viernes , 27 noviembre 2020 Impresion Pyme
  • El 75% de las empresas españolas ha optado por no modificar su política salarial a raíz de la pandemia del COVID-19

    Nuestro mercado laboral atraviesa uno de los momentos de mayor cambio e incertidumbre de la era moderna. La situación derivada de la crisis sanitaria de la COVID-19 ha cambiado el mundo del trabajo de manera radical y en tiempo récord, pero ¿han sido las empresas españolas capaces de adaptarse satisfactoriamente a este nuevo escenario?

    Adecco Learning & Consulting, la división del Grupo Adecco experta en soluciones de aprendizaje y consultoría, ha querido conocer de primera mano cómo se está adaptando la empresa española a todos los cambios que esta pandemia está trayendo consigo y lo hace desde cinco perspectivas: la estrategia, los costes, la producción, la organización de los Recursos Humanos y la seguridad.

    Para ello ha realizado una encuesta entre más de 400 empresas españolas representativas del tejido industrial para presentar los resultados en esta Encuesta Adecco Learning & Consulting sobre la adaptación de la empresa española ante la COVID – 19.

    En esta primera entrega nos centramos en dos de las cinco variables analizadas: la organización de los Recursos Humanos y la seguridad en el entorno de trabajo, tanto para empleados como para clientes. Y los primeros resultados arrojan que tres de cada cuatro empresas españolas no han modificado su política salarial a raíz de la COVID-19. Hay un 8% de compañías que sí ha introducido reducciones de costes salariales a raíz de la crisis y otro 16,7% que reconoce que las retribuciones se están adaptando a las nuevas formas de trabajo.

    Además, nueve de cada 10 empresas ya han adaptado todas sus instalaciones a las nuevas normas de seguridad exigidas y/o recomendadas, pero todavía hay un mínimo porcentaje que está en proceso de hacerlo.

    En palabras de Victoria Benlloch, directora de Consultoría y Estrategia de Adecco Learning & Consulting: “observamos que a nivel organizativo y de estrategia de RRHH, hasta el momento, la empresa española se ha centrado en dar soluciones y adoptar medidas en el corto plazo. Soluciones más “tácticas” pero que han servido para paliar la situación, como han sido acogerse a ERTEs, la utilización del teletrabajo, el desarrollo de polivalencias de puestos, el uso de préstamos ICO… Pero es el momento de abordar y aplicar otro tipo de medidas más estratégicas con una visión más a medio y largo plazo que aseguren la continuidad y desarrollo de los negocios”.

    “Donde sí ha habido una verdadera sensibilización y puesta en marcha de recursos y herramientas es en lo referente a la implantación de las medidas de seguridad en base a los requisitos determinados por las autoridades sanitarias”, destaca Benlloch.

    La adaptación de los Recursos Humanos

    La nueva situación laboral provocada por la pandemia ha hecho que la mayoría de las empresas tengan que readaptarse en cuanto a procedimientos, formas de trabajo, espacios y, en muchos casos, plantillas.

    Así se desprende de la encuesta realizada por Adecco Learning & Consulting, según la cual, 2 de cada 3 empresas (68,3%) han necesitado aplicar cambios en su estructura organizativa de manera rápida frente al 31,7% que no ha tenido que hacer modificaciones en ella.

    Eso sí, entre las primeras se han detectado diferentes etapas entre las empresas españolas: mientras casi la mitad de todas las empresas encuestadas (46,8%) ha puesto ya en marcha los cambios necesarios, hay un 14,4% que tiene definidas las líneas de actuación, pero aun no las ha puesto en práctica e incluso un 5% sabe que necesita hacer cambios en su estructura, pero no sabe qué medidas adoptar.

    Si atendemos al tamaño de las empresas, son en mayor medida las que tienen plantillas superiores a 400 empleados las que no han necesitado aplicar cambios en su estructura organizativa pero, a su vez, son las que también lideran la franja que ya está poniendo en práctica los cambios necesarios, de lo que se desprende que en estas compañías ya estaban implantadas muchas de las prácticas que ahora están demandándose y que también son las que tienen mayor capacidad de adaptación al nuevo escenario. Por el contrario, las empresas más pequeñas han tenido que hacer frente a más cambios, aunque son las que en menor proporción los han puesto ya en práctica.

    Si atendemos al sector en el que operan las compañías, es el industrial el que menos ha necesitado introducir cambios en su estructura organizativa.

    También te gustará

    Mele PCG02 PC: un PC de bolsillo con Windows 10 Pro

    El Mele PCG02 es un mini PC realmente compacto que adopta el formato tipo USB …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.