Martes , 6 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • El boom de la economía colaborativa

    El boom de la economía colaborativa

    Todo lo que es tendencia en Estados Unidos comienza, tiempo después, a ser imitado en el resto del mundo, sobre todo en Europa, donde ya llevamos tiempo usando términos como Business angels, startups o Crowdfunding. Otro de los conceptos que empiezan a irrumpir con fuerza, es el de la economía colaborativa, que está teniendo mucha repercusión debido a la crisis económica. Compartir coche, alquilar nuestra casa cuando no la utilizamos o, incluso, intercambiar conocimientos triunfa entre la generación del milenio.

    La economía colaborativa es una de las tendencias de moda en Silicon Valley y un acontecimiento que la revista Forbes recomienda seguir muy de cerca este año. Desde los años 50 y hasta hace bien poco la tendencia entre los estadounidenses había sido hacia la de acumular bienes, pero la generación del milenio, como se conoce a los jóvenes de entre 20 y 35 años, ha adoptado una nueva filosofía: la de compartir en lugar de poseer, impulsado así nuevos conceptos empresariales.

    Uno de los máximos exponentes que representan la actual Economía Colaborativa es Airbnb, quien ofrece más de 600.000 habitaciones con un modelo de alojamiento distribuido. En tan solo unos pocos años dispone de más habitaciones por todo el mundo que la prestigiosa y legendaria cadena hotelera Hilton, quien consiguió su posición de liderazgo tras décadas y décadas.

    Otro ejemplo de la era colaborativa es el caso OuiShare, una joven y reciente comunidad internacional que en tan solo 2 años está empoderando a ciudadanos, organizaciones e instituciones dentro y fuera de Europa para dar el paso hacia la economía colaborativa y del compartir, donde los mercados dan paso a las redes, plataformas y comunidades distribuidas.

    Pero, cuando se refiere al transporte, son cada vez más los que se inclinan por servicios de vehículos compartidos como Zipcar, Car2Go y Enterprise CarShare, que permiten a los usuarios recoger y dejar sus vehículos en calles o aparcamientos, en lugar de acudir a las tradicionales oficinas de alquiler de coches.

    Ese “consumo colaborativo” se ha expandido más allá todavía y afecta a artículos cotidianos, como las herramientas eléctricas, que pueden alquilarse a través de la página web “1000 Tools“. Por otro lado, Union Kitchen es una nueva empresa con sede en Washington, que ofrece un gran espacio compartido cerca de la estación de tren de la capital estadounidense para los que quieran impartir clases de cocina, ofrecer cenas a grupos o hacer sus pinitos como “chef” sin tener que comprar todos los utensilios necesarios.

    La economía colaborativa se va de fiesta

    La semana pasada tuvo lugar en París el Ouishare Village, un espacio lúdico para que los ciudadanos descubran nuevas prácticas colaborativas como los trayectos compartidos en coche, el couchsurfing, la impresión 3D, el crowdfunding o micromecenazgo y el alquiler de objetos P2P (entre particulares).

    También se invitó a los asistentes a dejarse asesorar por un consejero financiero “diferente”, porque no trabajan para un banco sino para una plataforma de crowdfunding como Ulule. En paralelo al Ouishare Village también del 1 al 4 de mayo, se celebró en París el Ouishare Labs Camp, un evento pensado en este caso para desarrolladores web deseosos de contribuir a la economía colaborativa.

    cabaret-sauvage

    Pero estos días, del 5 hasta hoy 7 de mayo, ha tenido lugar el Cabaret Sauvage, que por segundo año consecutivo ha sido el plato fuerte de la semana colaborativa. El escenario esconde, en realidad, cuatro espacios porque se trata de un complejo cabaretero compuesto de una carpa de circo, un barco y dos tiendas de campaña.

    Una de las tiendas se transmutará durante los días del evento en un FabLab, donde se construirán molinos de viento, muebles y colmenas, todo a base de código abierto. La Ouisharefest se define como “3 días de festival dedicados a la economía colaborativa2. Se espera que hayan acudido unos 1.000 visionarios de la nueva economía: líderes de opinión, emprendedores, ONG, activistas, funcionarios públicos, todos ellos provinientes de los cinco continentes para, en el circo, el barco o la tienda, conferenciar, cocrear y conectar a partir del lema del encuentro: “La era de las comunidades”.

