Jueves , 8 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Descubre el poder de la inteligencia emocional

     

    Cada trabajador ha de saber lo que tiene que hacer. Cada trabajador ha de saber cómo hacerlo. Cada trabajador ha de sentir que lo que hace tiene un valor significativo, por el cual es reconocido. Éstas con las claves de un método que ha revolucionado el mundo de los negocios.

    La inteligencia emocional es la capacidad para reonocer sentimientos en uno mismo y en otros, siendo hábil para trabajar con los demás. Esto supone una concepción nueva de lo que tienen que ser la relación entre empleado y empleador.

    Daniel Goleman, famoso psicólogo estadounidense y autor de la teoríoa de la inteligencia emocional, afirma en todos sus libros que las condiciones intelectuales de los trabajadoires no garantizan, por sí mismas, el éxito de la persona en su puesto laboral. Es más, el talento individual es solo un o de los factores que cuentan, al que hay unir factores claves como el entusiasmo y el compromiso. En este sentido, Goleman demuestra a lo largo de su obra cómo  un trabajador con menos talento pero más comprometido y entusiasmado rinde mucho más que un trabajador talentoso pero desmotivado.

    Aplicado al marco de las empresas, el empleo de la inteligencia emocional puede hacer que saquemos lo mejor de cada trabajador. Al sentirse una parte indispensable de la empresa, valorado y escuchado, el trabajador dará lo mejor de sí mismo. Para conseguirlo, Goleman propone cinco herramientas que pueden emplearse en cualquier empresa, independientemente de su tamaño.

    El poder de la voz

    De nada sirve tener excelentes ideas si no están articuladas. Los mejores pensamientos pueden morir si no son compartidos. En las organizaciones, quienes más saben deben ser además vehículos de conocimiento, para facilitar que cada vez más personas adquieran las competencias necesarias para desarrollarse en áreas claves del negocio. 

    El poder de la imaginación

    Sólo aquellas empresas que son capaces de plasmar en la vida real nuestros sueños, nuestro afán de conseguir aquéllo que parece imposible, el ir un poco más allá de lo convencional, acabarán por imponerse.  Las personas con imaginación, vislumbran un presente y un futuro diferentes, más cordial, y humano y probablemente se convertirán en líderes eficaces, personas con un campo de visión amplio.

    El poder de la retribución

    Cada vez son más las empresas que desarrollan su responsabilidad social corporativa. Y no solo porque benefician al medio ambiente y a las comunidades con las que interactúan sino porque está demostrado que los empleados cuyas empresas se comprometen con una causa se sienten más orgullosos de pertenecer a dicha empresa y como consecuencia, rinden más.

    El poder del compromiso

    Para contar con personas comprometidas se necesita cumplir con ciertas condiciones que despierten el poder del talento humano: la propiedad del trabajo, la identidad para con la empresa y sus proyectos, la autonomía de acción, la libertad de compartir ideas y hacer cambios, además de la posibilidad de permitirle al empleado adueñarse del proceso.

    El poder de la asociación

    l poder de la asociación es el poder de crear, desarrollar y mantener alianzas que permitan obtener resultados de manera más efectiva y productiva.Una vez que la Organización tiene clara sus necesidades y se logra la compatibilidad con las necesidades de sus empleados, tanto la Organización, como los trabajadores se benefician.

    Además, la inteligencia emocional promociona las siguientes competencias tanto en los empleados de una organización como en sus dirigentes:

    Autoconciencia: La habilidad para reconocer y comprender los propios estados emocionales, sentimientos, rasgos, así como su efecto en las demás personas. Las competencias que se miden y desarrollan en esta categoría son: la auto-confianza, la capacidad para despertar estados emocionales alegres y llenos de buen humor.

    Autoregulación: La habilidad para controlar y redireccionar impulsos y estados emocionales negativos, unido a la capacidad para suspender juicios y pensar antes de actuar.

    Empatía: Las habilidades para sentir y palpar las necesidades de otros y de la propia organización, unida a la apertura para servir y cubrir las inquietudes de quienes le rodean. En esta categoría se miden y desarrollan: la empatía, la conciencia organizacional y la orientación al servicio.

    Socialización: Engloba el dominio de estrategias y formas de relacionarse afectiva y efectivamente con las demás personas, creando redes de relaciones, construyendo climas agradables, abiertos y efectivos en sus conversaciones. Las competencias en esta categoría son: desarrollo de persona, liderazgo, influencia, comunicación, gerencia del cambio, manejo de conflictos, construcción de redes y la cooperación en equipo.

    Automotivación: Consiste la habilidad de saber motivarse a uno mismo, sin necesidad de que nos anime o motive alguien desde fuera.

     

    También te gustará

    clientes-insatisfechos

    ¿Qué lleva a tus clientes a serte ‘infiel’?

    Más complicado que atraer nuevos usuarios es conseguir fidelidad a aquellos que ya han confiado …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.