viernes , 20 septiembre 2019 Impresion Pyme
  • El 15% de españoles ha cambiado de residencia por trabajo en los últimos años

    Asempleo acaba de presentar un estudio sobre «Migración y Movilidad Laboral en España», en el que analiza los movimientos, tendencias, evoluciones y cambios de residencia de la población en edad de trabajar y de los trabajadores durante los últimos años.

    Entre las conclusiones que arroja el informe, destaca que, en 2014, un total de 80.141 personas emigraron a otros países, lo que representa el 185% más de los españoles que abandonaron nuestro país en 2007 (inicio de la crisis). Es decir, durante la crisis prácticamente se ha triplicado el número de españoles que emigran.

    La recesión de 2011 provocó una salida masiva de españoles ante la pérdida de esperanza de encontrar un empleo en nuestro país, creciendo este año un 88,1%. Esta tendencia se ha mantenido, si bien no ha sido tan marcada durante el último año.

    En este sentido, Europa acogió 38.941 españoles (un 48,6% de los emigrantes) en 2014, cifra muy similar a los que se dirigieron al continente americano, 35.042 personas. Cabe destacar el caso de Ecuador, que acogiendo a 7.841 españoles superó incluso a Estados Unidos, a donde se dirigieron 6.339 emigrantes. Entre los países de la Unión Europea, el destino más demandado sigue siendo Reino Unido, que recibió el pasado año 9.552 españoles.

    El perfil del emigrante español

    Del total de emigrantes, 59.984 personas tenían entre 16 y 64 años, es decir, el 75% estaba en edad de trabajar. Dentro de este grupo, son mayoría aquellos que tienen entre 25 y 34 años (21.768), seguidos de lo que tienen entre 35 y 44 años (17.917). Cabe destacar que, según ha ido avanzando la crisis, este último grupo ha ido creciendo en detrimento de los de 25 y 34 años, es también el colectivo que mayor incremento de emigraciones ha experimentado, registrando un crecimiento del 267,6%.

    Desde el comienzo de la crisis, del total de emigrantes 41.652 eran hombres, frente a 38.489 mujeres, balance que prácticamente se ha mantenido en 2014, cuando el 52% de españoles que salieron del país eran hombres y el 48% mujeres.

    Geográficamente, son los grandes núcleos urbanos lo que concentran mayores salidas, así Madrid y Cataluña acumulan el 43,7% de emigrantes, con el 24,1% y el 19,6% respectivamente. En todas las comunidades autónomas se han registrado incrementos de personas que han decidido dejar España desde el inicio de la crisis, excepto Madrid, que durante el último año registró una caída del 5,4%. Destacan por encima del resto La Rioja y Navarra, con evoluciones en migraciones desde el año 2007 del 383,5% y 350,2% respectivamente. En el caso contrario se encuentran el País Vasco (55%) y Galicia (85,2%).

    Por su parte, la mitad de trabajadores con estudios superiores han cambiado de residencia en menos de cinco años (47,2%), y aquellos con estudios primarios, solo llegan al 7,7%. A mayor formación, mayor movilidad. Por sectores, restauración, servicios personales, de protección y vendedores presentan la mayor movilidad (23,8% en los últimos 5 años) frente a la menor movilidad de los militares (1,3%), trabajadores cualificados en sector agrícola, ganadero, forestal y pesquero (1,4%) y directores y gerentes (4,3%).

    Los hombres, entre 25 y 34 años se mueven más a nivel nacional dentro del tramo de uno a tres años. Si hablamos de tres a cinco años, son los hombres entre 35 y 44 años los que mayor movilidad presentan.

    Por regiones, las CCAA con mayor movilidad laboral a corto plazo (menos de 5 años) son Cataluña (18,5%), Madrid (18,1%) y Canarias (18,6%), frente a la menor movilidad de Asturias (9,7%), Extremadura (10,1%) y Andalucía (12,3%).

    Los motivos laborales, causa de emigración

    Aunque en los datos que registra el INE sobre migraciones no se reflejan las causas, cabe pensar que en general el aumento de emigración se debe a las dificultades de las personas para encontrar un empleo, ya que estas salidas del país se incrementaron al comienzo de la crisis, con un pico en 2011, año en el que España se encontraba en una mala situación económica y laboral.

    En los últimos cinco años, el 15,1% del total de ocupados en 2014 cambió de residencia, frente al 19,9% registrado tan sólo en el año 2010, por lo que la movilidad laboral se ha ido reduciendo según avanzaba la crisis. Esto puede deberse a la búsqueda de estabilidad frente a las mejoras del entorno económico y laboral.

    La movilidad dentro de la misma provincia alcanzó el 22,5% en los últimos cinco años. Si hablamos de cambios de residencia a distinta provincia pero dentro de la misma comunidad autónoma, la cifra sube al 24,1%. La movilidad laboral regional a otras comunidades registró un 23,4% en este período.

    También te gustará

    Protege a tu pyme del ransomware con estos tres sencillos pasos

    El ransomware sigue siendo una de las amenazas de seguridad más importantes para empresas y …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.