sábado , 25 enero 2020 Impresion Pyme
  • El reto del ahorro en unos sencillos pasos

    Hacer ejercicio, dejar de fumar o perder algunos kilos son algunos de los propósitos de año nuevo más repetidos. Lograrlos ya es otra cosa. Ahorrar es otro de los clásicos que año tras año figura en la mayoría de las listas.

    Pero ¿cómo conseguir que nuestra cuenta de ahorro crezca? El problema es que muchas veces no sabemos ni por dónde empezar. La cuesta de enero complica empezar el año ahorrando, lo que desmotiva a muchos consumidores. Después llegan los gastos de Semana Santa, las vacaciones de verano, la temida vuelta al cole… y otra vez la Navidad.

    Si cada año nos proponemos ahorrar y no logramos nuestro objetivo, podemos plantearnos algún reto que nos motive. Así, podremos acumular una cantidad de dinero significativa que nos permitirá hacer frente a un imprevisto o realizar una compra sin endeudarnos.

    Reto de ahorro

    La ventaja de los retos de ahorro es que “se pueden adaptar al bolsillo de cada consumidor”, explican los expertos del comparador de cuentas de ahorro y depósitos HelpMyCash.com, que han recopilado tres métodos para ahorrar.

    El reto del céntimo nos permitirá acumular 668 euros en un año sin apenas esfuerzo. Consiste en ahorrar un céntimo el primer día, dos el segundo y así sucesivamente hasta guardar 3,65 euros el último día del año. Para cumplir este propósito podemos aprovechar las vueltas de nuestras compras del día a día.

    Con el reto de las 52 semanas podemos amasar 1.378 euros al año. Como el método anterior, es progresivo. La primera semana del año empezamos ahorrando un euro, la segunda, dos y así hasta ahorrar 52 euros la última.

    Para los que quieran ver resultados a muy corto plazo, el reto de los 30 días permite ahorrar una cantidad significativa de dinero en tan solo un mes. Eso sí, requiere un esfuerzo mayor. Consiste en ahorrar un euro el primer día, dos el segundo, tres el tercero hasta llegar a 30 el último. Si lo cumplimos, en un mes habremos ahorrado 465 euros. Y podremos repetirlo el mes siguiente. Tras un año, nuestra cuenta de ahorro habrá acumulado 5.580 euros.

    La ventaja de estos retos es que se pueden personalizar en función de la capacidad de ahorro de cada consumidor, por lo que el límite lo ponemos nosotros. Por ejemplo, si con el reto de los 30 días decidimos ahorrar la primera jornada 50 céntimos y así progresivamente, al final de mes habremos ahorrado 233 euros.

    En el caso del reto del céntimo, si aumentamos progresivamente nuestro ahorro en cinco céntimos al final del año habremos acumulado unos 3.340 euros. Eso sí, en diciembre tendremos que ahorrar 543 euros, una cantidad abultada, por lo que es importante escoger la cifra correcta con la que empezar el año para no fracasar en el intento.

    Para cumplir estos retos, podemos comenzar con la clásica hucha de porcelana. Sin embargo, cuando la cantidad sea considerable, deberíamos plantearnos contratar una cuenta de ahorro sin comisiones en la que guardar el dinero por seguridad. Además, podremos incrementar el capital gracias a la rentabilidad del producto, apuntan fuentes de HelpMyCash.

    Alternativa para los que no les gustan los retos

    Otra opción es fijarnos simplemente una cifra mensual que sea realista. Pero ¿cuánto dinero deberíamos guardar cada mes? La regla 50/30/20 nos resuelve la duda: la mitad de nuestros ingresos deberíamos dedicarlos a sufragar los gastos imprescindibles, como la cesta de la compra, los suministros o el alquiler; el 30% a costear los gastos prescindibles, como las actividades de ocio, y el 20% restante a ahorrar.

    Solemos cometer el error de considerar el ahorro como la diferencia entre los ingresos y el consumo mensual. De esta manera, ahorramos a final de mes lo que nos haya quedado y solo si no lo hemos gastado todo. Pero si cambiamos la ecuación y ahorramos a principios de mes, justo después de cobrar, evitaremos gastar ese dinero y lograremos nuestro objetivo más fácilmente. Además, podemos hacerlo sin darnos cuenta programando una transferencia automática desde nuestra cuenta corriente a una de ahorro.

    Cambia tus hábitos de consumo

    La lógica nos invita a pensar que si ganásemos más, nos resultaría más fácil ahorrar. Pero lo cierto es que la mayoría nos vamos a tener que conformar con gastar menos. Un simple cambio de hábitos puede reducir nuestro consumo en cientos de euros al año.

    Cambiar de supermercado puede ahorrarnos de media al año 1.063 euros en la cesta de la compra, según un estudio publicado el pasado año por la OCU. Asimismo, desconectar los electrodomésticos y no dejarlos en standby nos permitirá ahorrar unos 40 euros al año, según el IDAE.

    Por otra parte, según cálculos de HelpMyCash a partir de los datos que publica diariamente el Ministerio para la Transición Ecológica, podemos ahorrar hasta 40 céntimos por litro de diésel y hasta 39 céntimos por litro de gasolina 95 si acudimos a las estaciones de servicio más baratas de España, lo que equivale a un ahorro anual de 240 euros en el primer caso y de 233 euros en el segundo para un consumo de 50 litros de combustible mensual.

    También podemos ahorrar si abrimos una cuenta corriente que no tenga comisiones. Solo los gastos de mantenimiento de una cuenta pueden superar los 100 euros anuales, explican desde HelpMyCash.

    También te gustará

    Epson cree que la inversión en impresión «business inkjet» puede liberar recursos y mejorar el ahorro y la sostenibilidad

    El último informe «The New Economics Of Print» de Epson muestra algunos datos interesantes que …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.