    Entre los visionarios presentes en París, han llegado pesos pesados del sector como Rachel Botsman (Collaborative Lab), Michael Bauwens (P2P Foundation), Bernard Stiegler (Ars Industrialis), Lisa Gansky (Meshlabs), Neal Gorenflo (Shareable) y los españoles Javi Creus (Ideas for change), Tomás Díez (FabLab Barcelona), David de Ugarte (Las Indias) y Vicente Guallart (Ayuntamiento de Barcelona). Durante los tres días se han sucedido talleres, conferencias, charlas… un programa que, en línea con la filosofía Ouishare, ha sido co-creado por los organizadores y por las más de 150 personas que han querido contribuir a la causa.

    Como colofón al festival se darán a conocer hoy los 5 galardonados con los “Ouishare awards 2014”, unos premios que buscan reconocer y apoyar las mejores iniciativas de la economía colaborativa. En esta edición se han preseleccionado 17 proyectos procedentes de 10 países, entre ellos, España.

    En concreto tres iniciativas españolas optan a llevarse el premio: la plataforma de crowdfunding Goteo; Huertos compartidos, que conecta propietarios de tierras con personas interesadas en cultivarlas; y Guerrilla Translation, un espacio colaborativo entre autores y traductores para dar a conocer “ideas valiosas”. Igual que en la gala de los Oscar el festival concluirá con una fiesta “all-night” aderezada con música en vivo.

    Enemigos y detractores de la economía colaborativa

    En una sociedad capitalista, hay ciertos gremios a los que esto de la economía colaborativa les perjudica más que les beneficia. En los últimos días, diversos medios se han hecho eco del enfado de taxistas catalanes por Uber, una aplicación muy sencilla que lleva cinco años poniendo en contacto a conductores y pasajeros de 70 ciudades de todo el mundo.

    uber_bcn

    Bajo el lema ‘El chófer privado de todos’ acaba de presentarse en España, concretamente en Madrid y Barcelona. En sólo un mes ha cosechado un considerable éxito entre los ciudadanos de la ciudad condal, de ahí el enfado de los taxistas.

    Con Uber cualquiera puede solicitar un conductor particular a un precio muy competitivo y sin tener que descolgar el teléfono. La empresa inició sus actividades en San Francisco y cuenta entre su accionariado a importantes nombres como Google o Goldman Sachs. Además de rapidez y comodidad, la aplicación ofrece unas tarifas que han iniciado una guerra de precios allí donde se han instalado.

    Y es que, contratar cualquier viaje con Uber tiene una tarifa base de 1 euro. Cuando el vehículo se pone en marcha, cada minuto cuesta 30 céntimos y cada kilómetro supone 75 céntimos, una oferta contra la que los taxistas no pueden competir, y que en buena parte es posible debido a que los conductores de la aplicación usan vehículos particulares y por tanto no tienen que cumplir ningún requisito.

    Lo cierto, es que Uber se enfrenta a grandes problemas en nuestro país. Actualmente, la ley sólo permite transportar a personas a cambio de una remuneración económica a taxis y a vehículos de alquiler, por lo que la actividad que realiza Uber queda fuera de ella.

    Las autoridades catalanas han dado un plazo a Uber que acaba esta semana. Si la empresa no presenta autorización alguna para poder circular transportando a ciudadanos, la aplicación podría quedar cerrada antes de que acabe el mes de mayo.

    Coworking: Todo un paradigma de economía colaborativa

    Coworking

    No podíamos cerrar el artículo sobre el boom de la economía colaborativa, sin citar el llamado “coworking”, que también tan de moda está en nuestro país. Empezó siendo una forma práctica de compartir gastos corrientes y hoy se ha convertido en todo un paradigma de economía colaborativa, creación de redes y trabajo en equipo.

    El fenómeno del coworking cuenta hoy en España con cerca de 130.000 metros cuadrados de superficie en oficinas y hasta 400 espacios, según los datos que maneja Manuel Zea, fundador de www.coworkingspain.es.

