viernes , 27 noviembre 2020 Impresion Pyme
  • ¿Cuánta capacidad de almacenamiento necesito? Una guía rápida y sencilla para acertar

    Cualquier PC u ordenador portátil tiene una capacidad de almacenamiento concreta y limitada que depende, obviamente, de la unidad o unidades que tengamos instaladas. No hay duda de que juega un papel muy importante, ya que determinará la cantidad de aplicaciones, archivos, datos y otras cosas que podremos instalar en nuestro equipo.

    Tener espacio suficiente para instalar todo aquello que necesitamos es clave para disfrutar de una buena experiencia de uso. Imagina, por un momento, lo problemático que sería tener que trabajar con un ordenador o un portátil que se queda constantemente sin espacio, y que nos obliga a ir borrando cosas para liberar un poco de espacio con el que seguir trabajando. Molesto y caótico, sin duda.

    A la hora de comprar un nuevo equipo para trabajar debemos tener muy en cuenta el tipo de unidad que integra, pero también la capacidad de almacenamiento que ofrece. Hoy por hoy, lo ideal es, en la mayoría de los casos, optar por un una unidad SSD. La diferencia de rendimiento que marca frente a un HDD es tan grande que podemos decir que ambos juegan en ligas distintas, aunque es cierto que los discos duros siguen teniendo a su favor la relación precio por gigabyte, que es más económica.

    La capacidad de almacenamiento que vamos a necesitar dependerá del trabajo que vamos a realizar, y de los archivos, aplicaciones y documentos que vamos a utilizar. Siempre podremos ampliar la unidad de almacenamiento, o añadir una complementaria, pero esto conlleva un gasto que querremos aplazar lo máximo posible tras comprar un nuevo PC o portátil, y para ello debemos elegir bien nuestro nuevo equipo.

    Capacidad de almacenamiento: ¿cuánta necesito?

    Si vas a trabajar haciendo un uso básico del equipo (ofimática, documentos y archivos poco pesados), lo mínimo que debes buscar es un modelo que integre un SSD de 128 GB, aunque lo ideal sería no bajar de los 256 GB.

    En caso de que utilices bastantes aplicaciones, de que trabajes con  fotografías de alta calidad y que muevas archivos con un peso medio lo ideal sería no bajar de los 512 GB, también en formato SSD. Para edición de vídeo y trabajo con archivos pesados debemos partir, como mínimo, de 1 TB, aunque en algunos casos concretos es probable que tengamos que superar dicha cifra.

    Las unidades HDD de alta capacidad son una opción interesante cuando tenemos unas necesidades de almacenamiento muy elevadas, y también pueden servirnos como unidad secundaria (trabajando junto a un SSD).

    También te gustará

    Mele PCG02 PC: un PC de bolsillo con Windows 10 Pro

    El Mele PCG02 es un mini PC realmente compacto que adopta el formato tipo USB …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.