martes , 26 marzo 2019 Impresion Pyme
  • ¿Se desinfla el fenómeno emprendedor en España?

    Nunca ha sido fácil emprender en España. Y de hecho, cuando se les pregunta, los emprendedores de nuestro país asocian el fenómeno emprendedor más a una carrera de obstáculos que una forma de ganarse la vida con cierta facilidad y “tranquilidad”.

    Esto no ha impedido que en los años de la crisis económica, ante la falta de oportunidades del mercado laboral, se haya producido en España una especie de “boom del emprendimiento”, lleno de ideas de negocio, incubadoras de empresas, programas de acompañamiento público y privados, etc. Se ha querido convertir al emprendedor en el héroe de la “recuperación económica”, el protagonista que tenía que sacar de la crisis a España.

    emprender_buena_opcion_espana

    Pero tras unos años de proyectos de relumbrón, de exhibir ante la sociedad su estatus recién adquirido, con medidas públicas como la aprobación de la Ley de Apoyo al Emprendedor, hemos descubierto casi de pronto que los problemas de fondo siguen ahí, que no se puede construir un ecosistema emprendedor casi de la nada, si no se cambian unas cuantas cosas antes.

    Así lo revela el último GEM (Global Entrepreneurship Monitor), que en su informe para España y a pesar que en la introducción destaca que “más allá que un concepto de moda, el hecho emprendedor encierra una verdadera necesidad social”, se lamenta que en los últimos años se ha producido un “deterioro de la imagen de emprendedor en la sociedad”.

    percepcion_oportunidades_emprender

    Emprender por necesidad

    Para la elaboración del GEM de este año se ha tomado una base de más de 24.000 encuestas y la opinión de 500 expertos en la materia, que han aportado su visión acerca del estado del emprendimiento en España.

    De una forma similar a la que concluyó el último Observatorio del Clima Emprendedor elaborado por Sage, el GEM asegura que lo que más crece son los emprendedores empujados por la necesidad (29,2% al 29,8%), mientras que disminuyen los que lo hacen al detectar una oportunidad de negocio (66,8% al 66,2%).

    opinion_emprender_espana

    El tipo de empresa que protagoniza el 2014, es el de una empresa pequeña, que presta servicios principalmente a consumidores locales y carece de una aspiración firme de crecer. Y es que la realidad indica que ante la fata de un nuevo modelo productivo, siete de cada diez nuevas empresas se concentran en el sector servicios y cinco de cada diez nuevos negocios pertenecen a auto-empleados que no generan ningún puesto de trabajo adicional. El conjunto se completa con otro dato interesante: seis de cada diez nuevos negocios no tiene ninguna orientación innovadora.

    Tomado en frío este último dato podría ser uno de los más preocupantes, pero si vemos el vaso medio lleno y consideramos que el 40% de las nuevas empresas están intentando innovar o hacer las cosas de una forma diferente, tendríamos motivos más que para alegrarnos. El pero es que en el GEM no se entra al fondo de la cuestión en lo relativo al tipo de innovación y es difícil en este sentido entrar al fondo de la cuestión.

    A pesar de todo y desde un punto de vista cuantitativo, con respecto a los datos de 2013, ha aumentado la actividad emprendedora. La tasa de actividad emprendedora total (TEA) creció en 2014 hasta el 5,47%, lo cual representa un ligero repunte motivado principalmente por el incremento deemprenedores nacientes.

    entorno_emprender

    El proyecto GEM también permite conocer la opinión de la población española sobre si iniciar un nuevo negocio o ser una persona emprendedora puede ser considerado como una buena opción profesional en España. No parece el caso.

    En la última década, se ha podido observar que la opinión de la población española encuestada al respecto presenta una tendencia a la baja. En 2014, tan solo el 53,9% de la población española de 18 a 64 años encuestada opinaba que emprender podría ser considerado como una buena opción profesional en España. Es el porcentaje más bajo de las últimas diez ediciones y marca un preocupante punto de inflexión.

    Y no es porque los españoles no estén dispuestos a intentarlo. Si es cierto que el GEM revela que el 46,5% de la población española de 18 a 64 años manifiesta que el miedo al fracaso podría ser un obstáculo para ellos en el momento de llevar a cabo una iniciativa emprendedora, hablamos en realidad de un fenómeno que ha caido casi diez puntos desde que se publicó el primer informe en 2005.

    ¿Dónde encontramos el principal obstáculo? Una vez más en el entorno hostil con el que se topa la persona que quiere emprender en España. El entorno español conti- núa siendo poco favorable para emprender. A pesar de una ligera mejora en las evaluaciones con respecto al último GEM, la mayoría de las condiciones para emprender han obtenido una valoración media que rara vez llega al aprobado.

    Según la opinión de los expertos españoles entrevistados, en 2014 los cuatro principales obstáculos para emprender en España continúan siendo laspolíticas gubernamentales (67,6%), el acceso a la financiación (61,8%), la capacidad emprendedora (26,5%), y las normas sociales y culturales (23,5%).

    Emprender en España sigue por supuesto siendo posible y cada día en MuyPymes os hablamos de ideas innovadoras que desarrollan las pequeñas empresas de nuestro país. Pero a pesar de ello, del esfuerzo de tantas personas, todavía queda muchísimo trabajo por hacer si queremos equipararnos a otras economías avanzadas.

    También te gustará

    Mejora la conectividad de tu portátil con el TP-Link UB400

    TP-Link ha presentado el adaptador Nano USB UB400, una solución en pequeño formato que permite ampliar …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.