    El ritmo de crecimiento de este tipo de oficinas y locales compartidos ha sido muy fuerte en España. No en vano, ya en 2013 nuestro país era el tercero del mundo en número de espacios de coworking, con 199 registrados, sólo por detrás de Estados Unidos (781) y Alemania (230), según el censo de Deskwanted.com.

    Sin duda, esta forma de trabajar constituye un nuevo paradigma laboral. Una perspectiva que se analizó con profundidad en la tercera edición del Coworking Spain Conference, que se celebró los días 25 y 26 de abril en Madrid, con una intensa programación y la presencia de más de 200 personas.

    También te gustará

    negocios-saludables

    La rentabilidad del bienestar: Negocios ‘eco’ y ‘healthy’ hacen caja

    La cesta de la compra la componen productos ‘probióticos’ y se consumen frutas y hortalizas …

    • Pingback: El boom de la economía colaborativa « Noticias de Empresa, actualidad, economía, fiscalidad, rrhh…()

    • Pingback: Lecturas interesantes del 7 de mayo de 2014()

    • Juan Deseos

      – ¿Y sabes qué opina del consumo colaborativo el único español ganador de dos Premios Emmy®? –> http://goo.gl/4DsQjm

    • sergios

      Es obvio que este articulo lo ha financiado uber, como esta haciendo en innumerables medios en España a golpe de talonario, la unica empresa que en el redactado se explica a fondo cual es su funcionamiento. Toda una estrategia de marketing.

      Yo soy taxista de Barcelona, uno de los mas de 15.000 que trabajamos en la ciudad Condal, donde uber ha decidido iniciar su incursion en España. Despues de 8 horas de trabajo suelo cubrir los gastos diarios inherentes a la profesion por lo que la jornada suele alargarse hasta las 12 horas para conseguir mi salario. Me consta que una gran mayoria de compañeros se encuentran en la misma situacion. El motivo es que en BCN sobran taxis, no hay trabajo para todos. A mi me encantaria trabajar con el sistema de uber, yo rapidamente venderia mi licencia y cancelaria el prestamo bancario que contrate para adquirirla. Entonces cogeria mi coche particular o el que utilizo ahora de taxi y lo pintaria de negro y a esperar clientes con mi iphone. Dejaria de pagar autonomos, irpf, iva y se me ocurre que ademas podria cobrar el paro que tengo pendiente mientras colaboro para uber. Ya que es consumo colaborativo, no un trabajo. ¡Al cuerno la responsabilidad social, no es mi problema si despues no hay dinero para pensiones, sanidad o educacion!

      Es un negocio redondo, ademas la gente no se entera, pero la tarifa de uber es mas cara que el taxi, porque esa tarifa de uber de: 1€ la bajada de bandera, 0,75€ el km y 0,30€ el minuto, aparentemente es inferior que la del taxi que es de 2,10 la bajada de bandera y 1,03 el km o 0,35€ el minuto.Pero donde esta el truco de uber? Pues en que cobran km y minuto a la vez mientras que el taxi solo cobra km o minuto, es decir, el taxi solo cobra minutos si el vehiculo esta parado y uber los cobra siempre. Por tanto, si tenemos en cuenta que por ciudad se tardan como minimo 2,5 minutos en recorrer 1 km resulta que el km de uber nos sale por 1,50€.

      Ejemplo practico de un desplazamiento tipico de 5km:

      Tarifa uber: 1+(5km x 0,75€)+(2,5min x 5km x 0.30€)= 8,50 €

      Tarifa taxi: 2,10 + (5km x 1,03) = 7,25€

      Pues lo que decia, negocio redondo, y “solo” tengo que pagar el 20%+IVA de lo que facturo a google (que son los dueños de uber), que es menos de lo que pagaba antes en seguridad social, impuestos y demas.Pero cual es el problema? Pues son varios, aparte que estaria defraudando a la seguridad social, a hacienda que somos todos y a mi mismo porque no cotizo y por tanto no tendre paro ni pension, es una estafa que persigue hundir un sector creando otro paralelo del que recaudar el 20%+IVA de su facturacion.

