lunes , 14 octubre 2019 Impresion Pyme
  • «Un poco puta»: repasamos las ofertas de trabajo más indignantes

    Hace unos días una oferta de trabajo publicada en una conocida web de anuncios causó estupor en medios y redes sociales. El demandante de empleo buscaba una camarera gallega guapa y «un poco puta», unos requisitos denigrantes y machistas que han vuelto a abrir el debate sobre el panorama laboral español. ¿Hasta donde estamos llegando? Los internautas compartieron la imagen del anuncio de trabajo en redes sociales, suscitando una indignación generalizada. La polémica llegó hasta el parlamento gallego, donde el caso fue criticado por la diputada socialista Carmen Gallego.

    El sindicato UGT ha demandado que la Inspección de Trabajo actúe ante una oferta que consideran «vejatoria y discriminatoria», que por atenta contra la dignidad de la persona y vulnera los valores y derechos reconocidos en la Constitución. Pero, desgraciadamente no es una oferta nueva, lamentablemente se cuelan muchas peticiones como esta en las webs españolas, pese a que las normas de publicación de las páginas de anuncios siempre dicen que los avisos deben «respetar las leyes y cualesquiera otras normas del ordenamiento jurídico aplicable» y puntualizan que en la categoría de empleo «no está permitido publicar anuncios relacionados con el sexo, el erotismo o el fetichismo así como masajes, compañía o amistad en esta sección». Pero sigue pasando. Y habitualmente con la mujer como diana. Veamos algunos recientes ejemplos:

    • «Buscamos dependienta de ropa para una oferta de dos meses (no remunerados) de lunes a sábado de diez a dos y de cinco a ocho y media de la tarde».
    • «Se busca secretaria personal para trabajo de exportación (…) Mandar correo con foto de cara y cuerpo entero. Gracias».
    • «Se busca peluquera Y esteticista (…) Sin cargas familiares presentes ni futuras».

    Algunas de estas ofertas denigrantes ofrecen trabajos sin remunerar o jornadas interminables a precio de saldo. Otras incluyen un decálogo de requisitos para optar al puesto. Esta exigencia después no se ve reflejada en el salario ofrecido. Las hay, incluso, que discriminan a aquellos que tienen cargas familiares, excluyen a los extranjeros o ni se molestan en detallar cuánto pagarán por los servicios prestados.

    camarera--575x323

    Estas ofertas recorren toda la geografía y retratan la triste realidad de muchas personas que buscan trabajo desesperadamente y encuentran auténticos explotadores laborales disfrazados de empresas. Algunas, como en el caso del particular que busca a una dependienta de ropa para trabajar gratis de lunes a sábado, el que publica la oferta recalca en varias ocasiones que el empleo no será remunerado.

    En Madrid un particular buscaba recientemente «una interna preferiblemente de nacionalidad filipina y que hable inglés para llevar una casa de un matrimonio con dos niños en edad escolar por sólo 800 euros al mes». La precarización y el abuso se han convertido en una tendencia cotidiana. Las empresas pueden ofertar unos empleos cada vez más precarios para cubrir puestos de alta cualificación y responsabilidad, aunque los salarios recibidos a cambio estén, en muchos casos, por debajo del salario mínimo.

    Hace unos meses UGT publicó un informe en el que denunciaba la opacidad de las ofertas del trabajo, en las que muchas veces no se especifica salario, tiempo de trabajo ni la formación que se requiere. Las ofertas sexistas merecen un capítulo aparte. CCOO denunció hace un tiempo que en un conocido portal de búsqueda de empleo se colgaban ofertas discriminatorias como esta: «Diplomado en educación social. (…) Sexo varón (Abstenerse mujeres)».

    El sindicato recuerda que este tipo de discriminación por sexo «está prohibida en el Estatuto de los Trabajadores», pues no deja que las mujeres tengan «un acceso igualitario y normalizado al empleo, impidiéndoles el ejercicio de su desarrollo profesional y de una vida digna». Desde CCOO denuncian este tipo de discriminaciones y exigen la retirada de estas ofertas, inadmisibles en un Estado de Derecho que debe garantizar la igualdad de trato y oportunidades entre mujeres y hombres.

    14452397283474

    Esta organización denuncia en este caso las becas «que encubren puestos laborales» en el sector y «hacen fraude a la Seguridad Social». La mayoría se publican en páginas web donde se anuncian particulares. En muchos casos de pide al postulante el certificado discapacidad, porque así la empresa puede desgravarse impuestos.

    Pero, las estrategias de algunos para pagar menos alcanzan cotas insospechadas, como esta oferta en la que se busca a un «señor árabe mecánico en Navalmoral de la Mata, Cáceres». En el sector periodístico se dan también propuestas que podemos teñir de «esclavistas», como esta oferta en la que se buscan redactores que pide como requisito «Capacidad de investigación y de trabajo en el mundo online 24/7/365». O lo que es lo mismo: «capacidad para estar operativo los 365 días al año, los siete días a la semana, las 24 horas al día».

    ¿Cómo denunciar una oferta de trabajo abusiva?

    Existen medidas legales para denunciar este tipo de abusos y en caso de no disponer de medios económicos para costearnos un abogado, tenemos la posibilidad de solicitar uno de oficio al colegio de abogados. Otras formas de denunciar estos casos son a través de las redes sociales. Existen grupos en Facebook y Twitter a tal efecto. Este tipo de ofertas de trabajo, deben darse a conocer no solamente para que los responsables de las mismas respondan ante la ley, sino también para advertir a otras personas. Por último hay que tener especial cuidado cuando optamos a un puesto de trabajo en otro país, ya que el fraude existe en todas partes y el estar lejos de casa nos complica la situación. Por eso es importante tener con nosotros los teléfonos de contacto de embajada y consulados.

    También te gustará

    procés

    CEPYME muestra su respeto a la sentencia del procés dictada por el Supremo

    En relación con la sentencia del Tribunal Supremo sobre el juicio a los políticos catalanes …

    • Marcos Mora

      No le veo por qué tanto escándalo, lo más probable es que nadie llame para obtener esos trabajos. Los que pierden tiempo y dinero anunciando tales tonterías son los empleadores. Para que perder tiempo y dinero denunciándolos?

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.