miércoles , 12 diciembre 2018 Impresion Pyme
  • Cómo presentar las cuentas anuales

    Cuentas anuales

    Las cuentas anuales, también conocidas como estados financieros, informes financieros o estados contables, consisten en informes empleados por las instituciones para hacer pública su situación económica y financiera, así como los cambios experimentados en una fecha o en un periodo concreto. Todos estos informes forman parte de la contabilidad final y se elaboran según los principios de contabilidad, normas contables o normas de información fianciera.

    Para ello es necesaria la figura de los contadores públicos, que habitualmente deben registrarse en organismos de control públicos o privados para ejercer la profesión. La información generada en las cuentas anuales es útil para la administración así como accionistas, acreedores y propietarios.

    Para presentar unas cuentas anuales,es necesario incluir el balance, la cuenta de pérdidas y ganancias, el estado de cambios en el patrimonio neto y la memoria. Toda esta documentación debe ser presentada de acuerdo con el Código de Comercio, el Texto Refundido de la Ley de Sociedades Anónimas, la Ley de Sociedades de Responsabilidad Limitada y el Plan General de Contabilidad de Pequeñas y Medianas Empresas.

    El balance

    El balance es un resumen de la situación de la empresa, que acoge la información relativa a los bienes y las deudas. Consta del activo y el pasivo. El activo son los recursos que tiene la empresa y se clasifican según la posibilidad de que se hagan efectivos, es decir, que se conviertan en dinero.

    El activo se divide en corriente y en no corriente. El activo corriente incluye el efectivo y los bienes convertibles en dinero en doce meses: dinero, saldos, materias primas, stock, etc. El activo no corriente, por su parte, consta de bienes y derechos de propiedad de la empresa que puedan  convertirse en dinero en un plazo de más de un año: ordenadores, maquinaria, edificios…

    El pasivo, por su parte, son las deudas a cargo de la empresa, dividiéndose también en pasivo corriente y en pasivo no corriente. El pasivo corriente son aquellas deudas que tienen que cancelarse en un plazo inferior a doce meses (deudas con proveedores, salarios, gastos de la Seguridad Social) mientras que el pasivo no corriente, son los préstamos a más de un año como las deudas por adquisición de activos.

    La cuenta de pérdidas y ganancias

    La cuenta de pérdidas y ganancias es una parte fundamental de las cuentas anuales. Consta del resumen  de todos los ingresos y todos los gastos que genera una organización durante un ejercicio contable. El resultado del ejercicio es el importe que ha ganado una empresa en un periodo determinado. Asimismo, el resultado de la explotación y el resultado financiero permiten realizar un análisis aproximado de las causas de ese resultado.

    Estado de cambios en el patrimonio neto

    El estado de cambios del patrimonio neto consta de todas las operaciones que afectan a los fondos propios, provengan del resultado económico del ejercicio (con beneficio o pérdida), de operaciones imputadas al patrimonio neto o de operaciones realizadas con los propietarios del capital (ampliaciones de capital o reparto de dividendos entre otros).

    El modelo ordinario del estado de cambios en el patrimonio neto incluye tres componentes fundamentales: el saldo de la cuenta de pérdidas y ganancias, las imputaciones al patrimonio neto recogidas a través de las cuentas y las operaciones con los socios que supongan nuevos fondos. En este último caso podríamos incluir ampliaciones de capital que imliquen aportación de los socios o aportaciones para compensar pérdidas.

    Memoria

    La memoria se realiza para completar, ampliar y comentar la información contenida en los documentos que integran las cuentas anuales. Hay que tener en cuenta que la memoria recoge la información mínima a cumplimentar y deberá indicarse cualquier otra información no incluida en el modelo de la memoria que sea necesaria para permitir el conocimiento de la situación y actividad de la empresa en el ejercicio. Asimismo, la información cualitativa deberá referirse al ejercicio al que corresponden las cuentas anuales y deberá afectar todo lo establecido en la memoria a las empresas multigrupo, adaptado para la presentación.

    Cuentas anuales

    Tipos de cuentas anuales

    Existen diferentes tipos de cuentas anuales. Las cuentas anuales abreviadas, las cuentas anuales normales y las cuentas anuales pymes.

    Cuentas anuales normales

    Las cuentas anuales normales están recogidas en el RD 1514/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el Plan General de Contabilidad. En principio, todas las sociedades están obligadas a su presentación, salvo las que tengan derecho a presentar las cuentas anuales abreviadas o las que puedan acogerse al Plan General de Contabilidad de PYMEs.

    Cuentas anuales abreviadas

    Las cuentas anuales abreviadas se diferencias de las cuentas anuales normales en su simplicidad. Estas últimas  tienen un formato más simple, donde hay una menor desagregación de la información; no hay normas especiales definidas para este tipo de documentos. Para poder formular  el balance, la memoria y el estado de cambios en el patrimonio neto abreviados las sociedades que durante dos ejercicios consecutivos reúnan, a la fecha de cierre de cada uno de ellos, al menos dos de las siguientes circunstancias, recogidas en el artículo 49 de la Ley de Emprendedores:

    a) Que el total de las partidas del activo no supere los cuatro millones de euros.

    b) Que el importe neto de su cifra anual de negocios no supere los ocho millones de euros.

    c) Que el número medio de trabajadores empleados durante el ejercicio no sea superior a cincuenta.

    Las cuentas de pérdidas y ganancias podrán ser presentadas de forma abreviada siempre y cuando se cumplan dos de las siguientes circunstancias:

    a) Que el total de las partidas de activo no supere los once millones cuatrocientos mil euros.

    b) Que el importe neto de su cifra anual de negocios no supere los veintidós millones ochocientos mil euros.

    c) Que el número medio de trabajadores empleados durante el ejercicio no sea superior a doscientos cincuenta.

    Cuentas anuales PYME

    Para poder presentar el modelo PYME de cuentas anuales tanto para el balance como para la cuenta de pérdidas y ganancias las sociedades que cumplan las siguientes condiciones:

    1. Que el total de las partidas del activo no supere los 2.800.000 euros.
    2. Que el importe neto de su cifra anual de negocios no supere los 5.700.000 euros.
    3. Que el número medio de trabajadores empleados durante el ejercicio no sea superior a 50.

    Este es el modelo más empleado por la mayoría de las pequeñas y medianas empresas de España. Hay que tener en cuenta que la fórmula elegida deberá mantenerse al menos durante tres períodos consecutivos.

    Quizás también te pueda interesar:

     

    También te gustará

    Cisco anima a las pymes a pasarse al cloud para gestionar y proteger su red corporativa

    Para una pyme, la gestión de su red corporativa puede convertirse en una tarea costosa …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.