viernes , 22 marzo 2019 Impresion Pyme
  • Por qué no consigues cobrar al paro si eres autónomo

    Una de las noticias que  en MuyPymes más ha dado de lo que hablar la publicábamos el pasado mes de abril: “Autónomos de todas las edades podrán cobrar el paro durante nueves meses”Lo que se presentaba como una noticia positiva, ha cristalizado en una serie de comentarios y de experiencias personales que en realidad reflejan una realidad muy diferente: ser autónomo y cobrar el paro no es sencillo. Más bien todo lo contrario.

    ¿A qué se debe? Principalmente por la incapacidad de buena parte de los integrantes de este colectivo para poder demostrar lo siguiente: “El motivo para que el autónomo de por finalizada la actividad empresarial debe ser económico, técnico, productivo u organizativo, pérdida de licencia administrativa, causa de fuerza mayor, caso de violencia de género, divorcio o acuerdo de separación matrimonial, y debe ser justificado”.

    Es decir, la mayoría de las solicitudes se rechazan porque la administración considera que no se aportan suficientes pruebas. Y el argumento sobre el que se sustenta el rechazo es tan sencillo como vago: de la misma forma que un autónomo puede poner en marcha su actividad cuando quiera, también pueda darla por finalizada cuando considere, sin que sea forzosamente necesario hacerlo. Es decir, la administración intentará demostrar que la baja es voluntaria.

    Como explican desde Infoautónomos, la prestación del paro en el caso de los autónomos no es atribuible al SEPE (Servicio de Empleo Público Estatal) sino a las mutuas de accidentes de trabajo, con cargo a las mismas, por lo que los requisitos que solicitan a la hora de acreditar las pérdidas, son en muchos casos inaccesibles para los autónomos, que no llevan una contabilidad como el de una sociedad, o bien están en un régimen de módulos, por lo que no tienen manera posible alguna de acreditar pérdidas que hayan promovido el cierre del negocio.

    Principalmente el trabajador autónomo que quiera acogerse a esta prestación deberá ser capaz de demostrar un nivel de pérdidas del 10% de forma documental por lo que antes incluso de poner en marcha un negocio conviene recibir el asesoramiento de un despacho profesional o gestoría capaz de dar fe del estado de las cuentas.

    Más difíciles de demostrar son las causas técnicas, productivas u organizativas y tal vez la forma más sencilla de acceder a esta prestación es demostrar que se ha perdido la licencia administrativa para seguir ejerciendo una actividad.

    También te gustará

    Compal DuoFlip: un portátil para diseñadores y creadores de contenido

    El sector portátil ha experimentado una transformación importante durante los últimos años, gracias sobre todo …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.