Connect with us

Hola, ¿qué estás buscando?

Jueves, 23 Mayo 2024

Recursos

China se mantiene en su política de covid cero mientras crece el descontento social

ciudad

China mantiene con mano firme su política de covid cero, aplicando duras medidas sobre una población ya saturada de restricciones y límites a sus libertades.

Con la idea de proteger a la población y minimizar el número de fallecidos (se dice que la vida de la gente es lo primero, por encima de la economía) continúan los parones sociales y económicos en grandes áreas, con cuarentenas y confinamientos prologados, así como con “trabajadores covid” enfundados en trajes de protección biológica, literalmente luchando por hacer que las personas acaten las normas.

Casi tres años después, las restricciones se mantienen

Ahora que están a punto de cumplirse tres años de los primeros casos en China (diciembre 2019) y con la mayoría de países habiendo relajado o quitado la mayor parte de restricciones (con la excepción de oleadas estacionales), llama la atención como en China todavía están aplicando una política especialmente restrictiva.

Grandes áreas de algunas capitales llevan con confinamientos severos desde primeros de octubre. Las personas están cansadas y frustradas y muestran su disconformidad con las medidas de diversas formas, desde protestas en la calle, enfrentamientos con los trabajadores covid o con publicaciones en redes sociales.

Llama la atención este tipo de comportamientos en una sociedad donde normalmente se acatan a rajatabla las normas y protocolos marcados desde el gobierno, y cualquier conato de rebeldía se cortan con firmeza y rapidez. En este escenario, ver gente escapando de sus domicilios o lugares de trabajo, manifestándose contra los empleados públicos o alzando su voz discutiendo públicamente las normas del régimen es el claro ejemplo de la tensión social que está viviendo.

Advertencia, desplázate para continuar leyendo

Por si no fuera poco el cansancio social, algunas tragedias puntuales están sirviendo de gasolina para avivar la llama de la indignación y hacen que la gente se cuestione por qué continúan políticas tan restrictivas. Al seguimiento de algunos suicidios se unen casos como el del niño de 3 años que murió en Lanzhou, la capital de la provincia de Gansu, al noreste del país, debido a una fuga de gas en un complejo de apartamentos. Se encontraban bajo confinamiento y una familia del complejo se intoxicó por monóxido de carbono. Cuando el padre salió a buscar ayuda tuvo dificultades con los funcionarios covid para abandonar las instalaciones, lo que retrasó la llegada de auxilio y desembocó en el fatal desenlace.

Historias como esta se publican en las redes sociales con mensajes argumentando que las restricciones y los parones económicos también matan gente. Adicionalmente, circula la sospecha de que la censura está tapando otros posibles casos. En una sociedad en la que las redes sociales están (como poco) monitorizadas, la información que se divulga puede ser fácilmente filtrada, y, lo que es habitual, borrada a las pocas horas de ser publicada.

Más allá de los impactos sociales

¿Es posible que las restricciones estén siendo tan dañinas para la sociedad y la economía como un posible escenario donde una población sometida a vacunación masiva conviva con el virus?

Esta pregunta se está formulando desde dentro y fuera de China. Las políticas anticovid excesivas pueden estar haciendo además de más compleja la apertura de la sociedad a una ‘nueva normalidad’, asumir un gran coste económico.

Las bolsas y los mercados chinos se resienten; ante algunos rumores que indicaban que se acercaban medidas menos restrictivas y se relajarían algunas políticas se produjeron movimientos alcistas en las bolsas chinas y una tímida recuperación en la cotización monetaria.

Por un lado, los precios de las acciones de compañías chinas cotizando tanto en la bolsa interna como en bolsas extranjeras se dispararon, con los inversionistas ávidos de cualquier especulación que pueda suponer un cambio de ciclo.

Sin embargo, tras el anuncio en conferencia de prensa de las autoridades sanitarias chinas prometiendo mantener el enfoque de tolerancia cero con los contagios, y tras el inicio del tercer mandato de Xi Jinping, que lleva en su ideario un rotundo respaldo de las políticas restrictivas, la decepción se expandió tanto entre la sociedad como por la economía y todo volvió a los niveles normales.

Por otro lado, en el mercado de divisas (Foreign Exchange – Forex), el par yuan/dólar (CNY/USD) continuó en la senda descendente que ha mantenido durante todo el año 2022, donde ha bajado desde los 0,158 yuanes por dólar de primeros de año hasta los 0,137 de octubre.

No se esperan grandes cambios en estos protocolos y políticas después de que se anunciara un repunte importante en el número de contagios, probablemente motivado por la llegada del invierno, y la primera muerte por covid en los últimos seis meses.

Advertencia
Advertencia

Te recomendamos

Noticias

En los últimos años, las cadenas de suministro han afrontado grandes desafíos como la crisis del Covid-19, la escasez mundial de semiconductores o la...

Noticias

Las ventas de los artículos de lujo llevan una senda ascendente, a medida que remite la pandemia y aumenta el público en los comercios...

Noticias

Según indican desde el Foro de Marcas Renombradas Españolas (FMRE) e ICEX España Exportación e Inversiones, el país asiático continuará siendo un mercado apetecible,...

Noticias

La startup española Monkey Markets ha desarrollado la primera plataforma digital que concentra toda la información clave para agilizar y mejorar la toma de...

Copyright © Total Publishing Network S.A. 2024 | Todos los derechos reservados