domingo , 18 noviembre 2018 Impresion Pyme
  • Talento: cómo retener a los mejores profesionales en tu empresa

    Mejores profesionales

    En una empresa tan importante es la búsqueda de empleados brillantes y con talento que puedan sacar adelante las labores diarias, como el hecho de que esas personas puedan quedarse trabajando con nosotros por un largo periodo. La retención de talento es una de las grandes obsesiones de los jefes y de los responsables de los departamentos de recursos humanos. Por ello, siempre es una satisfacción que una vez que hemos detectado talento en nuestro lugar de trabajo podamos crecer de manera conjunta con esa persona brillante una vez que ha liderado diferentes procesos en la compañía.

    Causas por las que los empleados cambian de empresa

    Según un estudio realizado por la consultora de selección de personal especializado, Antal International, las siguientes son las causas por las que habitualmente los empleados deciden buscar nuevos horizontes y abandonar la empresa en la que estaban trabajando.

    Descontento con el salario. Suele ser la principal razón, y el primer motivo por el que cualquier trabajador abandona su empresa y decide buscar empleo en la competencia. Un salario competitivo y aceptable ayuda a retener el talento en nuestras empresas. Una subida salarial o un sueldo generoso de inicio suponen un freno a que esas personas se vayan salvo que se trate de profesionales que busquen un desarrollo profesional superior en empresas multinacionales con más nombre

    Muestras de reconocimiento. Sentirse reconocido y valorado en el trabajo es fundamental para que un trabajador continúe en su puesto. Las empresas que mejor fidelizan a sus empleados acostumbran a felicitarles cuando consiguen algún logro. Es importante en este punto,  saber hacer ver a sus empleados que el tiempo que invierten y los esfuerzos que hacen se aprecian y se reconocen por parte de los superiores.

    Buena comunicación. Para que los trabajadores se sientan parte de la compañía es fundamental acostumbrarles a que expresen sus ideas, dudas y opiniones. En definitiva, que fluya la comunicación. Que sientan que forman parte activa en la consecución de los objetivos de la compañía. Hay que evolucionar hacia un modelo de empresa donde existan vías de comunicación abiertas y donde los altos mandos no sean herméticos, sino que se muestren accesibles para todas las personas que forman la empresa.

    Guías y mentores. Es importante que los  empleados puedan tener mentores en la  propia empresa, personas con experiencia dentro de la organización que les ayudan a lograr el desarrollo personal y profesional a través de sus propias vivencias en el campo a desarrollar.

    Política de promoción clara. El trabajador tiene que visualizar la posibilidad de ascender en su empleo. La opción de promocionar en la empresa y tener un buen desarrollo profesional son fundamentales para cualquier trabajador con cierta ambición. La plantilla debe estar informada en todo momento de cómo se consigue esa promoción sin que haya ninguna duda. La sensación de estancamiento profesional provoca la frustración de los empleados y puede suponer una razón más que de peso para que se vayan a otra empresa a buscar otros retos de carácter profesional.

    Retos alcanzables. Hay muchas profesionales que valoran especialmente la posibilidad de asumir nuevos retos y nuevas competencias como forma de desarrollo profesional y un mayor sentimiento de que son útiles dentro de la empresa.

    Talento

    Incentivos para retener a los mejores empleados

    Otra medida que se puede implementar para retener a los mejores empleados es ofrecerles incentivos. Hay que tener en cuenta que los mejores trabajadores no duran demasiado tiempo en las empresas porque están acostumbrados a recibir ofertas suculentas con cierta frecuencia.

    Por ello, muchas compañías se dedican a incentivar a sus trabajadores para hacerles ver que mejor que en su trabajo presente no van a estar en otro lado.

    Uno de los principales incentivos que tienen los empleados son los regalos que reciben por parte de la empresa. Pueden ser también incentivos económicos, pero sobre todo son obsequios, habitualmente productos electrónicos o de otra índole. También están los viajes y las capacitaciones en el exterior como grandes motivadores. Estos elementos no sólo sirven como estimuladores sino que también refuerzan los vínculos entre el trabajador y la empresa que terminan haciendo que el empleado afronte sus labores diarias con un interés extra.

    Flexibilidad

    Ofrecer un trabajo flexible también es un punto importante a la hora de retener talento una empresa. Más aún en los tiempos que corren en los que la mayoría de puestos de trabajo los ocupan o los nuevos los van a ocupar, personas nacidas entre los 80 y los 90 con otra mentalidad y otras experiencias vividas.

    Las nuevas generaciones acostumbran a ser personas creativas, trabajadoras y exigentes, sin problemas para cambiar de empleo si la situación lo exige. Por ello, las empresas del siglo XXI deben conocer las inquietudes de sus empleados para poder ofrecerles un plan atractivo que les ayude a quedarse y no terminen optando por elegir nuevos horizontes.

    En este punto, potenciar el desarrollo personal y profesional, la conciliación de la vida laboral y familiar (flexibilidad horaria, realizar actividades ocio fuera de la empresa, etc.) y la gestión de un buen clima laboral se antojan fundamentales.

    Quizás también te pueda interesar:

    También te gustará

    Los mejores contenidos de la semana en MuyPymes

    Como cada domingo aprovechamos la recta final del fin de semana para dar un repaso …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.