lunes , 30 noviembre 2020 Impresion Pyme
  • La normativa actual no protege a las empresas que apuestan por el teletrabajo para sus empleados

    Según un estudio realizado por el bufete Lucas Franco Abogados, la normativa actual de trabajo es completamente insuficiente para garantizar y proteger el trabajo a distancia de los trabajadores y expone legalmente a las empresas que lo adoptan para afrontar la prevención penal y las posibles denuncias que surgirán en la nueva era después de la pandemia.

    Según Lucas Franco Abogados, apenas el 9% de las empresas tienen en su plantilla la figura del Compliance Officer, un experto legal responsable en supervisar y gestionar el cumplimiento normativo dentro de la empresa .

    En este sentido, el principal reto de las empresas después del Estado de Alarma es en materia de prevención de riesgos laborales.

    Daniel Lucas, director del bufete Lucas Franco Abogados explica, “Es necesario que con carácter urgente las empresas implementen políticas denominadas de teletrabajo y seguridad digital, que les permitan establecer protocolos de control de estas áreas”.

    Analizada la normativa legal respecto al trabajo, desde Lucas Franco Abogados explican que la Directiva 90/270/CEE que rige actualmente en las empresas, establece la obligatoriedad por parte de las empresas de respetar la vida privada del trabajador. Además comienza a introducir la posibilidad de utilizar sistemas de monitorización a distancia.

    Por otro lado, el Estatuto de los Trabajadores tampoco profundiza en la nueva realidad que impone el teletrabajo bajo la denominación de “trabajo a distancia” y contempla los siguientes factores:

    a) Debe formalizarse por acuerdo expreso entre la empresa y el trabajador.

    b) Se garantizan los mismos derechos laborales que los que prestan sus servicios en el centro de trabajo de la empresa, salvo aquellos que sean inherentes a la realización de la prestación laboral en el mismo de manera presencial, incluida la protección en materia de PRL.

    c) El empresario deberá establecer los medios necesarios para asegurar el acceso efectivo de estos trabajadores a la formación profesional para el empleo, a fin de favorecer su promoción profesional.

    Normativa insuficiente

    Esta previsión normativa no es suficiente. Los retos a los que se enfrenta la empresa es establecer un protocolo y política de teletrabajo eficaz y eficiente con las atenciones siguientes:

    a) Sobre el lugar de trabajo: Debe adoptar un sistema eficaz en convenio o anexo al contrato de trabajo que le permita asegurarse que el empleado cuenta con medios espaciales, no necesariamente en su propio domicilio, y técnicos suficientes y adecuados para el desempeño de sus funciones respetando en integridad los días y jornadas laborales. En cualquier caso, el equipo de PRL debe asumir una labor formativa al trabajador para garantizar que el mismo está al corriente de sus obligaciones de cuidado y atención en puesto laboral.

    b) Sobre garantías de derechos del trabajador: El trabajador tendrá derecho a disfrutar de los derechos que venía disfrutando, descansos, vacaciones, afiliación al sistema de seguridad social integral, como el resto de los empleados de la compañía que desempeñen sus tareas mediante presencia física en la empresa.

    c) Sobre los equipos informáticos: El sistema implantado por la empresa debe garantizar en proporcionar e instalar los medios técnicos y garantizar el mantenimiento de estos en buen estado siendo preciso un protocolo o política de seguridad informática por el que el trabajador asuma los conocimientos y obligaciones de cuidado de los equipos suministrados y el uso adecuado y responsable del acceso a internet y correo electrónico corporativo.

    Será necesario adoptar un sistema de control y supervisión del empleador de forma anunciada y comunicada al trabajador sobre las funciones del cargo desempeñadas y el uso del material facilitado. El acceso a los diferentes entornos y sistemas informáticos será efectuado siempre y en todo momento bajo el control del empleador y la responsabilidad del trabajador siguiendo los procedimientos establecidos en la empresa definidos en el reglamento interno de trabajo.

    d) Sobre la confidencialidad. Otro de los hitos que deben afrontar es garantizar los medios de control por los que el trabajador se compromete a guardar la máxima reserva y confidencialidad sobre las actividades laborales que desarrolle. Y evitar que se divulgue directa o indirectamente la información sensible y confidencial de la empresa.

     

    También te gustará

    Los mejores contenidos de la semana en MuyPymes

    Como cada domingo volvemos a la carga con un nuevo repaso a los mejores contenidos …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.