Connect with us

Hola, ¿qué estás buscando?

Viernes, 24 Mayo 2024

Digitalización

Cómo liberar recursos en Windows 10 cerrando aplicaciones en segundo plano que no necesitas

Windows 10 es un sistema operativo moderno y equilibrado que hace un uso bastante eficiente de los recursos del sistema. Gracias a esto es posible disfrutar de una buena experiencia incluso en configuraciones relativamente modestas, pero puede verse afectado por el paso del tiempo y el uso que le demos.

Hace poco vimos el impacto que tiene el simple uso en la unidad de almacenamiento y os contamos cómo podemos optimizarla para que recupere su rendimiento, y hoy queremos centrarnos en otro tema importante: liberar recursos cerrando aplicaciones que quedan en segundo plano y que realmente no utilizamos.

Para entender mejor este caso práctico quiero explicaros primero qué son exactamente las aplicaciones en segundo plano que tenemos en Windows 10 y por qué es importante controlarlas. Una aplicación en segundo plano es aquella que no estamos utilizando de forma activa pero que, sin embargo, está abierta y consumiendo recursos.

Windows 10 mantiene por defecto algunas aplicaciones en segundo plano con un consumo de recursos mínimo, pero el problema viene por parte de aquellas aplicaciones que instalamos nosotros y que con el tiempo dejamos de utilizar, pero que se mantienen en segundo plano y consumen recursos de forma constante.

Windows 10

Como podemos ver en la imagen adjunta una aplicación en segundo plano consume memoria RAM, y puede utilizar también recursos a nivel de procesador, de disco e incluso de red, si se actualiza de forma periódica y automática. Bien, para cerrar aplicaciones en segundo plano y liberar recursos solo tenemos que:

Advertencia, desplázate para continuar leyendo
  • Pulsamos la tecla Windows y escribimos (sin comillas) «Administrador de Tareas». Nos vamos a la pestaña «Procesos» y vemos las aplicaciones que están en ejecución.
  • En la parte superior aparece el consumo de recursos de cada una de ellas.
  • Hacemos clic derecho en la que queramos cerrar y elegimos la opción «Finalizar Tarea».
  • Tened en cuenta que cabe la posibilidad de que esa aplicación que hemos cerrado se vuelva a abrir cuando apaguemos y encendamos de nuevo el PC, lo que significa que consumirá recursos de nuevo.
  • Si queremos deshacernos de forma definitiva de esas aplicaciones y evitar que carguen de nuevo en segundo plano tenemos que eliminarlas. La forma más fácil es pulsar la tecla Windows y escribir «Agregar o Quitar Programas». Buscamos la aplicación o aplicaciones que queremos eliminar en la lista que nos aparecerá y ya está.

Algunas aplicaciones que trabajan en segundo plano pueden consumir bastante memoria RAM. Deshacernos de ellas puede ayudarnos a mejorar el rendimiento de forma considerable, sobre todo en equipos que tengan menos de 4 GB de RAM.

Advertencia
Advertencia

Te recomendamos

Noticias

Las aplicaciones de delivery se han convertido en de las mayores revoluciones en lo que a al mundo de la restauración se refiere. La...

Digitalización

Google ha añadido una nueva función a Gmail que no solo resulta muy interesante, sino que también es muy útil, porque facilita la organización...

Digitalización

Si dudas a la hora de elegir entre Windows 10 o Windows 11 tranquilo, no eres el único. El lanzamiento de Windows 11 vino...

Noticias

La startup, Celebreak, ha cerrado una ronda de 1,1 millones de euros. Su producto es una app para organizar y gestionar partidos amistosos de...

Copyright © Total Publishing Network S.A. 2024 | Todos los derechos reservados