Viernes , 22 septiembre 2017 Impresion Pyme
  • Gig Worker: la nueva categoría para los trabajadores de la economía colaborativa

    gig-economy

    Reparten comida a domicilio. Conducen coches con licencia VTC. Limpian casas. Son algunos de los empleos que ha generado la conocida como economía bajo demanda o “gig economy”. Sus trabajadores son generalmente autónomos y a pesar de la flexibilidad que prometen estas plataformas, generalmente se dedican a trabajar en exclusiva para una única empresa.

    Desde hace un par de años quieren más. En el caso de empresas como Uber, muchos de sus conductores han presentado demandas ante los tribunales para que se les reconozca como trabajadores de pleno derecho. Y en algunos casos como en Reino Unido, han conseguido victorias parciales que les han permitido asegurarse un salario mínimo.

    En España, conocido es el caso de EsLife un popular plataforma de limpieza a domicilio, que se vio obligada a cerrar sus puertas en 2015 después de que la inspección de trabajo determinara que los trabajadores de la startup valenciana no podían ser autónomos. Más reciente es el caso de los riders de Deliveroo, que tal y como os contábamos esta misma semana, se han declarado en huelga para pedir una mejora de sus condiciones laborales.

    deliveroo_valencia

    Ni asalariados, ni autónomos

    La mayoría de las plataformas esgrime, con parte de razón, que asumir en su plantilla al grueso de trabajadores que en estos momentos se mantienen como autónomos, supondría poner en peligro la viabilidad de las propias compañías. ¿Por qué? Porque en sectores como el delivery, la limpieza a domicilio o incluso el transporte de viajeros la competencia es tan feroz que los márgenes son mínimos.

    Tan pequeños, que resulta bastante habitual que cuando estas empresas entran en nuevos mercados, durante un tiempo estén trabajando directamente a pérdidas, con la esperanza de hacerse fuertes en esos mismos mercados y poder en un segunda etapa subir los precios.

    En segundo lugar, asumir a todos a la mayoría de los trabajadores de la gig economy como asalariados, se traduciría automáticamente en un sustancial aumento del precio de los servicios prestados. A casi nadie le importa pagar 4 ó 5 euros para que le lleven la compra a casa o le traigan la comida de su restaurante favorito en menos de una hora. ¿Pero estarían dispuestos a pagar 10 ó 15 euros? Porque este sería el probable escenario. ¿Por qué viajar en un VTC cuesta igual o menos que un taxi cuando se ofrece un mucho mejor servicio?

    Así que nos encontramos en un momento en el que estos trabajadores autónomos en su mayoría preferirían no serlo y unas plataformas que siendo honestos, tampoco se pueden permitir tener a todos como asalariados. ¿La solución? Como han hecho en otras ocasiones, en Reino Unido están planteando una tercera vía.

    uber-gig-worker-status

    Gig Worker: una alternativa laboral

    El pasado mes de febrero os contábamos que la Cámara de los Comunes de Londres había iniciado una investigación sobre las prácticas laborales de este tipo de compañías. El objetivo de dicha investigación era el de dibujar unas líneas maestras que pudieran dar lugar a una nueva regulación para este tipo de trabajadores.

    Terminados los trabajos de investigación y en colaboración con algunas de las empresas que forman parte de este movimiento, emerge la posibilidad de que Reino Unido cree una nueva categoría laboral que haría de puente entre los beneficios que obtienen los asalariados y la flexibilidad de la que disfrutan los trabajadores autónomos. A falta de un nombre mejor, de momento esta categoría recibiría el nombre de “Gig Worker”.

    La primera en apuntarse ha sido Deliveroo, que como cuentan en la BBC se ha mostrado dipuesta a pagar las bajas por enfermedad y accidentes laborales que pudieran sufrir sus más de 15.000 riders. Otras coberturas como por ejemplo la baja por maternidad podrían ser estudiadas en un segundo momento. Lo que sin embargo no se ha comprometido la firma inglesa es a pagar un salario mínimo, ya que entiende que es imposible de garantizar dada la flexibilidad de su negocio.

    De momento las cartas están sobre la mesa y tendrá que ser el Gobierno británico el que decida si da luz verde a la creación de esta nueva categoría laboral. De ser así es probable que pronto otras empresas como Uber o Amazon Now se sumarían a la misma, en parte para lavar su imagen, en parte porque realmente les interesa.

    ¿Es esperable algo así en España? Desde luego no en un futuro próximo o inmediato pero al igual que algunas administraciones públicas en los últimos meses están enseñando los dientes a las plataformas de alquiler de pisos turísticos, tampoco es descartable por completo.

     

    También te gustará

    car sharing

    El ‘car sharing’ se abre paso entre las preferencias de movilidad de los españoles

    El 14% de los españoles utiliza servicios de ‘car sharing’ de manera habitual. Esta fórmula …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.