      Desde mi punto de vista Google ha cogido la calculadora, ha hecho numeros y se ha dado cuenta que en el mundo entero cada dia se mueven millones de personas en taxi y que generan un volumen de negocio de millones de dolares. Sabido esto solo queda darle vueltas al coco para conseguir una tajada del 20% sin arriesgar nada (porque ellos no ponen ni un coche, solo la app), rapidamente se dieron cuenta que los taxistas no son tontos y que ninguno les iba a regalar el 20% de la facturacion por hacer una aplicacion que pusiera en contacto a clientes con taxistas. Solucion, crear un sector paralelo que aparentemente es mas barato aunque no lo sea y hundir al taxi legal que por tener que cumplir con todas las normas ya trabaja mas de 12 horas al dia para mantenerse a flote y que cualquier perdida de clientes lo remataria definitivamente.Pero ese no es el problema. No porque poco a poco los 15.000 taxistas de barcelona acabariamos trabajando para uber y pagando un impuesto revolucionario del 20%+IVA y todavia ganariamos mas que antes, solo que dinero en B y en vez de en taxi amarillo y negro pues en coche particular. El problema es que aparte de los 15.000 taxistas habria otras 60.000, 70.000 o 100.000 personas mas que querrian hacer de choferes de uber con lo que el pastel cada vez se reparte mas y mas con lo que acabariamos con 115.000 choferes luchando 12 horas al dia para hacer unas facturaciones irrisorias que no darian para ganarse la vida ninguno y de esas el 20%+IVA para google/uber a la cual se la suda que te ganes la vida pues ellos ingresan igual el 20% del total. Tanto vehiculo a su vez provocaria un enorme problema de movilidad y contaminacion en la ciudad, hecho que choca frontalmente con el compromiso adquirido por la ciudad de Barcelona, garante de la certificacion “Biosphere world class destination”, con la Agenda 21 en pro de un desarrollo sostenible. Entonces los choferes y el ayuntamiento se quejarian de que son demasiados y google para atender las demandas de sus colaboradores y de la administracion pondria un limite de choferes en activo y para regularlo tendrian que sacar algo similar a una licencia que iria cambiando de manos a precios variables en funcion de la demanda. Y para ese entonces volveriamos a tener el modelo de taxi actual pero dominado por 1 sola empresa a nivel mundial que se lo ha robado a sus antiguos trabajadores. VIVA LA GLOBALIZACION!!

      Por otro lado quien se puede creer que el servicio que ofrece uber sea consumo colaborativo? Quien se traga que cualquier persona, en cualquier momento del dia, cuando necesite ir a un lugar X va a encontrar a otro particular que casualmente quiere ir a ese mismo sitio? Y encima, si fuera consumo colaborativo como dicen, los unicos gastos a compartir serian los de la gasolina, entonces por que tienen unas tarifas casi identicas a las del taxi? Que ocurre que los taxistas actuales trabajamos a perdidas? Google ha metido 258.000.000 (258 millones) de dolares en esta empresa que para los que todavia piensan en pesetas pues son 42,927,588,000 (42.927 millones) de pesetas. Y no creereis que los piensa recuperar haciendo que la gente comparta los gastos de gasolina ¿no?.

      Señores, no se engañen, esto no es consumo colaborativo, esto es un negocio y haran lo que sea para monopolizarlo, como todo lo que hace google, elimina o compra a la competencia, segun lo que le salga mas a cuenta, y despues a ingresar millones.

      En fin, siento haberme extendido tanto pero creo que valia la pena intentar explicar un poco este tema porque el trasfondo es tan amplio que nos supera a todos. Google esta adquiriendo demasiado poder en todos los ambitos, esta hablando de crear su propio banco global y su propia compañia telefonica mundial, tiene demasiado control de nuestras comunicaciones (informacion privilegiada) como para que encima controle todas nuestras finanzas.Y no dudo en absoluto, que en el momento en que algun politico se manifieste a favor de cambiar las leyes actuales sera porque ha habido sobres de por medio, desde luego que presupuesto tienen.

    • Pingback: Las mejores herramientas colaborativas | Teletrabajo y Negocios()

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.