltrán recomienda recopilar las pruebas necesarias para demostrar los excesos de jornada en un futuro proceso judicial. Los tribunales de justicia admiten “correos electrónicos, facturas de teléfono y en definitiva cualquier elemento de prueba que acredite los periodos de actividad reclamados”.

    Control horario digital

    Otra alternativa para las empresas durante el tiempo que dure el confinamiento es implantar sistemas digitales de fichaje con los que además puedan realizar informes con validez legal en caso de inspección.

    Además, es una oportunidad para que las empresas puedan hacer más eficientes sus procesos frente a alternativas analógicas.

    De acuerdo con Bizneo HR, empresa referencia en software para Recursos Humanos, las ventajas  de digitalizar el control horario son muchas:

    • Según los expertos al usar un software de control horario y registro de jornada en la nube se logra mayor eficiencia que con una plantilla.
    • Ofrece transparencia a empleados y la empresa, disminuye casi a cero el error humano y ayuda a cumplir la Ley sin mucho esfuerzo por parte de Recursos Humanos en la generación de reportes.
    • Estadísticamente, informan que permite reducir un 70% el tiempo dedicado a revisar el control horario de los empleados.

    Impulso de la biometría

    La demanda de sistemas de control horario, de verificación de identidad por voz y los de firma de contratos y compras se han disparado durante el confinamiento. Además, la biometría ha ganado en popularidad en este período de crisis.

    Las empresas han visto que «se paraba su actividad» si no adoptaban nuevas soluciones y que necesitaban alternativas que podían encontrar en sus ordenadores corporativos, pero de las que no disponían en casa.

    Además, las biometrías son las tecnologías más robustas a nivel de seguridad y son inmunes a grabaciones o imitadores ya que, no solo reconocen el sonido, sino que identifican cómo se genera.

    El presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Ingeniería en Informática, Fernando Suárez, asegura que «esta crisis está permitiendo que mucha gente descubra utilidades tecnológicas hasta ahora desconocidas» que se volverán «casi esenciales». Asimismo, cree también que la seguridad es otra de las razones que favorecerá la adopción de sistemas biométricos ya que ofrecen altas garantías entre los tres niveles de identificación posibles.

    También te gustará

    HP Instant Ink: ¿qué pasa si un mes no imprimo todas mis páginas?

    El servicio HP Instant Ink nos permite elegir entre un total de cinco planes que …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.